Menú
Cómo controlar los excesos en la dieta familiar en Navidad
Cómo controlar los excesos en la dieta familiar en Navidad

NAVIDAD

Cómo controlar los excesos en la dieta familiar en Navidad

La Navidad suele ser una época de excesos en las comidas, ¡puedes controlarlo en la dieta familiar!

De nuevo la Navidad ha llegado con sus luces, los regalos y los eventos familiares en torno a una mesa llena de deliciosos platos. Durante estos días, aumenta considerablemente el consumo de dulces navideños y se suelen comer platos mucho más calóricos de lo normal. Algo que, sin duda, resulta del todo perjudicial para toda la familia.

Disfrutar de una Navidad saludable es posible, incluso, necesario. Ya que, una vez pasadas las fiestas, las consecuencias de todos esos excesos al comer, pueden ser bastante importantes. Por lo tanto, es esencial saber controlarse para no tener que lamentarse después. Así, además, enseñarás a tus hijos que disfrutar de la Navidad sin excesos, es posible. No solo en cuestiones de alimentación, sino que también es importante controlar los excesos en los gastos, y los regalos de más.

Lo más probable es que en casa ya se haya consumido turrón, mazapán o mantecadosPie de foto

Limita los dulces durante la Navidad

Cada año comienza antes la temporada de Navidad en los comercios y en las tiendas de todo el país. Los dulces típicos de estas fechas, inundan los estantes de todas las tiendas desde hace semanas y eso, irremediablemente, lleva al consumismo extremo. Está muy bien pensado como campaña de marketing, pero, para la salud no resulta tan interesante.

Lo más probable es que en casa ya se haya consumido turrón, mazapán, mantecados o cualquiera de las delicias típicas de la Navidad. Sin embargo, las fiestas navideñas duran realmente unas 3 semanas y debería ser durante esos días cuando se consuman esos dulces. Con el objetivo de reducir los excesos y las consecuencias del consumo exagerado de todos esos dulces con tantas calorías.

Por lo tanto, evita tener en la mesa la bandeja de los dulces (algo típico que se repite en todas las casas de toda la vida) y en su lugar, saca los dulces en ocasiones especiales. No se trata de limitar los turrones a la Nochebuena o la Navidad, pero sí de reducir esos dulces repletos de azúcar y de calorías vacías, realmente perjudiciales para la salud de toda la familia si se consumen en exceso.

Alimentación saludable para contrarrestar

Lo más habitual es que durante las cenas y eventos señalados de estas fechas, tanto los niños como los adultos coman de más. Por lo tanto, es fundamental que durante el resto de los días se realice una dieta muy saludable y equilibrada para contrarrestar los efectos de los excesos.

Recuerda incluir en el menú familiar:

  • Verduras y hortalizas cada día: En las comidas importantes del día, deben estar presentes las verduras. Es decir, la comida y la cena deben estar compuestas en mayor medida por una ración completa de vegetales. Puedes servir las verduras de muchas maneras, en ensaladas, cremas y purés, sopas o como acompañante de los platos principales.
  • Frutas: Las frutas están repletas de vitaminas, minerales y fibras esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Los niños (y los adultos) deben comer 5 raciones de fruta al día para estar sanos y saludables. Para cubrir las cantidades diarias recomendadas, recuerda que el postre siempre debe ser fruta, además pueden tomar zumos de frutas naturales, batidos a base de frutas, macedonias, o gelatinas de frutas casera, entre otros.

Evita tener en la mesa la bandeja de los dulcesPie de foto

En las cenas de Navidad, menú saludable

Si organizas alguna de las cenas especiales de estas fechas en tu casa, puedes innovar y servir un menú mucho más saludable de lo acostumbrado. De esta forma, te asegurarás de que toda la familia reduzca las calorías durante las fiestas navideñas. Además, es muy importante que las cantidades a consumir sean reducidas, de lo contrario, los excesos podrían pasar factura.

Procura que cada uno se sirva una pequeña cantidad de cada plato, así se podrán probar todas las delicias sin pasarse. Para evitar que alguien caiga en la tentación, puedes preparar menos cantidad de comida y así se tendrá que repartir más. Todo el mundo suele preparar comida de más y esto irremediablemente lleva al exceso, evítalo con raciones más pequeñas.

Otra forma de controlar los excesos en la dieta es, marcar normas para toda la familia. Por ejemplo, si el primer plato o el segundo plato es demasiado calórico, pero no se desea renunciar a tomarlo, no se podrá tomar postre a no ser que sea una pieza de fruta. De esta forma, limitas el consumo excesivo de calorías, grasas etc.

Limita el consumo de bebidas azucaradas

Se ha demostrado que el consumo en exceso del azúcar es realmente perjudicial para la salud y pocos productos tienen tanto azúcar como las bebidas carbonatadas. Este tipo de productos no deberían formar parte de la dieta de los niños, sin embargo, en estas fechas y en los eventos especiales, es cuando se suelen hacer más concesiones.

Recuerda que las bebidas azucaradas no aportan nada saludable y que los niños no necesitan tomarlas, ni como premio, ni como chuchería, aunque sea ocasionalmente. Es una regla importante para evitar el consumo excesivo de azúcar y otras sustancias poco saludables.

Pero evitar que los niños tomen refrescos no será nada fácil si los tienes en la mesa, por lo tanto, tampoco podrás tomarlos tu para ser el mejor ejemplo para los niños. En las comidas, lo más recomendable es tomar agua, especialmente en aquellas que son demasiado copiosas.

Prevenir los excesos en la dieta es esencialPrevenir los excesos en la dieta es esencial

Aumenta la actividad física

Prevenir los excesos en la dieta es esencial, pero si ya los habéis cometido lo que debéis hacer es contrarrestar los efectos aumentando aquello que realmente resulta saludable, como el ejercicio. La mejor manera de reducir los efectos de los excesos de la alimentación, es aumentado la actividad física y el ejercicio.

Por lo tanto, aprovecha las fiestas navideñas y que los niños están de vacaciones para hacer más actividades al aire libre en familia. Organiza excursiones en el campo, partidos de fútbol o juegos al aire libre que impliquen movimiento. Será una magnífica forma de pasar un tiempo de calidad todos juntos, además de cuidar de vuestra salud de una forma fácil y divertida, como es jugando.

La Navidad es un tiempo dedicado a los niños y la familia, lo más especial es pasar tiempo juntos sin necesidad de caer en los excesos y comer de más, que a la larga, pueden resultar realmente perjudiciales para todos.

Te puede interesar