Menú
Las grasas que SI y las grasas que NO pueden comer los niños
Las grasas que SI y las grasas que NO pueden comer los niños
ALIMENTACIÓN

Las grasas que SI y las grasas que NO pueden comer los niños

La alimentación infantil es muy importante para su crecimiento, por eso descubre las grasas que es mejor que tomen los niños y cuáles se deben evitar.

La alimentación infantil es un tema que cada vez está mucho más cuestionado debido a que el índice de obesidad en el mundo es cada vez mayor. Uno de los grandes problemas es que la dieta de los niños están basados en alimentos con mucha grasa. Según los expertos en nutrición, la dieta de un niño debe contener un porcentaje de grasa mayor que el del adulto, ya que este se encuentra en edad de crecimiento pero ¿Vale todo tipo de grasas?

Cuando hablamos de grasas en las comidas se nos vienen a la cabeza siempre pizzas, hamburguesas, bollería y un largo etcétra de alimentos procesados que solo nos aportan problemas para la salud. Para ello, vamos a diferenciar las grasas buenas y las grasas malas.

Todos los alimentos contienen algo de grasaTodos los alimentos contienen algo de grasa

Por norma general, todos los alimentos contienen algo de grasa, algunos más que otros y es por ello que vamos a hacer una clasificación de los alimentos que contienen grasas buenas y grasas malas y porqué tienen que estar presentes en la dieta de los niños.

Las grasas que si y las grasas que no pueden comer los niños

Los ácidos grasos esenciales son aquellos que el organismo humano no es capaz de crear por sí solo, por lo que tenemos que añadirlo de manera exógena a través de nuestra alimentación. Estos son necesarios porque nos ayudan a formas las células del organismo, regula el sistema nervioso, son vitales para el buen funcionamiento de las neuronas del cerebro y de la vista.

Como hemos dicho con anterioridad, no cualquier tipo de grasa vale. Las grasas buenas son aquellas que encontramos en los alimentos que nos proporciona la naturaleza y que no hemos procesado y, por otro lado, las grasas malas son aquellas que encontramos en los alimentos procesados como las pizzas, bollería, galletas, chocolate... y estos son los que tenemos que evitar a toda costa sobre todo en la alimentación de los niños.

¿Dónde encontramos las grasas buenas?

Dentro de los alimentos que contienen grasas buenas encontramos aquellos que contienen grasas insaturadas, por lo cual deben estar muy presentes en cualquier alimentación que se precie, pero sobre todo en la de los niños. Los alimentos que contienen este tipo de grasa son los siguientes:

-

Frutos secos:

Entre los frutos secos más saludables debido a su contenido en grasas buenas son las nueces, las almendras, los pistachos y las avellanas. Lo que si tenemos es que tener cuidado con los niños a la hora de comer este tipo de alimentos no vaya a ser que se atraganten.

-

Pescado:

Aquellos que tienen más contenido de omega 3 son el salmón, la anchoa, el boquerón o el atún, entre otros. Aparte de proporcionarle grasas buenas, también van a aportarle nutrientes como vitaminas, proteínas y minerales.

-

Aceite de oliva:

El aceite de oliva tiene como componente principal son grasas buenas, que van a favorecer a prevenir las enfermedades cardiovasculares y van a dar energía a nuestros pequeños. No es conveniente abusar de este tipo de grasa ya que aunque es buena para el organismo puede que en exceso ayude a la obesidad.

-

Lácteos:

Los lácteos, ya sea en forma de yogur, queso o leche, son imprescindibles en la alimentación de lo niños. Es recomendable que los pequeños lo tomen en su versión entera y no desnatada ya que este tipo de grasa es muy buena para su organismo.

Las grasas malas son aquellas que encontramos en los alimentos procesados como las pizzas, bollería, galletas o chocolateLas grasas malas son aquellas que encontramos en los alimentos procesados como las pizzas, bollería, galletas o chocolate

¿Dónde encontramos las grasas malas?

Las que consideramos como grasas malas son las llamadas grasas trans, que son las que encontramos en las comidas procesadas. Estas son las que tenemos que evitar a toda costa en la alimentación de los niños ya que estos favorecen al aumento en los niveles de colesterol y a la obesidad infantil. Estos alimentos que tenemos que evitar a toda costa en la dieta de los niños son:

- Mantequillas

- Cereales

- Galletas

- Pizzas

- Chocolatinas

- Bollería industrial

- Tentempiés

Llevar una alimentación equilibrada y sana es sinónimo de gozar de buena salud y sentirse fuerte y con energía. Cuando hablamos de la alimentación de los niños tenemos que tener en cuenta que tenemos que diferenciarla en algunos aspectos de la de los adultos, ya que estos están en etapa de crecimiento y tienen una vida muy activa, por lo que necesitan alimentos que le aporten energía.

Te puede interesar