Menú
Qué son las necesidades básicas en la infancia
Qué son las necesidades básicas en la infancia

INFANCIA

Qué son las necesidades básicas en la infancia

Las necesidades básicas de la infancia son aquellas que son necesarias para el correcto desarrollo de los niños.

En los últimos años el concepto de infancia se ha visto modificado, la aparición de los derechos de los menores y la modificación de la estructura familiar, entre otras muchas cosas, han hecho que las necesidades básicas de los niños se vean desde otra perspectiva, al igual que la idea de estos, pasando a verlos como seres autónomos, importantes para su entorno social, capaces y muy presentes.

¿Qué son las necesidades básicas en la infancia?

Podemos describir las necesidades básicas de la infancia, como aquellas que son necesarias para el correcto desarrollo del niño desde que nace hasta su plena autonomía. Dentro del concepto de necesidad básica, podemos destacar las necesidades vitales, las cuales son: comer, beber y dormir.

No obstante, en este momento, al decir necesidades básicas nos referimos a aquellas, que a mayores de las vitales son realmente importantes tener cubiertas para crecer tanto física como psicológicamente de manera adecuada. Es por esta razón que se denominan:

  • Necesidades básicas emocionales: las cuales hacen referencia al crecimiento y desarrollo emocional y psicológico del niño.
  • Necesidad básicas físicas: las cuales hacen referencia al crecimiento, a los cuidados físicos, a la salud, higiene, sus necesidades motrices, etc.

Cada niño es diferente y tiene un carácter y un temperamento únicosCada niño es diferente y tiene un carácter y un temperamento únicos

¿Cuales son estas necesidades básicas?

En la actualidad, gracias a las nuevas metodologías activas de educación y crianza, y al auge que han ido adquiriendo estas, es común escuchar hablar a los especialistas de satisfacer adecuadamente las necesidades de la infancia, dar una respuesta de calidad, etc.

Pero lo que muchos padres se preguntan: ¿Cuáles son realmente las necesidades de mi hijo? Por ello, desde Bekia, os dejamos una lista de las siete necesidades básicas, tanto necesidades emocionales como necesidades físicas, que tiene todo menor, en cualquier circunstancia.

Debemos aclarar que dicha lista habla de las necesidades básicas más allá de las de alimentación, higiene y sueño, las cuales consideramos que no son básicas, si no vitales.

Las siete necesidades que los niños necesitan para crecer de manera autónoma, felices, con confianza y salud son todas las que te comentamos a continuación.

La necesidad de establecer relaciones afectivas estables

Esta es considerada una de las necesidades emocionales, los niños desde que nacen necesitan sentir el afecto de sus progenitores. Por ello se le da mucha importancia al establecimiento de relaciones estables y seguras, ya que se considera que mediante estos vínculos el niño se desarrolla de manera global.

Bowlby, un psicoanalista inglés, notable por su interés en el desarrollo infantil y sus pioneros trabajos sobre la teoría del apego, afirma que los bebés necesitan sentirse queridos y cuidados de manera continua, así como establecer un vínculo de apego seguro, del cual obtener resiliencia. Esta le otorgará la capacidad de afrontar los problemas en su vida adulta.

Podemos definir el apego como una vinculación afectiva intensa que se produce en los primeros años de vida y que marca la forma de relacionarnos en el futuro.

La necesidad de protección y seguridad

En esta caso se juntan las necesidades físicas con las necesidades emocionales ya que los niños necesitan un entorno que les proporcione protección tanto a nivel físico como psicológico. Esta necesidad no solo se basa en adecuar el entorno para que no sufran riesgos, también está muy ligada a una vinculación afectiva segura, ya que mediante esta, el niño se siente protegido en presencia del adulto y se atreve a explotar activamente su medio, creciendo con confianza y autonomía.

La necesidad de experiencias acordes a sus necesidades individuales y a su nivel de desarrollo

Cada niño es diferente y tiene un carácter y un temperamento únicos, así como un ritmo y unas necesidades individuales específicas. Por ello, los especialistas afirman que es necesario adecuar las experiencias de cada uno, con el fin de desarrollar su potencial y sus capacidades de manera íntegra.

