Menú
Cómo lidiar con las madres que acosan a otras madres
Cómo lidiar con las madres que acosan a otras madres

ACOSO

Cómo lidiar con las madres que acosan a otras madres

Es posible que tú también hayas conocido a una madre que solo sabe criticar a las demás, ¿cómo puedes lidiar con estas situaciones?

Quizá hayas tenido que cruzarte con una de ellas en tu vida: la madre mala. Es la típica madre que intenta que la vida de otros sea miserable. Es la típica madre que cree que tiene derecho a excluir a otros o difundir rumores mientras apuñala a otras madres por la espalda. Es quien critica a otros, habla de los vecinos o hace comentarios poco a adecuados sobre otras madres porque no cumplen 'sus propios estándares educativos'.

Este tipo de madre suele ser cruel con otras madres y usa técnicas de intimidación. El aumento de las redes sociales, las discusiones en grupos de WhatsApp o los comentarios en redes sociales son nuevas armas. El resultado son mujeres y madres que se sienten atacadas por esas madres malas. Parece que es un problema en silencio que empieza a crecer.

Por qué hay madres que se comportan así

Las mujeres adultas que intimidan a otras lo hacen por las mismas razones por las que los adolescentes intimidan a otros. Quieren poder, especialmente poder social. Y a menudo usan la agresión relacional como su arma de elección. Este tipo de intimidación encubierta es sutil e hiriente... y lo peor, que les resulta efectivo.

Las mujeres adultas que intimidan a otras lo hacen por las mismas razones por las que los adolescentes intimidan a otrosLas mujeres adultas que intimidan a otras lo hacen por las mismas razones por las que los adolescentes intimidan a otros

Cuando estas mujeres agresoras utilizan sus relaciones para crear drama social, aprovechan las conexiones entre otras personas para sentirse más fuertes y creer que tienen el control. Las víctimas no entienden qué ocurre o por qué ocurre. Hay madres que se comportan así por culpa de los celos y la envidia. Sienten estas emociones tóxicas cuando el hijo de otra madre recibe reconocimiento y el suyo no. O quizá codician la relación que tiene otra madre con el maestro o el directo de la escuela. El objetivo de esta mala madre es quitar lo que tiene la otra madre.

En general, una madre malvada tiene dificultades para sentirse feliz por el éxito de otra persona. Si eres 'amiga' de una madre malvada, debes darte cuenta enseguida de que esta no es una amistad saludable para ti. En cambio, es más probable que esta amistad sea una relación tóxica porque ella es una amiga falsa.

Cómo actuar ante estas madres malvadas

Cuando recibes los ataques de otra madre es posible que incluso comiences a dudar de ti. Tu autoestima puede verse resentida y sentirte sola y aislada, e incluso, avergonzada. Estas consecuencias son dolorosas si alguna vez has sufrido la intimidación de otra persona. Pero te debes a ti misma y a tus hijos y por eso, debes hacer frente a estas situaciones y que no te afecten, porque aquí el problema, no lo tienes tú. Aunque a veces hacerlo no es fácil, se puede hacer. Si no sabes cómo tratar a este tipo de madres, sigue los siguientes consejos.

No se trata de ti

Tú no eres el problema así que deja de culparte si otra persona intenta intimidarte, seguramente te tenga envidia y esa persona se sienta insegura de sí misma. Hay algo maravilloso en ti que le hace sentir inseguridad. Quizá tenga envidia de tu éxito, casa o de tu relación de pareja. ¡Cualquier motivo es suficiente!

La clave es no tomar en serio su intimidación. No hay nada malo contigo. No pierdas tu tiempo tratando de descubrir lo que necesitas cambiar o cómo hacer para gustarle... Esa persona tiene que estar fuera de tu vida. Además, recuerda que probablemente no seas el único objetivo a quien ella está molestando. Y aunque parezca así, no todos creerán sus mentiras, con el tiempo se descubrirá su verdadero rostro.

La clave es no tomar en serio su intimidaciónLa clave es no tomar en serio su intimidación

Mantén la calma

Si es posible, no discutas con una madre malvada. Sentirse mal emocionalmente, molesta o incluso enfadada solo empeora la intimidación porque le da el poder que quiere tener sobre ti. Los matones tienden a sentirse fortalecidos en el ciberespacio porque pueden esconderse detrás de un teclado. Relacionarse con ellos solo alimenta el fuego y a menudo escuchan aún más odio y comentarios crueles. En cambio, manténte fuerte contra su intimidación.

Recuerda, ella puede elegir intimidar, pero tú puedes elegir cómo responder a ella. Y, cuando mantienes la calma frente a la intimidación, le estás quitando su poder. Por el contrario, si le permites que se meta debajo de tu piel, se sentirá más poderosa y tendrá el control como resultado. Probablemente continuará apuntándote porque lo permites. Los matones quieren tener una reacción. Asegúrate de negarte a darle lo que espera.

Recuerda que solo tú eres dueña de tu vida, de tus emociones y de tu crianza. Comparte tu tiempo con quien realmente merece la pena: tu familia y amistades cercanas.

Te puede interesar