Menú
Qué hacer si tu hijo tiene problemas en la escuela
Qué hacer si tu hijo tiene problemas en la escuela

ESCUELA

Qué hacer si tu hijo tiene problemas en la escuela

Si te han llamado de la escuela diciéndote que tu hijo tiene problemas... esto es lo que puedes hacer al respecto.

Incluso los niños con mejor comportamiento a veces se meten en problemas en la escuela. Si tu hijo tiene cinco o quince años, ¿qué haces cuándo se entera de que tu hijo hizo algo mal en la escuela? ¿Cómo tú, como padre, manejas la situación y la discutes con un niño desafiante? ¿O un niño tranquilo y tímido? ¿O un niño arrepentido?

A continuación vamos a comentarte algunos consejos que pueden hacer los padres después de enterarte de que tu hijo tiene problemas en la escuela.

Los padres deben ser respetuosos con el personal de la escuela Los padres deben ser respetuosos con el personal de la escuela

Respeta a los educadores que te comentan lo que ha hecho tu hijo

En todos los niveles de educación, los padres deben ser respetuosos con el personal de la escuela que se comunica con respecto al mal comportamiento de un niño. A menudo, los padres quieren saltar en defensa de sus hijos sin escuchar todos los lados de la situación... Pero es necesario mantener la calma. No importa la edad que tenga tu hijo cuando escuches sobre "el incidente". Lo ideal es seguir los siguientes pasos:

  • Primero, escucha lo que la escuela tiene que decir sobre el incidente, asegurándoles que hablarás con tu hijo.

  • Luego, escucha a tu hijo con la mente abierta también, escucha lo que tiene que decir.

  • Si tu hijo se pone inmediatamente a la defensiva, sin importar la relación que el padre tenga con su hijo o los sentimientos del padre sobre el incidente, el padre debe abordar la discusión con su hijo de una manera tranquila y no acusatoria. Si un padre comienza acusando a un niño, será más probable que se ponga a la defensiva.

  • Finalmente, se tiene que crear un plan para remediar la situación, reparando el posible daño que se produjo durante el mal comportamiento, o volviendo a hacer una tarea o proyecto.

Si estos comportamientos continúan, es importante organizar una reunión con la escuela, y tu hijo (dependiendo de su edad) es importante, para que tú, como padre, puedas encontrar la causa raíz de estos malos comportamientos. Si la escuela impone una consecuencia por el mal comportamiento, no es necesario proporcionar una segunda consecuencia en el hogar.

Frena el comportamiento

Habla con tu hijo a menudo sobre su día en la escuela para comprender cuál es su actitud frente a sus compañeros o hacia lo académico. El manejo de los malos comportamientos de los padres es relativamente consistente, pero las causas y consecuencias de los malos comportamientos variarán según la edad.

Cuando hay un problema en el aula, es probable que tu hijo sienta mucha emoción por la situación. Puede ser difícil mantener tu propia emoción fuera de la situación, pero recuerda, el maestro tiene los mejores intereses hacia tu hijo y quiere trabajar para encontrar la mejor solución. Es necesario que los padres se coordinen con los maestros para resolver el problema de la mejor manera posible.

Cómo abordar la situación como un buen equipo

Para abordar la situación como un equipo entre padres y profesionales educativo es buena idea seguir los siguientes consejos;

  • Pregunta a tu hijo cuáles son las posibles soluciones para ayudarte a desempeñar un papel activo en la resolución de problemas
  • Recuerda que el maestro puede ayudar a tu hijo a implementar las soluciones en el aula y puedes intervenir si tu hijo necesita apoyo. Mantén abierta la comunicación con tu hijo y su maestro para ayudar a todos a mantenerse en las mismas actuaciones y garantizar que las soluciones sean efectivas.
Los niños deben tener una buena relación con al menos un amigoLos niños deben tener una buena relación con al menos un amigo

Fortifica la relación con el profesor

Si quieres que las cosas vayan mejor lo ideal e que te conectes con el maestro de tu hijo para que os sintáis cómodos el uno con el otro cuando se trata de hablar de tu hijo. Pero, ¿cómo conseguir esto? Los niños deben tener una buena relación con al menos un amigo (óptimamente) y su maestro, en ese orden.

Cuanto más pequeño es el niño, más importante es la relación con su maestro. La razón es ayudar al niño con el proceso continuo de separación que continúa más allá del preescolar y llega hasta los primeros años de primaria. A medida que tu hijo madure, debe estar preparado para la vida en la escuela intermedia y secundaria, la universidad y la vida adulta, lo que implica requisitos que se refieren a las figuras de autoridad superiores. Es necesario que los padres hagan un esfuerzo consciente para llevarse bien con los profesores y que de esta manera los hijos también lo hagan.

Te puede interesar