Menú
¿Existen consecuencias por usar el Método Estivill?
¿Existen consecuencias por usar el Método Estivill?

MÉTODO ESTIVILL

¿Existen consecuencias por usar el Método Estivill?

El método Estivill es un sistema no exento de polémicas por la cantidad de supuestas consecuencias negativas.

Existen muchos métodos de crianza hoy en día, fórmulas creadas por supuestos especialistas. Sistemas con los que se pretende enseñar y ofrecer pautas a los padres, para criar y educar a los niños. Uno de esas fórmulas es el archiconocido método Estivill, un sistema no exento de polémicas por la cantidad de consecuencias negativas que produce en el desarrollo del niño.

Qué es el método Estivill

Uno de los principales quebraderos de cabeza de los padres es la falta de sueño y descanso. Los bebés se despiertan con frecuencia, esto algo que sucede así desde los albores de la humanidad. Un recién nacido por lo general, no tiene capacidad para dormir 8 horas seguidas, necesita alimentarse, necesita encontrar el calor de su madre, protección y seguridad de la persona que le ha dado la vida.

En la década de los ochenta, un pediatra de la unidad de sueño del Hospital Infantil de Boston, publicó un libro en el que divulgaba sus conocimientos sobre el sueño infantil. El autor, Richard Ferber, explicaba su sistema para dormir a los niños y creó uno de los métodos más conocidos a nivel mundial, el llamado método Ferber.

En España, fue Eduard Estivill quién popularizó dicho método a través del libro "Duérmete niño". El método Estivill consiste básicamente en enseñar al bebé a dormir en su cuna, solo, desde los 6 meses de edad aproximadamente. Es decir, de forma gradual y paulatina, hay que dejar llorar al bebé que reclamará de la única forma que sabe la ayuda de sus padres, llorando.

Según se explica, el método se debe aplicar una vez que el bebé se encuentre preparado tanto física como emocionalmente, que será entre los 3 y los 6 meses aproximadamente, añade el autor. Y es aquí donde reside uno de los principales problemas, causa de la gran mayoría de críticas que recibe el método, tanto por parte de la comunidad pediátrica, como de la psicología infantil. ¿Realmente un bebé de 6 meses está preparado emocionalmente para no recibir atención?

El método se debe aplicar una vez que el bebé se encuentre preparado tanto física como emocionalmenteEl método se debe aplicar una vez que el bebé se encuentre preparado tanto física como emocionalmente

Dejar llorar al bebé para que aprenda a dormir

El método Estivill marca algunas normas que se deben cumplir para que este resulte efectivo, el principal y más peligroso es que hay que dejar que el bebé llore en la cuna. Aunque sea de una forma gradual, aunque el primer día sea un solo minuto, el método marca que no se debe coger al bebé de la cuna cuando llore.

Y es aquí donde reside la principal causa de todas las consecuencias, que tiene el método Estivill para el desarrollo infantil. Para empezar, es importante entender que un bebé de 6 meses no tiene capacidad para manipular a través del llanto. Llorar es la única forma que tiene el bebé para comunicarse, para expresar su malestar, su miedo, su hambre, su dolor, en definitiva, el llanto es esencial desde que existe la humanidad.

Tu bebé no comprende que al día siguiente tienes que trabajar, que no has tenido tiempo de darte una ducha en condiciones en días o que el sueño no te deja concentrarte. Tu bebé llora porque te necesita, porque necesita alimentarse, porque si no te tiene cerca siente miedo, desprotección, soledad e inseguridad.

Cuando dejas llorar a tu bebé en su cuna, en su habitación, lejos de su madre que con 6 meses es la única persona que reconoce en el mundo, estás creando una serie de reacciones neurológicas terribles. Por lo qué las consecuencias negativas a largo plazo pueden ser numerosas.

Las consecuencias del método Estivill

Es posible que el método Estivill funcione en algunos casos, quizá muchos niños han aprendido a dormir solos siguiendo esta técnica y quizá no tengan ningún trauma ni sean evidentes las consecuencias en todos ellos. Sin embargo, muchos de estos niños presentan diversos problemas emocionales y psicológicos, derivados del método Estivill.

Cuando un bebé llora para reclamar algo y no recibe la atención que necesita, su cerebro activa el mecanismo del miedo y comienza a liberar cortisol. El cortisol es una hormona que se produce en la glándula suprarrenal, que a pesar de tener sus funciones en el organismo, en bebés y niños pequeños puede afectar negativamente a su desarrollo.

El cortisol interfiere en la producción de serotonina, la conocida hormona de la felicidad. Además, produce deficiencias en el sistema inmunológico y en el desarrollo de los huesos. Aumentando así el riesgo de padecer enfermedades como osteoporosis, anorexia nerviosa, ansiedad, hipertensión etc.

Otras áreas del desarrollo infantil pueden verse afectadas como consecuencia de utilizar el método Estivill. Retraso en la adquisición de habilidades como el lenguaje, retraso en el crecimiento o diversos problemas con la alimentación, además de los numerosos problemas de sociabilidad y conducta que pueden surgir.

El cortisol es una hormona que se produce en la glándula suprarrenalEl cortisol es una hormona que se produce en la glándula suprarrenal

Nunca dejes llorar a tu bebé

Aunque hay personas que te dirán que no pasa nada por dejar llorar a tu bebé, que lo estás malacostumbrando a los brazos, que no debe dormir contigo etc, permítete hacer caso de tu instinto como madre. Ese mismo instinto que te hace correr a atender a tu hijo cuando tan solo comienza a sollozar, el que hace que sientas la imperiosa necesidad de protegerlo frente a cualquier persona, incluso su propio padre o personas que le quieren.

Tú eres la mejor madre para tu bebé, cuando llora por las noches lo hace porque siente miedo, porque necesita tenerte cerca, olerte y escuchar tu corazón y tu voz para sentirse protegido. Si le dejas llorar en su cuna, en su cuarto mientras está solo, el pequeño no podrá comprender que está ocurriendo. Se sentirá solo, angustiado, estresado y ansioso.

Todo esto supone un gran riesgo para su desarrollo, además de todas las consecuencias físicas y emocionales descritas, con seguridad puede afectar a sus futuras relaciones personales. Dificultad para relacionarse con otras personas, problemas de sueño que impida que el niño pueda realizar actividades fuera de casa, inseguridad, falta de autoestima etc.

Tu bebé crecerá y poco a poco irá adquiriendo autonomía, con lo que conseguirá dormir sólo sintiéndose seguro y sin sufrir. Escucha tu instinto, no dejes llorar a tu bebé y ayúdale a crecer de una forma respetuosa. Atender a sus necesidades le permitirá crecer más fuerte, más sano, más seguro y más preparado para enfrentarse al mundo.

Te puede interesar