Menú
Pasos para que un niño de 12 años baje de peso
Pasos para que un niño de 12 años baje de peso

NIÑOS OBESOS

Pasos para que un niño de 12 años baje de peso

No te pierdas estos pasos para que un niño de 12 años pueda bajar de peso sin arriesgar su salud.

Los adolescentes se dan cuenta de su propio cuerpo y de cómo sus compañeros los ven alrededor de los 12 años. Durante la adolescencia, las niñas comienzan a desarrollar senos más grandes y caderas más anchas, mientras que los niños aumentan de peso a medida que comienzan a crecer. 

La pérdida de peso ocurre cuando quemas más calorías diariamente de las que consume. Aquellos que tienen sobrepeso cuando son preadolescentes pueden tener problemas de peso, y los problemas de salud que los acompañan, como adultos. En lugar de centrarte en la pérdida de peso, realiza modificaciones en el estilo de vida de tu familia que ayuden a tu hijo de 12 años a encontrar un peso y una imagen corporal saludables. Para elaborar un plan de nutrición diario puedes hablar con su pediatra y que evalúe su estado físico y sus necesidades.

La pérdida de peso ocurre cuando quemas más calorías diariamente de las que consumeLa pérdida de peso ocurre cuando quemas más calorías diariamente de las que consume

Reduce la ingesta calórica

Primero se tendrá que reducir la ingesta calórica de tu hijo de 12 años. Esto detendrá tanto el aumento de peso como la pérdida de peso. Con la ayuda de un médico, calcula la cantidad de calorías que tu hijo necesita según su edad, sexo y nivel de actividad, y reduce la ingesta calórica diaria en consecuencia. La ingesta calórica diaria de 500 a 1.000 calorías dará como resultado una pérdida de peso entre 250 y 500 gramos por semana. Comienza por eliminar la comida basura alta en calorías y las bebidas azucaradas.

Comidas más saludables

Cambia a meriendas y comidas más saludables. En lugar de galletas o patatas fritas cuando tu hijo llegue a casa de la escuela, proporciona vegetales picados o una fruta. Llena los platos de tu familia con granos integrales, frutas y verduras frescas, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y proteínas magras. Reduce los condimentos ricos en calorías como los aderezos o la salsa de tomate.

Almuerzos

Prepara el almuerzo escolar de tu hijo en lugar de comprarlo en la panadería. Un sándwich saludable con pan integral, yogur bajo en grasa y una pieza de fruta es mucho más saludable que la oferta promedio de alimentos en la panadería, que puede ser alta en grasas, calorías y sodio.

Beber más agua

Anima a tu hijo de 12 años a beber más agua. Un refresco contiene 150 calorías o más, mientras que el agua tiene 0. Puedes añadir sabores al agua con pepino o limón si quieren tomar bebidas con sabor.

Haz que tu familia participe en un programa de ejerciciosHaz que tu familia participe en un programa de ejercicios

La familia tiene que colaborar

Haz que tu familia participe en un programa de ejercicios. Encuentra la actividad favorita de tu hijo e intenta mantenerla durante al menos 30 minutos. Realiza hasta 60 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana. Camina, trota, nada, monta en bicicleta o juega al fútbol. Apunta a un nivel de ejercicio moderado, lo que significa que tu hijo pueda hablar mientras hace ejercicio durante la mayor parte de su entrenamiento. Trate de incluir episodios de actividad vigorosa de 30 segundos, donde todos se muevan lo más rápido que pueda, en su entrenamiento. Haga ejercicio en familia o pídele a tu hijo que traiga a un amigo para ayudarlo a mantenerse motivado.

Dormir lo suficiente

Tienes que asegurarte de que tu hijo de 12 años duerme lo suficiente. Los adolescentes obesos de entre 9 y 18 años se acuestan más tarde y duermen menos que los niños de peso normal. Los preadolescentes y adolescentes aún necesitan entre 8 y 9'5 horas de sueño cada noche. Tienes que asegurarte de que tu hijo de 12 años se acueste a una hora decente para asegurarte de que duerme lo suficiente.

Antes de comenzar nada, habla con su médico para que te oriente.

Te puede interesar