Menú
Posibles causas del retraso en el lenguaje en los niños
Posibles causas del retraso en el lenguaje en los niños

RETRASO EN EL LENGUAJE

Posibles causas del retraso en el lenguaje en los niños

Si crees que tu hijo tiene retrasos en el lenguaje, es posible que algunas de las causas sean las siguientes, ¡no te olvides de hablar con tu pediatra!

Cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo en cuanto al habla, por eso si tu hijo no habla como otros niños de su edad, no tienes que alarmarte y menos si tiene menos de 20 meses. De hecho, los niños pueden comenzar a hablar palabras sueltas hasta los dos años y medio, y no será a partir de entonces cuando debas preocuparte en caso de que tu hijo no atienda a las instrucciones o no sepa realizar frases sencillas.

Existen una amplia gama de problemas que pueden interrumpir el desarrollo del habla de los niños. Puede haber un impedimento físico que impida que el niño pueda articular palabras correctamente o quizá sea un problema de procesamiento, lo que significa que el sistema de comunicación interno del niño no puede llevar efectivamente el mensaje al cerebro o el cerebro no puede conectar bien con el cuerpo para poder hablar.

Si te preocupa que tu hijo tenga algún retraso en el habla o en su comprensión del lenguaje, deberás tener en cuenta algunos factores que pueden desempeñar diferentes papeles en el retraso del habla y el del lenguaje de tu hijo. De cualquier forma, si tienes dudas, acude a tu médico para que de esta manera, pueda valorar qué le ocurre. A continuación vamos a ver algunas posibles causas.

Un problema en el paladar puede ser un ejemplo de una deficiencia oral que puede afectar al hablaUn problema en el paladar puede ser un ejemplo de una deficiencia oral que puede afectar al habla

Deficiencias físicas

Un problema en el paladar puede ser un ejemplo de una deficiencia oral que puede afectar al habla. Otro problema que puede afectar a la producción del habla es tener un frenillo corto, que es el pliegue que sujeta la lengua a la boca inferior. Los problemas físicos de este tipo suelen detectarse por el pediatra, pero en algunos casos, pueden pasar desapercibidos hasta que el niño comienza a ir al dentista o comienza a tener retrasos en el habla.

Problemas orales-motores

Muchos niños con retraso en el habla tienen un problema con la comunicación en las áreas del cerebro responsables de la producción del habla debido a problemas como la apraxia del habla infantil. En este caso, tu hijo puede tener problemas para controlar los músculos y las partes de su cuerpo que utiliza para hablar. Sus labios, lengua o mandíbula, por ejemplo, muchos no hacen lo que "deberían" hacer para producir ciertas palabras. Estos tipos de problemas del habla pueden existir por sí solos o pueden existir junto con otras dificultades orales y motoras, como problemas para comer.

Un retraso en el habla puede estar relacionado con otros retrasos en el desarrolloUn retraso en el habla puede estar relacionado con otros retrasos en el desarrollo

Retraso general del desarrollo

Un retraso en el habla puede estar relacionado con otros retrasos en el desarrollo. Por supuesto, todos los niños alcanzan los hitos a su propio ritmo, pero es posible que quieras hablar con tu pediatra para que le hagan una evaluación a tu hijo si comienzas a notar que otras habilidades y capacidades también se están desarrollando más lentamente de lo normal. Tendrás que prestar atención tanto a las habilidades motoras, verbales y cognitivas que se ajusten al nivel de la edad que tenga tu hijo en ese momento determinado.

Los problemas del habla relacionados con retrasos en el desarrollo pueden incluir hablar muy poco o no hablar nada, parecer que entiende el lenguaje de los otros, repetir las palabras de los demás o no tener entonación al hablar.

Problemas de audición

Los problemas de audición también pueden estar relacionados con el retraso en el habla, por lo que un audiólogo debe evaluar la audición del niño siempre que se tenga cierta inquietud con la capacidad del lenguaje del menor. Un niño que tiene pérdida auditiva puede tener problemas para entender el habla a su alrededor, así como sus propias vocalizaciones. Esto hace que sea difícil entender y dominar qué son las palabras específicas y, a continuación, le impide imitar palabras y usar el idioma con fluidez o correctamente.

Infecciones de oído

Otras causas que pueden afectar al habla de los niños son las infecciones de oído. Es bastante común que los niños tengan infecciones de oído antes de cumplir 3 años, normalmente ocurre con otitis. Esto no significa que un niño que ha tenido una infección corra automáticamente el riesgo de tener problemas de audición y retrasos en el habla.

Una infección de oído común que se cura después del tratamiento sin problema no aumentará el riesgo de que tu hijo tenga problemas del habla. Las infecciones crónicas, por otro lado, sí pueden afectar a un desarrollo normal del habla.

Te puede interesar