Menú
Qué es un parto extrahospitalario y cómo actuar
Qué es un parto extrahospitalario y cómo actuar

PARTO

Qué es un parto extrahospitalario y cómo actuar

El parto extrahospitalario es aquel que se produce fuera de la zona del hospital y de una forma inesperada

El parto extrahospitalario, es aquel que se produce fuera del hospital de forma inesperada. Es decir, cuando a la mujer embarazada no le da tiempo de llegar al hospital ya que el bebé está preparado para nacer independientemente de las condiciones en las que se encuentre. Este tipo de parto está considerado como urgencias, ya que se produce fuera de forma prematura y fuera de un entorno preparado sanitariamente para esta situación.

Dar a luz en un entorno natural conlleva ciertos riesgos y es por ello que debes estar alerta, por si te ves en una situación saber cómo debes actuar y evitar sufrir complicaciones y otros problemas derivados.

El parto extrahospitalario, es aquel que se produce fuera del hospital de forma inesperadaEl parto extrahospitalario, es aquel que se produce fuera del hospital de forma inesperada

El parto extrahospitalario

Cualquier mujer puede vivir un parto extrahospitalario, puesto que se produce de forma inesperada y en la mayoría de los casos es imposible de prever. No obstante, existen ciertos factores de riesgo que debes tener en cuenta:

  • Las mujeres que ya han dado a luz previamente, suelen tener partos más cortos. Además, existe mayor riesgo de sufrir un parto extrahospitalario, ya que el periodo de dilatación es generalmente mucho más corto que en el caso de las madres primerizas. Especialmente las mujeres que tienen más de 2 o 3 hijos, son las que tienen mayor probabilidad de un parto extrahospitalario.
  • Un deficiente o inexistente control médico durante el embarazo. Las revisiones médicas durante el periodo de gestación son fundamentales. No solo sirven para comprobar que el bebé se desarrolla correctamente, sino que además, son esenciales para vigilar la salud de ambos y asegurarse de que el parto (previsiblemente) se desarrollará con normalidad. Por lo tanto, acude regularmente a tus controles médicos del embarazo sin excusas.

A pesar de que existan estos factores que hacen que aumenten las probabilidades de sufrir un parto extra hospitalario, existen muchos casos de mujeres que no se encuentran dentro de esos grupos y que también se encuentran con una situación similar e inesperada. Por lo tanto, las revisiones son en cualquier caso ineludibles para cualquier mujer embarazada.

Los riesgos de un parto extrahospitalario

Dar a luz fuera de un entorno hospitalario o preparado para un nacimiento, puede ocasionar graves riesgos para el bebé y también para la reciente madre. Aunque el parto se produzca de manera natural, la madre puede sufrir una importante hemorragia con consecuencias muy graves. La expulsión de la placenta puede retrasarse y con ello aumentar el riesgo de contraer infecciones, hemorragias etc. En cuanto al bebé, el no encontrarse en un entorno apropiado puede perjudicarlo en diversos sentidos, como sufrir problemas para respirar o para mantener la temperatura corporal adecuada.

Lo principal y más importante es mantener la calmaLo principal y más importante es mantener la calma

Cómo actuar ante un parto inesperado fuera del hospital

A lo largo de tu vida es posible que te encuentres en una situación similar, ya sea como actriz principal dando a luz en cualquier lugar, o como secundaria y enfermera ocasional. Por ello, nunca está de más conocer las pautas que se deben seguir al encontrarse ante un parto extrahospitalario. De la misma manera que todo el mundo debe tener unos conocimientos básicos de primeros auxilios.

Esto es lo que se debe hacer ante un parto extrahospitalario:

  • Lo principal y más importante es mantener la calma. Sobretodo, transmitirle esa calma a la mujer que está a punto de dar a luz. Es esencial que la parturienta controle la respiración en todo momento para que el bebé no sufra ningún daño y para evitar que se produzcan diversas complicaciones.
  • Procura que la mujer que va a dar a luz se encuentre lo más cómoda posible. Quizá se encuentre en un lugar público, en el coche camino del hospital o en cualquier otro lugar poco apropiado como un avión. En cualquier caso, procura que el lugar esté libre de curiosos para que la mujer pueda tener un mínimo de privacidad.
  • Deja que la parturienta se coloque de la forma que prefiera. El cuerpo femenino es inexplicablemente sabio, de una forma completamente natural sabrá indicarle cuál es la postura adecuada para traer a su hijo al mundo.
  • Sin perder tiempo contacta con los servicios de urgencia. Es muy importante que llames al 112 lo más rápido que puedas. De esta forma, la ambulancia podrá llegar a tiempo para atender a la mujer y al bebé si es que ya ha nacido. Además, podrán ofrecerte indicaciones para que tú mismo atiendas a la la parturienta si es que es necesario.
  • Quizá tengas que asistir tú misma al parto. Si el bebé decide que ese es el momento de nacer, lo hará. Pero la futura mamá necesitará que la eches una mano y el bebé necesitará tu ayuda para no hacerse daño. Si la ambulancia no llega a tiempo, vigila en todo momento el canal de parto. Si ves que asoma la cabecita del bebé, coloca tus manos sobre la coronilla para que no caiga al suelo. Ayúdale a salir de cuerpo de su madre y asegúrate de que puede respirar, inmediatamente coloca al recién nacido en el pecho de la madre para que la naturaleza haga su propio trabajo.

Te puede interesar