Menú
Cómo disfrutar la Navidad cuando los abuelos ya no están
Cómo disfrutar la Navidad cuando los abuelos ya no están

TRUCOS Y CONSEJOS

Cómo disfrutar la Navidad cuando los abuelos ya no están

La Navidad sin los abuelos puede ser especialmente dura, pero se puede disfrutar honrando su recuerdo.

La llegada de la navidad supone un momento del año en el que se reúnen las familias para celebrar las fiestas y pasar buenos momentos juntos. Sin duda, unas fechas señaladas en las que la ausencia de cualquier persona se refleja más que en cualquier otro período. Por ello, son muchas las personas que se plantean cómo afrontar esta época habiendo perdido a un ser querido ya que para ellos, la navidad ha pasado a ser un momento de dolor y tristeza.

Sin embargo, aunque el hecho de que la nostalgia invada a las personas por la falta de seres queridos en navidad es algo lógico, también se debe de aprender a disfrutar de días tan significativos con los que aún están aquí. La pregunta es, ¿cómo hacerlo?

Lo recomendable es ser uno mismo y mostrar que se echa en falta a esa personaLo recomendable es ser uno mismo y mostrar que se echa en falta a esa persona

Disfrutar de la Navidad sin los abuelos

Por norma general y como se suele decir, por ley de vida, son los abuelos aquellas primeras personas que comienzan a faltar en las comidas y cenas de navidad. Aunque no existe una única manera de afrontar el duelo de vivir esta etapa sin ellos, si pueden darse una serie de consejos que quizás sirvan a más de uno para poder disfrutar de esta época como se ha venido haciendo. Algunos de ellos son:

  • No ocultar el dolor: En ocasiones, las personas deciden tapar el dolor que llevan dentro y hacer ver al mundo que no están sufriendo. Esto es un error ya que sólo hará que la situación sea más dolorosa. Lo recomendable es ser uno mismo y mostrar que se echa en falta a esa persona y que su ausencia es de lo más triste. Los abuelos son pilares fundamentales en las familias y nadie no puede entender que la marcha de alguno de ellos suponga un inmenso vacío.
  • No borrar a esa persona: Cuando los que uno quiere se van, no sólo queda lo vivido sino también esos recuerdos como fotografías u otros objetos que les pertenecían o que les representaban. Es por ello que las personas deben de aferrarse a esos recuerdos y no borrarlos ni de la mente ni de la vista. Es mejor dejar esa fotografía donde siempre estuvo para recordar los buenos momentos con esa persona y a su vez, tener presente que ya no está pero que, a su vez, eso no significa que nunca existió.
  • Consolar y ser consolado: Como se explicaba anteriormente, es lógico que haya sufrimiento al ser la primera navidad que se pasa sin la presencia de un abuelo. De hecho, puede que sigan pasando los años y ese sentimiento vuelva. Esto es algo a lo que no hay que renunciar tampoco, al dolor. Por ello, hay que buscar el apoyo de los amigos y familiares. Consolar y ser consolados es algo que ayudará a lidiar con esta situación.
  • Rodearse bien: En una época como la navidad, el cariño y el amor de quienes se quiere es imprescindible. Por ello, disfrutar de estas fechas aun con la ausencia de los abuelos será mucho más posible y satisfactorio si se hace rodeado de las personas a las que se ama. Así es como se debe de celebrar la navidad, bien acompañado.
  • Vivir la navidad: Para muchos, tras la muerte de unos abuelos, la navidad deja de existir. Esto es un gran error que no debe de cometerse pues esta época es mágica y puede hacer muy feliz a cualquier persona incluso tras la marcha de un ser querido. Simplemente hay que aprender a aceptar que ya no está y recordarle con la mejor de las sonrisas. Eso es lo que, probablemente, querría esa persona.
  • La naturalidad a la hora de tratar la ausencia o falta de un familiar será claveLa naturalidad a la hora de tratar la ausencia o falta de un familiar será clave

  • No convertirlo en un tema tabú: La naturalidad a la hora de tratar la ausencia o falta de un familiar será clave para poder superarlo y a su vez, disfrutar de la navidad sin un inmenso dolor. No convertir la muerte en un tema tabú ayuda a aceptar que esa persona se ha ido y no va a volver. Es decir, la vida sigue aun con su falta y cuanto antes se verbalice más pronto se podrá volver a la normalidad. De igual forma, esto permitirá que la persona se de licencia a sí mismo para disfrutar de días tan señalados.
  • Recordar a la persona: Un homenaje o un momento de recuerdo es otra de las acciones que pueden permitir a las personas disfrutar de la navidad aun habiendo perdido a un pilar importante en su familia. Sin duda, esto les hará sentirse más liberados porque expresarán lo que llevan por dentro y tendrán fe en que quien se ha ido, vea que sigue siendo recordado.
  • Crear nuevas tradiciones: Quizás la falta de un abuelo en navidad sea un buen momento para comenzar a experimentar otras tradiciones que hasta ahora no se tenían. Esto servirá para distraerse de lo que hasta ahora se venía haciendo y vivir algo nuevo que no haga que la persona esté recordando a cada minuto las navidades vividas hasta ahora junto a quien ha fallecido.
Te puede interesar