Menú
Mitos y verdades sobre la maternidad que te sorprenderán
Mitos y verdades sobre la maternidad que te sorprenderán

MATERNIDAD

Mitos y verdades sobre la maternidad que te sorprenderán

En cada país, en cada ciudad o pueblo de todo el mundo, existan diferentes mitos sobre el tema de la maternidad.

Existen infinidad de mitos entorno a la maternidad, creencias que van surgiendo de las experiencias personales de cada madre, y que se van extendiendo entre las familias durante décadas, algunos, incluso perduran durante siglos.

¿De dónde nacen los mitos entorno a la maternidad?

La mayoría de los mitos que existen sobre la maternidad, tienen un origen desconocido. Algo que una vez le ocurrió al hijo de la prima de la vecina de tu tía en el pueblo, y así, se va transmitiendo una información que quizá, pudo tener algo de veracidad en su momento.

Sin embargo, como suele ocurrir cuando se cuenta una historia a otra persona, poco a poco las versiones van sufriendo transformaciones. Hasta que se convierten en mitos, en leyendas que, de forma desconocida, todo el mundo conoce pero que nadie sabe de dónde salieron, ni si son ciertas.

Mitos y verdades sobre la maternidad

Lo más probable es que en cada país, en cada ciudad o pueblo de todo el mundo, existan diferentes mitos sobre la maternidad. Teniendo en cuenta la diversidad cultural que existe en el mundo, no es de extrañar. En este caso, vamos a compartir alguna de las leyendas y mitos más conocidos sobre el embarazo y la maternidad en esta parte del mundo.

La mayoría de los mitos que existen sobre la maternidad, tienen un origen desconocidoLa mayoría de los mitos que existen sobre la maternidad, tienen un origen desconocido

Mitos

  • Los días de luna llena nacen más bebés: Aunque para las mujeres más espirituales puede ser una afirmación muy emotiva y fantástica, la realidad es que la luna llena nada tiene que ver con el momento del parto. Todos los días nacen niños, independientemente de la fase en que se encuentre la luna.
  • A todas las embarazadas les da por comer pepinillos en vinagre: Esto es algo que tampoco es cierto, ya que cada mujer puede desarrollar unos gustos o aversiones diferentes durante su embarazo. No obstante, este mito puede tener algo de razón por el simple hecho de que el vinagre ayuda a mitigar las náuseas. Quizá por eso muchas mujeres embarazadas prefieren tomar pepinillos y otros encurtidos en vinagre, antes que otros alimentos como el dulce, por ejemplo.
  • Todas las mujeres poseen instinto maternalTodas las mujeres poseen instinto maternal

  • A las embarazadas jóvenes les salen menos estrías que a las más mayores: Al contrario, los tejidos de las mujeres jóvenes todavía son firmes y por ello tienen mayor probabilidad de romperse al estirarse la piel durante el embarazo. No obstante, existen otros factores, como la alimentación, la hidratación o el aumento de peso entre otros.
  • Todas las mujeres poseen instinto maternal: Además de ser totalmente falsa, esta afirmación hace mucho daño a las mujeres de todo el mundo. Todas las mujeres no sienten el deseo de ser madres. No todas las niñas sueñan con tener bebés desde que son pequeñas. Al contrario, se trata de una decisión muy importante que cambiará tu vida por completo. En la mayoría de los casos, la decisión de tener hijos llega como consecuencia de la evolución de la vida. Incluso, muchas madres que adoran y aman a sus hijos por encima de todas las cosas, no sienten ese instinto maternal del que tanto se habla.
  • No pasa nada por fumar algún cigarrillo en el embarazo: Entendemos que el tabaco es un problema de adicción y que, por lo tanto, es muy complicado dejarlo completamente aun estando embarazada. No obstante, debes saber que hasta la más mínima cantidad de tabaco puede dañar gravemente la salud y el desarrollo de tu futuro bebé. Si estás embarazada o planeas estarlo y eres fumadora, no dudes en hablar con tu médico sobre este tema. Te ofrecerán ayuda para dejar el tabaco de una forma saludable y poco perjudicial para ti y para tu bebé.

Verdades

  • Los cambios hormonales afectan a la madre, y también al padre: Algo muy curioso y poco conocido, pero que según un estudio realizado hace algunos años, resulta completamente cierto. Durante el embarazo, la mujer sufre una serie de cambios hormonales muy importantes, esto es algo que todo el mundo sabe. Sin embargo, al parecer los futuros papás también sufren algún desajuste hormonal. Los niveles de testosterona se reducen durante el embarazo, y los de prolactina (la hormona encargada de la producción de leche en la mujer) aumentan.
  • Los cambios hormonales afectan a la madre, y también al padrePie de foto

  • El embarazo vuelve a las mujeres más olvidadizas: Esto es lo que se conoce como baby brain y la mayoría de mujeres embarazadas lo sufren en mayor o menor medida. El embarazo conlleva un gran esfuerzo, sumado a la dificultad para descansar bien, las preocupaciones por el parto, los cambios hormonales etc. Todo ello, provoca que la futura madre sufra pequeñas pérdidas de memoria y una mayor dificultad para mantener la concentración.
  • Estimular los pezones de la madre puede hacer que se adelante el parto: No siempre funciona y tampoco es algo que pueda ocurrir en cualquier momento del embarazo. Cuando el momento del parto está cerca, comienza la producción de la oxitocina, que es la hormona encargada de producir contracciones en los músculos del útero. Al estimular los pezones cuando el parto está próximo, puede acelerar la producción de la oxitocina y con ello conseguir que se adelante el parto. Aunque puede que no funcione, si estás esperando con ansia la hora de ponerte de parto, puedes probar esta técnica.
  • Se puede practicar sexo durante el embarazo: Siempre que sea sexo seguro, consentido y deseado, es completamente seguro practicarlo durante todo tu embarazo. A no ser, que el médico que sigue tu embarazo te lo desaconseje por cualquier motivo médico. El sexo durante el embarazo puede ayudarte a sentirte más atractiva, más unida con tu pareja. Además, no debes preocuparte por tu bebé, ya que está protegido por el líquido amniótico y los propios músculos y tejidos del útero.
  • Puedes convivir con gatos, aunque estés embarazada: Existe demasiada desinformación al respecto y muchas mujeres se deshacen de sus gatos al quedarse embarazadas por el miedo a contraer toxoplasmosis. En primer lugar, antes de nada, lleva a tu gato al veterinario para que le realicen las pruebas pertinentes y saber así si existe riesgo de toxoplasmosis. Si el gato lo tuviese, el riesgo estaría en las heces del animal. Por lo qué, lo único que debes hacer es, evitar el contacto con las heces, que otra persona se encargue de mantener la arena del gato limpia. Por seguridad, lleva a tu mascota al veterinario cada tres meses, así podrás asegurarte de que todo está en ordena y podrás convivir con tu gato tu embarazo y tu maternidad.
  • Te puede interesar