Menú
La disciplina basada en límites
La disciplina basada en límites

DISCIPLINA

La disciplina basada en límites

La disciplina basada en límites es una forma de disciplina que ayuda a que los niños se sientan seguros y protegidos todo el tiempo.

La disciplina basada en límites es una herramienta fundamental para disciplinar a los niños con éxito. La teoría detrás de la disciplina basada en límites es simple: los niños se comportan bien cuando se sienten seguros. La disciplina basada en límites implica establecer límites claros que muestren a los niños lo que tienen permitido hacer y lo que está fuera de los límites. Luego, cuando los niños sepan cuáles son las consecuencias de salir de los límites, sabrán que pueden escoger el comportamiento teniendo en cuenta las consecuencias.

De acuerdo con la disciplina basada en límites, los niños probarán los límites para ver cómo reaccionarán los cuidadores. Pero, cuando conocen los límites y las consecuencias, es menos probable que prueben a sus cuidadores o que les pongan 'a prueba'. En consecuencia, se reducen los problemas de comportamiento.

Los niños de cualquier edad disfrutan probando los límites para saber qué pueden hacerLos niños de cualquier edad disfrutan probando los límites para saber qué pueden hacer

Ejemplos de cómo los niños ponen a prueba a los cuidadores

Los niños de cualquier edad disfrutan probando los límites para saber qué pueden hacer. A continuación vas a descubrir algunos ejemplos comunes de cómo los niños ponen a prueba los límites:

  • Un niño de 4 años que sabe que no se le permite ponerse de pie sobre los muebles, se apoya en el brazo del sofá sobre sus rodillas para ver si sus padres responden.

  • Un niño de 6 años dice: '¡no!' Cuando se le dice que se lave los dientes con la esperanza de que pueda seguir viendo la televisión por más tiempo.

  • Un niño de 8 años dice: "Lo haré en unos minutos. Estoy casi en el siguiente nivel de mi juego ", cuando se le dice que ponga la mesa para la cena.

  • Un niño de 10 años que perdió sus privilegios para jugar afuera durante el día insiste en que tiene que sacar al perro.

  • Una niña de 12 años ve que su madre está hablando por teléfono, por lo que entra a la cocina para comer a escondidas cuando su madre le ha dicho que no coma nada más.

  • Un chico de 14 años se le dice que tiene que apagar el ordenador y usa su teléfono para seguir haciendo lo que hacía en el ordenador.

  • Un chico de 16 años llega a casa 30 minutos más tarde del toque de queda porque no pasó nada cuando llegó 5 minutos más tarde la noche anterior.

Disciplina basada en límites

La disciplina basada en límites utiliza una variedad de técnicas de disciplina para abordar cuando se rompen las reglas. Aquí hay algunas estrategias comunes de disciplina basadas en límites:

  • Comunicar los límites. Estableced reglas internas y mantener una lista escritas de éstas en un lugar del hogar que se vea bien. Cuando tengas expectativas que no estén la lista tendrás que hablarlas de nuevo. Como por ejemplo; 'tendrás que ordenar tu dormitorio si quieres salir con tus amigos'.

  • Da advertencias siempre que sea posibleDa advertencias siempre que sea posible

  • Da advertencias siempre que sea posible. Trata de dar una advertencia de cinco minutos para las transiciones. Puedes decir algo como: "En cinco minutos, será el momento de quitar el juego para que puedas poner la mesa". Cuando tu hijo esté probando los límites, ofrece una advertencia, por ejemplo: 'Si no quitas el juego en 5 minutos y comienzas a poner la mesa, esta tarde no podrás salir con tus amigos'.

  • Ofrece opciones. Piensa en opciones para que tus hijos puedan ver que sus comportamientos pueden tener consecuencias negativas, pero también positivas. Di cosas como: 'Puedes apagar el juego y poner la mesa o puedes jugar y perder la oportunidad de jugar a la tablet durante todo el día'. De esta manera no estás obligando a tus hijos a hacer algo, sino que es su responsabilidad tomar una elección.

  • Consecuencias lógicas. Una consecuencia lógica, como quitarle los privilegios del ordenador a un niño porque se negó a apagar su videojuego, tiene sentido. La consecuencia está directamente relacionada con el mal comportamiento. 

  • Consecuencias naturales. Las consecuencias naturales ayudan a los niños a aprender de sus propios errores mientras les enseñan a ser responsables. Si tu hijo se olvida de guardar sus zapatos para ir a jugar al fútbol, la consecuencia natural podría ser que se tenga que volver a casa.

  • Te puede interesar