Menú
Enseña a tus hijos a no decir mentiras
Enseña a tus hijos a no decir mentiras

MENTIRAS

Enseña a tus hijos a no decir mentiras

Los niños deben aprender a que la verdad siempre será mucho más venerada que la mentira... por mucho que cueste decirla.

La mentira suele ser una estrategia negativa de huida, de salir de una situación de manera airosa en la que si se hubiera dicho la verdad, hubiera habido consecuencias, posiblemente que disgustasen a la persona que miente. Pero la mentira, nunca es una buena forma de comunicación ni de relación interpersonal. Cuando una persona miente, está alejando a las personas que le importan de su alrededor y lo que es peor, se está autoconvenciendo de una realidad que no es cierta y que solo está en su mente.

Los padres quieren criar a sus hijos para que sean adultos respetuosos, cariñosos y honestos. Sin embargo, a algunos niños les gusta mentir en algún momento, sobre todo para poner a prueba la respuesta emocional de los adultos y ver también, si a través de la mentira pueden conseguir beneficios para ellos mismos. Los niños pueden mentir porque les preocupa decepcionarte o ser castigados por algo que hicieron. 

Es tu trabajo como padre enseñarle a tu hijo por qué esto está mal y cuán importante es decir siempre la verdad. Por eso, si tu hijo suele decirte mentiras por cualquier motivo, ha llegado el momento de que tengas las estrategias necesarias para enseñarle a no decir mentiras. Tus hijos sabrán la importancia de la honestidad en su vida y en la de los demás. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? Sigue leyendo.

Habla con los niños sobre la importancia de la honestidad, comenzando cuando son pequeñosHabla con los niños sobre la importancia de la honestidad, comenzando cuando son pequeños

Hablar de honestidad

Habla con los niños sobre la importancia de la honestidad, comenzando cuando son pequeños. Hasta los 6 años, es posible que no sepan la diferenciar entre fantasía y realidad , pero después de los 6 años tienen la edad suficiente para comprenderlo bien.

Explica a tus hijos cómo la honestidad permite que tu familia y amigos confíen unos entre otros. Diles que mentir es perjudicial para las relaciones a largo plazo porque rompe la confianza. Después de que se rompe la confianza, puede ser difícil recuperarla... y esto puede causar mucho dolor emocional a las partes involucradas.

Ser un buen modelo de conducta

No solo les digas a tus hijos que sean honestos, muéstrales cómo serlo cada día. Evita mentirle a tu hijo, incluso si es incómodo responder a una pregunta. Solo mantén la conversación apropiada para la edad que tiene y su conocimiento sobre el mundo.

Haz de tu hogar un espacio abierto y verdadero donde todos se sientan cómodos con la honestidad y no se permitan secretos. También es importante ser honesto con los demás frente a los niños, para evitar confundirlos.

Recompensa la honestidad

Ofrece alabanzas a tus hijos cuando sean honestos contigo. Diles que sabes lo difícil que es a veces decir la verdad y que estás muy orgulloso de ellos por hacer lo correcto. Dales un abrazo o una palmada en la espalda diciéndole lo contento que te pone que sean sinceros de corazón contigo.

Ofrece alabanzas a tus hijos cuando sean honestos contigoOfrece alabanzas a tus hijos cuando sean honestos contigo

Qué hacer cuando tu hijo miente

Aunque enseñes a tus hijos sobre honestidad y lo importante que es decir la verdad, también es probable que tu hijo mienta en algún momento determinado. Si esto ocurre recuerda lo siguiente para poder llevar mejor la situación:

Mantén la calma. Cuando pilles a tu hijo diciendo una mentira, nunca le llames mentiroso. Pregúntale por qué sintió que necesitaba mentirte. Luego pregúntale cuál podría haber sido una mejor opción. Dile a tu hijo que no está permitido mentir en nuestra familia y que aunque estás decepcionado por esas acciones, todavía le quieres.

Si ha comenzado a mentir de manera regular, es posible que necesitas buscar ayuda externa, como un profesional de la psicología infantil para que pueda ayudaros con este problema. Es importante que como padre o madre le apoyes para aprender más sobre sinceridad, porque decir la verdad o mentir, siempre acaba siendo una decisión que se toma.

Te puede interesar