Menú
Los efectos del favoritismo con los hijastros
Los efectos del favoritismo con los hijastros

FAMILIA MIXTA

Los efectos del favoritismo con los hijastros

Cuando existen favoritismos con los hijastros, esto puede afectar muy negativamente a su desarrollo emocional.

En casi todas las familias existe el favoritismo y no es algo de lo que los padres deban avergonzarse, pero sí es algo de lo que deban tener cuidado. El favoritismo puede causar una herida emocional muy profunda en los niños que se sienten desplazados por sus hermanos favoritos.

A veces los padres no se dan cuenta de que están poniendo demasiado atención extra a otro hijo, porque quizá sea un nuevo bebé o un hijo enfermo. Normalmente las complicaciones de las familias mixtas también pueden verse perjudicadas, como cuando existen tensiones entre padrastros e hijastros. Cuando se favorece a un niño sobre los demás, el bienestar de toda la familia puede sufrir.

Es crucial darse cuenta de esto para que de esta manera, no se caiga en los favoritismos tóxicos y se pueda potenciar una relación equitativa con todos los hijos, ya sean biológicos o los hijos de la pareja dentro de la familia mixta.

El favoritismo no se limita a las familias combinadasEl favoritismo no se limita a las familias combinadas

El favoritismo limita las relaciones

El favoritismo no se limita a las familias combinadas. Los padres pueden favorecer a un niño sobre otro por muchas razones, que incluyen género, comportamiento, personalidad e intereses personales. Los padrastros a menudo favorecen a sus hijos biológicos sobre sus hijastros. Este favoritismo puede causar problemas de depresión, falta de autoestima y falta de confianza en sí mismo más adelante en la vida de un niño.

Aunque los hijos no sean biológicos, si se ha decidido crear una familia mixta, se debe tener en cuenta que los hijos de la pareja deben tratarse como hijos biológicos y por tanto, tener una relación equitativa con todos. Igual que tú quieres que te traten como un padre o una madre biológica aunque no lo seas, lo mismo debes ofrecer en cuanto a la relación entre todos tus hijos e hijastros.

Familias mixtas

En una familia unida, no es realista esperar que los padrastros y los hijastros estén cerca el uno del otro de inmediato. Por ejemplo, una madrastra no va a sentir el mismo sentimiento de amor inmediato e incondicional por sus hijastros que el que siente por sus propios hijos. 

Esperar que el padrastro o los hijastros tengan automáticamente sentimientos profundos el uno por el otro solo ejercería mucha presión sobre todos los involucrados. Sin embargo, una actitud constante de favoritismo es una cuestión diferente que debe ser abordada para evitar problemas emocionales tanto en el presente como en el futuro.

Consecuencias del favoritismo

Algunos padrastros nunca se conectan emocionalmente con sus hijastros e incluso pueden verlos con resentimiento, celos u hostilidad. Si el padrastro y el padre biológico del niño tienen un hijo juntos, ambos padres podrían favorecer al nuevo hijo que tienen en común sobre el hijo de una relación anterior.

Esto puede causar problemas a largo plazo para el niño menos favorecido, incluidos niveles más altos de agresión y bajo rendimiento en la escuela. Los niños no tienen la culpa de las decisiones amorosas de los padres, ellos merecen ser tratados con dignidad y todo el respeto del mundo. Son personas que se están formando y sus padres deben ser su mejor modelo a seguir.

Algunos padrastros nunca se conectan emocionalmente con sus hijastrosAlgunos padrastros nunca se conectan emocionalmente con sus hijastros

Relaciones entre hermanos

Las relaciones entre hermanastros y medios hermanos también pueden verse afectadas por el favoritismo de los padres. Los hermanos pueden competir entre ellos por el afecto de ambos padres, o pueden mantener lazos más estrechos con su propia mitad de la familia sin realmente mezclarse. En esta circunstancia, los hermanastros podrían nunca desarrollar una relación cercana entre ellos y podrían tener poca conexión cuando sean adultos. La mejor manera para que las familias superen este tipo de problema es comunicarse abierta y honestamente entre sí acerca de sus sentimientos y dificultades.

Te puede interesar