Cabe destacar que es importante que los padres tengan en cuenta que cada niño crece y se desarrolla a un ritmo distinto, es necesario por ello respetar ese desarrollo de manera individual, sin adelantar procesos, sin intentar forzar un aprendizaje o recriminar.

Por ejemplo, Rudolf Steiner, fundador de la pedagogía Waldorf, habla de una idea de niño como ser individual y diferente. Considera por ello que hay que respetar el ritmo de desarrollo de cada persona, así como dar importancia a educar en la globalidad del niño, equilibrando todas sus capacidades, sus potencialidades y su voluntad, así como respetando sus etapas evolutivas.

La necesidad de un aprendizaje en valores y la participación dentro de la sociedad

Se podría decir que otra de las necesidades básicas de la infancia es crecer en una comunidad estable en la que haya una continuidad de los valores y de cultura. Los niños, como seres sociales tienen que conocer las normas sociales, así como sentirse parte de ella y colaborar en actividades tanto con sus iguales como con adultos, ancianos, etc.

La necesidad de un establecimiento de normas y límites

Los niños por sí mismos no saben actuar de manera adecuada en ciertas ocasiones. Es importante tener en cuenta que a pesar de la sociedad actual intente la búsqueda de una infancia más autónoma y con capacidad de decisión en ciertos aspectos de su vida, a veces necesitan del establecimiento de ciertos límites o de ciertas normas para crecen de manera adecuada y desarrollarse íntegramente.

La necesidad de libertad y de movimiento

Muchos pueden pensar que esta necesidad contradice la anterior, pero lo que realmente necesita un niño es un equilibrio entre ambas, es decir: libertad a la hora de decidir aspectos importante para ellos, libertad de movimiento que les deje explorar y descubrir las cosas por si solos, aprendiendo cuáles son sus límites y lo más importante, aprendiendo a superarse, pero a su vez unas pequeñas normas que les enseñen el respeto por los demás, la empatía, la educación, etc.

María Montessori, una educadora y médica italiana que fundó el método de enseñanza Montessori, nos habla de la importancia de dejar que el pequeño desarrolle su máxima independencia tanto física como psíquica e intentar que el niño aprenda a ser autónomo, a pensar por sí mismo y a descubrir el mundo a través de sus propias experiencias.

Otro concepto importante dentro del juego infantil es el juego simbólicoOtro concepto importante dentro del juego infantil es el juego simbólico

La necesidad de juego

Puede que estemos ante una de las necesidades físicas y emocionales más importantes y que muchos adultos olvidamos. Los niños necesitan jugar, explorar, divertirse y aprender mediante este proceso. Al fin y al cabo es mediante el juego como descubren el mundo.

Eso sí, cuando hablamos de juego no nos referimos a un juguete comercial, la necesidad de los niños va más allá. Cuando hablamos de juego infantil nos referimos por ejemplo a juguetes no estructurados que le permiten explorar y experimentar, ya que no ofrecen una única manera ser utilizados y dejan paso a la imaginación.

Otro concepto importante dentro del juego infantil es el juego simbólico, mediante el cual el niño imita situaciones cotidianas, se pone en el lugar de otro y hace uso completo de su imaginación, pasando continuamente de lo real a lo ficticio.

Una figura importante en la pedagogía infantil que nos habla sobre esto es Jean-Jacques Rousseau, él afirma que el niño conoce el mundo exterior de manera natural, haciendo uso de sus sentidos. Asumiendo por tanto, que es por medio de las sensaciones por donde el niño conoce el mundo que lo rodea, y es a través del juego por donde empieza a aprender.

Estas son las necesidades emocionales y las necesidades físicas básicas de la infancia, como hemos dicho cada niño es diferente, por que le a mayores cada uno tendrá sus necesidades especificas. Es importante que los padres también aprendan a verlas y a darles una respuesta adecuada.

Te puede interesar