Menú
¿Beber refrescos puede hacer que su hijo no nacido sea hiperactivo?
¿Beber refrescos puede hacer que su hijo no nacido sea hiperactivo?

SALUD DEL BEBÉ

¿Beber refrescos puede hacer que su hijo no nacido sea hiperactivo?

Si estás embarazada te preocuparás por la salud de tu bebé, pero, ¿los refrescos pueden provocar hiperactividad?

Cuando una mujer está embarazada solo piensa en la salud de su bebé y en cómo debe cuidarse para que el bebé tenga un desarrollo óptimo. No debería sorprender que un número considerable de mujeres disfrutaran de beber refrescos antes de quedar embarazadas y que puedan continuar con el hábito mientras lo están.

Son muchas las mujeres que estando embarazadas beben refrescos sin pensar que eso pueda ser un problema para sus bebés en desarrollo dentro de su vientre. Las mujeres embarazadas que están preocupadas acerca de cómo el consumo de refrescos podría afectar a su hijo por nacer, específicamente si conduce a la hiperactividad, deben tener en cuenta que no es tanto el refresco en sí, sino la cafeína que a menudo contiene, lo que podría ser un problema.

Son muchas las mujeres que estando embarazadas beben refrescosSon muchas las mujeres que estando embarazadas beben refrescos

Hipertensión e hiperactividad

Un artículo publicado en julio de 2013 en el "Nutrition Journal" sugiere que los hábitos nutricionales menos adecuados durante el embarazo, que podrían incluir beber varios vasos o latas de refrescos día tras día en lugar de optar por agua, leche o zumo, se ha asociado con hipertensión o presión arterial alta en bebés no nacidos. Los niños con presión arterial alta son más propensos a tener un trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Rochester publicado en noviembre de 2010, en la revista "Pediatrics".

¿Puede la cafeína inducir el parto?

Las bebidas con cafeína, al menos cuando se consumen en grandes cantidades, no parecen mezclarse bien con el embarazo. Varios estudios en animales proponen que consumir cafeína durante el embarazo puede desencadenar el parto y provocar partos prematuros. Los bebés de bajo peso al nacer, como los bebés prematuros, con bajo peso, pueden tener más probabilidades de desarrollar TDAH.

Menos es más

Beber una cantidad moderada de refrescos con cafeína probablemente sea seguro para tu bebé por nacer. El rango "moderado" generalmente se define como 150 mg a 300 mg por día. Por ejemplo, una lata de Coca-Cola Light contiene entre 38 y 47 mg, mientras que la misma cantidad de otro refresco puede contener hasta 55 mg. Es necesario que mires cuánta cantidad tiene el refresco que vas a tomar para escoger la opción más saludable para ti y tu bebé.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los obstetras varían en el consejo que dan a sus pacientes sobre lo que se considera un nivel seguro de cafeína durante el embarazo. Es posible que quieras cambiar a refrescos sin cafeína para evitar riesgos y disfrutar igualmente de un refresco.

Las mujeres embarazadas deben consumir alrededor 12 a 14 vasos de agua al díaLas mujeres embarazadas deben consumir alrededor 12 a 14 vasos de agua al día

Los líquidos son importantes

Aunque puede ser tentador suponer que reducir el consumo de refrescos con cafeína reducirá el riesgo de hiperactividad en el feto, habla con tu médico acerca de los efectos que podría tener. Recuerda que es fundamental mantener tu cuerpo bien hidratado. Las mujeres embarazadas deben consumir alrededor 12 a 14 vasos de agua al día y combinar también con otras formas de hidratación como zumos, sopas o frutas. Las mujeres embarazadas que están deshidratadas corren el riesgo de tener un parto prematuro.

Si no sabes realmente cómo te puede afectar el tomar los refrescos que estés acostumbrada a tomar en tu dieta, habla con tu médico para que te oriente en esto. Recuerda que los refrescos son una opción de consumo, pero no son una necesidad para tu dieta ni para tener buena salud. De hecho, los refrescos pueden tener bastante azúcar añadido por lo que no son una opción saludable para tener una dieta equilibrada. Tomar refrescos está bien como algo ocasional, pero no hagas que la toma de refrescos sea algo habitual en tu dieta diaria porque tu salud podría verse resentida y si estás embarazada, también la de tu bebé.

Te puede interesar