Menú
Las varices y el embarazo
Las varices y el embarazo

CAMBIOS CORPORALES

Las varices y el embarazo

Es común que durante el embarazo aparezcan varices en nuestras piernas, te contamos las razones y qué hacer para evitarlas.

Las varices son venas dilatadas de color azul o morado que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen aparecer sobre todo en las piernas. Dependiendo del tipo de variz, podremos tenerlas indoloras o causantes de numerosas molestias. Son mucho más comunes en las mujeres que en los hombres, y tienes más probabilidades de tenerlas si un miembro de tu familia las ha tenido antes.

Durante el embarazo suelen aparecer las primeras varices en las piernas de las mujeres, y pueden hacer que sientan grandes molestias y pesadez en las piernas, sobre todo si pasas mucho tiempo de pie. ¿Quieres saber más? En Bekia te contamos cómo podrás prevenir las varices durante el embarazo.

 También serás más propensa a tenerlas si tienes <b>sobrepeso También serás más propensa a tenerlas si tienes sobrepeso

El crecimiento del útero provoca las varices

Cuando estás embarazada, aumenta la cantidad de sangre en tu cuerpo haciendo que aumente la presión sobre las venas de las piernas, provocando de este modo la aparición de las varices. También serás más propensa a tenerlas si tienes sobrepeso o estás ante un embarazo múltiple.

Las varices suelen mejorar durante los tres o cuatro meses después del parto, aunque esto depende mucho de la circulación de la sangre de la persona. Si es tu primer embarazo, la probabilidad de que esto ocurra será menor que si has tenido varios. Si las varices no desaparecen y te producen mucho dolor o molestia, consulta con un especialista para que te ofrezca diversos tratamientos.

Aunque es una tarea difícil, es posible prevenir las varices durante el embarazo

Para ello, debes realizar alguna de las prácticas que te vamos a mostrar a continuación y deberás seguirlas si quieres reducirlas en la medida de lo posible:

Haz ejercicio diariamente. No hace falta que estés apuntada a un gimnasio, puedes salir a andar por la ciudad o por el campo, hacer yoga o pilates en tu casa, o incluso correr un poco si estás en el comienzo del embarazo. Esto hará que mejore tu circulación y, por tanto, la aparición de varices será mucho menor.

Bebe agua frecuentemente y toma alimentos ricos en fibra, tales como cereales, frutas y verduras. Procura darte masajes con una crema recomendada por tu especialista, y no tomes el sol en las piernas ni te depiles con cera caliente, pues eso provocará la aparición de las mismas.

El peso es muy importante, y aunque estés embarazada y vayas a coger peso considerablemente, debes mantenerte siempre dentro del peso recomendado. Si eres una persona con obesidad, será muy difícil evitar la aparición de varices, sobre todo en la etapa del embarazo, porque el peso que tengan que soportar tus piernas será mayor.

Procura tener los pies y las piernas en alto para hacer que descansen lo máximo posible, sobre todo si has estado de pie durante mucho tiempo. Si decides sentarte no cruces las piernas, y procura no estar mucho rato en la silla sin levantarte. Por otro lado, si estás echada en la cama, colócate un cojín o una almohada para mantener los pies levantados.

Procura tener los pies y las piernas en altoProcura tener los pies y las piernas en alto

Utiliza las denominadas medias de soporte

Estas medias serán tu mejor aliado para la prevención de varices durante el embarazo. Es más apretada por el tobillo y se va aflojando a medida que va subiendo por la pierna facilitando así el regreso de la sangre al corazón.

Si tienes varices, estas medias harán que no empeoren además de ayudarte a prevenir el hinchazón. Para garantizar su eficacia, póntelas por la mañana recién levantada, cuando aún no te has levantado de la cama. De esta forma evitarás que la sangre no se acumule en las piernas, y podrás empezar mucho mejor el día.

Procura no ponerte tacones o zapatos apretados. Para mejorar la circulación, date con agua fría en las piernas mientras añades masajes suaves y circulatorios en sentido ascendente. De esta forma, notarás que tu piernas estarán más relajadas y descansadas.

Te puede interesar