Menú
5 cosas que los maestros nunca deberían decir
5 cosas que los maestros nunca deberían decir

EDUCACIÓN

5 cosas que los maestros nunca deberían decir

Existen algunas cosas que los maestros nunca deberían decir a sus alumnos porque repercutiría muy negativamente en ellos.

Los profesores no son perfectos. Cometen errores y ocasionalmente ejercen mal juicio... porque también son humanos que se pueden equivocar. Hay veces que simplemente están estrellados y por eso pueden decir cosas que realmente no piensan... también hay veces que no pueden recordar por qué eligen seguir comprometidos con la profesión que escogieron para trabajar. Es algo normal en la naturaleza humana.

Dicho esto, hay varias cosas que los maestros nunca deberían decir. Estas cosas son perjudiciales para su misión, socavan su autoridad y crean barreras que no deberían existir entre alumno y maestro. Como maestros, las palabras y las acciones son poderosas. Tienen el poder de transformar, pero también tienen el poder de desgarrar. sus palabras siempre deben elegirse con cuidado. Si eres maestro, nunca digas estas cosas...

Los profesores no son perfectosLos profesores no son perfectos

1. No me importa si no les gusto a mis alumnos

Como docente, es mejor que les gustes a tus alumnos que no gustarles nada. La enseñanza a menudo se trata más de las relaciones que de la enseñanza misma. Si a tus estudiantes no les gustas o no confían en ti, no podrás maximizar el tiempo que tienes con ellos. Enseñar es dar y recibir. No entender esto conducirá al fracaso como maestro. Cuando a los estudiantes realmente les gusta un maestro, el trabajo del maestro en su conjunto se vuelve mucho más simple y pueden lograr más. Establecer una buena relación con sus estudiantes en última instancia conduce a un mayor éxito.

2. Nunca podrás hacer eso

Los maestros siempre deben motivar a los estudiantes, no desalentarlos. Ningún maestro debe aplastar los sueños de ningún alumno. Como educadores, no se debe intentar predecir futuros, sino de abrir puertas al futuro. Cuando se le dice a un estudiante que no es capaz de hacer algo, se está estableciendo un límite muy limitante en lo que pueden intentar llegar a ser. Los maestros son grandes influenciadores. Queremos mostrarles a los estudiantes un camino para lograr el éxito, en lugar de decirles que nunca llegarán allí, incluso cuando las probabilidades estén en contra de ellos.

3. Eres un vago

Cuando a los estudiantes se les dice repetidamente que son flojos, se arraiga en ellos y muy pronto se convierte en parte de quienes son. Muchos estudiantes son etiquetados erróneamente como "flojos" o vagos cuando a menudo hay una razón subyacente más profunda de por qué no están haciendo un gran esfuerzo. En cambio, los maestros deben conocer al alumno y determinar la causa raíz del problema. Una vez que esto se identifica, los maestros pueden ayudar a un alumno brindándole las herramientas para superar el problema.

Los maestros siempre deben estar dispuestos a responder las preguntas de un alumno Los maestros siempre deben estar dispuestos a responder las preguntas de un alumno

4. ¡Esa es una pregunta estúpida!

Los maestros siempre deben estar dispuestos a responder las preguntas de un alumno sobre una lección o contenido que están aprendiendo en clase. Los estudiantes siempre deben sentirse cómodos y animados a hacer preguntas. Cuando un maestro se niega a responder la pregunta de un alumno, está desanimando a toda la clase y no harán preguntas. Las preguntas son importantes porque pueden extender el aprendizaje y proporcionar a los maestros comentarios directos que les permitan evaluar si los estudiantes entienden o no el material. Nunca hay preguntas tontas o estúpidas, todas son importante.

5. Ya he explicado eso. Deberías haber estado escuchando

No hay dos estudiantes iguales. Todos procesan las cosas de manera diferente. El trabajo como maestro es asegurarse de que cada alumno comprenda el contenido. Algunos estudiantes pueden requerir más explicación o instrucción que otros. Los nuevos conceptos pueden ser especialmente difíciles de comprender para los estudiantes y es posible que sea necesario volver a analizarlos o revisarlos durante varios días. Hay una buena posibilidad de que varios estudiantes necesiten más explicaciones, incluso si solo uno está hablando...

Si eres maestro/a, recuerda todo esto para evitar decirles estas frases a tus alumnos... su autoestima te lo agradecerá.

Te puede interesar