Menú
No te disculpes por vivir tu vida: la maternidad también es eso
No te disculpes por vivir tu vida: la maternidad también es eso

MATERNIDAD

No te disculpes por vivir tu vida: la maternidad también es eso

La maternidad significa mucho más que ser madre... ¡no debes olvidarte de ti! Tú también debes estar bien por ti y por tu familia.

Los padres de hoy están bastante seguros de que no están viviendo el momento, incluso cuando capturan miles de momentos dignos de Instagram... Parte de la condición humana es creer en un lugar más perfecto llamado el pasado. Y en este pasado mítico, la paternidad fue mucho más fácil de lo que es hoy.

En el pasado no había tantas distracciones por todos los dispositivos y medios de comunicación social disponibles en la actualidad, los padres en el pasado podrían centrarse en sus hijos. En la tierra análoga de antaño, hubo cenas familiares y noches de juegos saludables, con padres y madres que pasaban toneladas de tiempo de calidad con sus hijos.

Los padres de hoy están bastante seguros de que no están viviendo el momentoLos padres de hoy están bastante seguros de que no están viviendo el momento

Padres actuales: padres estrellados

Los padres de hoy son un grupo estresado, no es sorprendente ya que son parte de la "generación ansiosa". Los padres de hoy tienen más estrés y ansiedad que cualquier otra generación. Si ya tenías ansiedad antes de ser padres, espera a que añadas los deberes de cuidar a un pequeño humano completamente indefenso.

Los padres de hoy se agobian porque no saben si lo están haciendo mejor o peor que sus padres o antepasados, pero merece la pena recodar esto: eres el mejor padre (o madre) que existe para tus hijos, incluso en tus peores días. Pasas tiempo de calidad con tus hijos aunque tengas que ir a trabajar, pero trabajas porque tus hijos necesitan sustento. Les mantienes seguros, te preocupas por ellos y por todo lo que les sucede, les lees cuentos, estimulas su curiosidad y no sueles decirle cosas como: "No, porque lo digo". No les pegas, no les lavas la boca con jabón.

Nadie es lo suficientemente bueno

La razón por la que no te das cuenta de lo mejor que eres es que vives en una época en la que nunca puedes ser un padre lo suficientemente bueno. Tú eres el daño colateral de una carrera armamentística de padres. Hoy los padres tienen un ejército de amigos en las redes sociales que ofrecen consejos, miles de aplicaciones, bloggers y sitios web, todos dedicados a convertirlo en el padre perfecto. Cada miedo, no importa cuán pequeño sea, se amplifica hasta que es todo lo que podemos escuchar y gracias a la tribu (física y virtual), superar.

Es muy fácil convencerse de que eres un mal padre porque revisas demasiado el correo electrónico de tu trabajo en tu teléfono mientras estás con tus hijos. Y estás bastante seguro de que los padres en el pasado no tuvieron este problema porque no tenían teléfonos ni responsabilidades de este tipo. Los teléfonos de hoy pueden distraerte de estar presente para sus hijos en el parque o en el patio de recreo. Pero al menos llevas a tus hijos al parque... antes no solía ocurrir eso, los padres trabajaban todo el día y las madres se quedaban en casa, trabajando casi el doble (casa y niños).

Deja de disculparte por vivir tu vidaDeja de disculparte por vivir tu vida

Deja de disculparte por vivir tu vida?

Deja de disculparte por vivir tu vida. Relájate, que lo estás haciendo bien, lo mejor que puedes. Si crees que algo falla, habla con un profesional de crianza para que te oriente. Recuerda, tu hijo necesita que estés a su lado, pero también necesita ver cómo trabajas, cómo eres de amigo, cómo tienes intereses, cómo sabes calmarte. Para todo esto, tendrás que ignorarle a veces. Tendrás que enviar ese texto, revisar ese correo electrónico y publicar esa publicación. Mientras haces eso, tu hijo solo tendrá que entretenerse un rato solo... y eso, también es algo que será bueno que le enseñes.

Recuerda que tu vida es importante, que debes estar bien para que tus hijos también estén bien. Necesitan verte feliz, necesitan que les protejas y que les enseñes, necesitan tu paciencia, necesitan tu amor incondicional cada día.

Te puede interesar