Menú
Psicología perinatal: qué es y en qué consiste
Psicología perinatal: qué es y en qué consiste

MATERNIDAD

Psicología perinatal: qué es y en qué consiste

La maternidad/paternidad, supone una de las etapas de cambio más importantes en la vida de cualquier adulto. Son muchos los retos a los que hay que enfrentarse...

La psicología perinatal está enfocada a estas situaciones, se trata de una rama de la psicología que engloba todos los aspectos de la maternidad, desde la búsqueda del embarazo, el periodo de gestación, el momento del parto, la recuperación durante el puerperio y todo lo que supone la crianza en general.

Puesto que además de los temores lógicos de cualquier padre o madre inexperto, hay que sumar los numerosos cambios emocionales que debe afrontar la mujer. Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, suponen una montaña rusa de emociones en la mujer.

Y no solo eso, la crianza es un camino largo y en muchos sentidos complicado. Los bebés son demandantes por naturaleza, necesitan los brazos constantes de la madre para sentirse seguros, para alimentarse y encontrarse a gusto en su nuevo entorno. Si además te enfrentas a un bebé de alta demanda, el estrés, la ansiedad y el agobio pueden ser tan importantes, que muchas mujeres sufren la llamada depresión postparto.

Acudir a un profesional de la psicología perinatal puede ayudarte enormementeAcudir a un profesional de la psicología perinatal puede ayudarte enormemente

Qué es la psicología perinatal

Dentro de la psicología existen diferentes ramas, especializaciones que ayudan a tratar a las personas en las muchas y complejas situaciones que se dan a lo largo de la vida. La psicología perinatal es una rama de esta ciencia, que se especializa en todo lo que rodea a la maternidad, aunque cada vez se tratan a más padres.

A través de la psicología perinatal, puedes obtener las herramientas necesarias para sobrellevar ciertos momentos difíciles de manejar para muchas personas. Es fundamental encontrarse emocionalmente estable, de lo contrario, cualquiera de las situaciones que se presentarán en tu vida como madre o padre, podrán desestabilizarte de una forma despiadada.

Por ello, acudir a un profesional de la psicología perinatal puede ayudarte enormemente. Te ayudarán a obtener estabilidad, ser fuerte emocionalmente para hacer frente a tu nuevo estatus de madre o de padre. Y podrás encontrar herramientas fundamentales para una crianza exitosa, donde tus hijos y tú misma seréis los beneficiados.

Aplicaciones de la psicología perinatal

La maternidad es uno de los momentos más especiales en la vida de cualquier persona, aunque no por ello deja de ser abrumador y tremendamente aterrador en muchos sentidos.

Por otra parte, desgraciadamente existen otras circunstancias que rodean al embarazo que pueden desestabilizar a cualquier persona. La Asociación Española de Psicología Perinatal, establece que esta rama de la psicología atiende a casos como los siguientes:

  • Los miedos ante el desconocimiento que supone un embarazo y el parto, además del temor a que no suceda de una forma satisfactoria.
  • El miedo al parto, que para todas las mujeres primerizas es algo completamente desconocido. Todas las mujeres saben que dar a luz es doloroso, aunque ninguna se puede llegar a imaginar cómo es en realidad hasta que llega el momento. Puesto que cada parto es completamente diferente, incluso para una misma mujer.
  • Personas con problemas para poder concebir un hijos.
  • Mujeres que en su búsqueda del embarazo pasan por diferentes abortos, el temor a no poder lograr un embarazo exitoso.
  • Madres de hijos que nacen de forma prematura.
  • Las dificultades para lograr una lactancia materna exitosa.
  • La depresión postparto y la tristeza asociada al cambio hormonal tras el parto.
  • La pérdida de un bebé y el duelo perinatal.
  • Adaptación a la maternidad, como un nuevo estatus de vida completamente diferente al anterior.
  • Mujeres que han sufrido abuso sexual y el embarazo es una consecuencia de dicha agresión.

    Cuándo acudir a un psicólogo perinatal

    Esperar a que un médico te derive a un especialista, es un grave error en muchos casos. La psicología perinatal puede ayudarte a superar muchas de las situaciones a las que te enfrentas en este periodo de tu vida. No esperes para buscar ayuda, ser madre o padre puede abrumar a cualquiera, eso no te convierte en un mal padre o una mala madre. Tan solo te convierte en una persona, que debe aprender y que necesita ayuda, como pueden necesitarlo otras muchas personas en otras circunstancias de la vida.

    Esperar a que un médico te derive a un especialista, es un grave error en muchos casosEsperar a que un médico te derive a un especialista, es un grave error en muchos casos

    No dudes en buscar ayuda en psicología perinatal si te encuentras en alguno de estos casos:

    • Estás buscando el embarazo: No es necesario esperar a que surjan los problemas para consultar con un especialista. Los miedos ante un embarazo complicado, ante un parto con dificultades o a que tu bebé no se desarrolle correctamente, pueden afectar muy negativamente a la hora de lograr ser madre. Un especialista te ayudará a manejar estas situaciones y te ayudará a lograr la estabilidad emocional que necesitas en esta situación.
    • Estás embarazada y te aterra el parto o los primeros momentos con tu bebé: El miedo al parto es algo compartido entre todas las mujeres, prácticamente. No obstante, a pesar de saber que es un momento muy duro, cada parto es muy diferente. Por lo que no debes compararte con nadie, ni crearte expectativas que puedan afectar a ese momento tan delicado. El especialista te ayudará a visualizar tu futuro parto como algo positivo. Recuerda que tras el parto, conocerás al que sin duda será el gran amor de tu vida.
    • Acabas de ser madre y estás sufriendo depresión postparto: Esta es una de las situaciones más complejas a las que te puedes enfrentar. Te han enseñado que ser madre es maravilloso, y cuando llegas a casa con tu bebé, te encuentras con un pequeño demandante, que depende de ti para todo, que no puedes descansar y que además no has podido recuperarte de tu parto por atender a tu hijo. Sin olvidar el desajuste hormonal tan brutal que has sufrido. Es muy habitual encontrarse triste en estos momentos, pero no debes infravalorar tus sentimientos, ya que pueden derivar en un problema mayor. Busca ayuda profesional antes de que tu tristeza se convierta en una grave depresión.

    Ser madre o padre es una de las cosas más maravillosas que pueden ocurrirte en la vida. Sin embargo, no siempre será un camino de rosas y a lo largo de la vida deberás enfrentarte a diversas situaciones que no siempre sabrás gestionar. No tengas miedo de pedir ayuda psicológica especializada, te ayudarán a ser un mejor padre o madre.

Te puede interesar