Menú
Qué es la ansiedad postparto
Qué es la ansiedad postparto
ANSIEDAD

Qué es la ansiedad postparto

Cuando se siente ansiedad postparto no es lo mismo que la depresión postparto, descubre las diferencias.

La ansiedad que puede sentir una madre en el postparto puede ser enorme. Cuando se siente ansiedad postparto no es lo mismo que la depresión postparto, pero si no se maneja correctamente puede ser la antesala a padecerla. Una mujer con ansiedad postparto puede sentirse irritable cada día y por la noche que le aparezcan preocupaciones en la mente difíciles de controlar. Tiene dificultades para dormir.

No todas las madres que sienten ansiedad postparto saben que la tienen. En la depresión postparto las madres experimenten tristeza extrema o incluso desinterés en su recién nacido, pero los síntomas de ansiedad postparto se manifiestan principalmente en forma de preocupación y nerviosismo. En la ansiedad postparto se siente como la pérdida de la sensación de normalidad en la vida, de equilibrio y calma, y la depresión postparto se siente como una pérdida de corazón.

La ansiedad que puede sentir una madre en el postparto puede ser enormeLa ansiedad que puede sentir una madre en el postparto puede ser enorme

¿Qué es la ansiedad postparto?

Igual que sucede con la depresión postparto, la ansiedad postparto puede hacer que las personas se sientan cansadas todo el tiempo y sentirán síntomas físicos. Habrán cambios en la alimentación y el sueño, podrá experimentar mareos, sofocos, palpitaciones y náuseas pueden ser señales claras.

Una mujer con ansiedad postparto también puede sentir incapacidad para permanecer quieta o concentrarse en una tarea específica. Para la mayoría de las mujeres, estos sentimientos aparecen en algún momento entre el nacimiento y el primer cumpleaños del bebé, pero en algunos casos, comienza mucho antes. Aunque la mayoría de las mujeres comienzan a sentirse nerviosas poco después de dar a luz, un evento en su vida que sea estresante también puede desencadenante, como por ejemplo, el destete o cualquier otro cambio en sus vidas.

Síntomas de la ansiedad postparto

Existen algunos síntomas que es necesario que tengas en cuenta para saber si realmente estás padeciendo o no ansiedad postparto. Algunas de estos síntomas son los siguientes:

-Te sientes preocupa todo el tiempo

-Tienes pensamientos intrusivos en tu mente que no sabes controlar

-Sueles tener más pensamientos negativos que positivos a lo largo del día

-Tienes sensación de miedo constante

-Duermes mal y te cuesta mucho conciliar el sueño

-Alimentación inadecuada

-Dolores físicos

Se debe hablar más

Desafortunadamente, la depresión postparto es el trastorno del que más se habla, por lo que las mujeres que padecen ansiedad postparto no saben qué les ocurre y se pueden sentir mal e incluso culpables por sentirse de ese modo. Muchas madres cuando sienten ansiedad postparto no saben qué les ocurre y no pueden reconocerlo, por lo que no se diagnostica y ellas, siguen padeciendo.

También cabe la pena destacar que la depresión postparto y la ansiedad pueden ir unidas y cogidas de la mano. Por esto, a los primeros síntomas deberás acudir a tu médico para que te oriente en cómo puedes hacer para sentirte mejor y equilibrar tu bienestar emocional.

Desafortunadamente, la depresión postparto es el trastorno del que más se hablaDesafortunadamente, la depresión postparto es el trastorno del que más se habla

La ansiedad es una respuesta natural de proteger al bebé

En realidad, esta ansiedad es una respuesta natural de proteger al bebé, a menudo, se expresa con hipervigilancia. Es por eso que, los nuevos padres se hacen preguntas con cierta ansiedad. Se preocupan si el bebé se ahoga, si le raptan, si sufrirá el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante. Es necesario saber que estos pensamientos son normales y así, desaparecerán de la mente ansiosa de los padres.

Por otro lado, si sabes que tus preocupaciones son irracionales (por ejemplo, tienes un miedo intenso de que tu bebé se lastime si no lo sostienes), pero no puedes sacarlas de tu mente, eso te sugiere que tendrás que pedir ayuda. Lo mismo es cierto si tu ansiedad te hace temer situaciones cotidianas, si los ataques de pánico salen de la nada o si interfiere con tu capacidad de funcionar, entonces la ansiedad natural de protección hacia tu bebé se convierte en un problema que debe tratarse.

Te puede interesar