Menú
Por qué es buena idea hacer yoga prenatal
Por qué es buena idea hacer yoga prenatal

EMBARAZO

Por qué es buena idea hacer yoga prenatal

El mejor ejercicio para las mujeres embarazadas es el yoga prenatal. No pierdas detalle de sus numerosos beneficios.

Son muchas las mujeres que dudan de si hacer ejercicio o no durante el embarazo. En realidad, si no existen complicaciones no es ningún problema hacerlo, más bien es un beneficio. El ejercicio prenatal fortalece los músculos que se necesitan para el trabajo del parto y disminuye los riesgos de complicaciones en el embarazo, mejora la salud del bebé y puede acelerar la recuperación después del parto.

El mejor ejercicio para las mujeres embarazadas es el yoga prenatal. El yoga ayuda a disminuir las complicaciones del embarazo, el bajo peso al nacer, reduce el dolor, el estrés y mejora las relaciones con una misma y con los demás. Además, tiene otros beneficios como conocer a otras mujeres que también están embarazadas. A continuación no te pierdas algunos de los beneficios del yoga durante el embarazo.

El mejor ejercicio para las mujeres embarazadas es el yoga prenatalEl mejor ejercicio para las mujeres embarazadas es el yoga prenatal

Aumenta tu fuerza en el embarazo y el parto

Un cuerpo fuerte y flexible está mejor equipado para manejar el estrés físico del embarazo y el parto, por no mencionar la maternidad. Los músculos centrales fuertes ayudan a sostener la columna vertebral y la espalda baja, que a menudo soportan gran parte de la carga que conlleva el peso del bebé nonato. Esos mismos músculos centrales, incluidos los músculos del suelo pélvico también ayudan en el parto.

Las posturas de yoga prenatal están pensadas para trabajar los músculos más importantes durante el embarazo y el parto. Los ejercicios de respiración liberan el estrés y la tensión, que pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda y los dolores de cabeza que suelen experimentar las mujeres embarazadas. Cuando llega el momento de dar a luz, se pueden utilizar esas técnicas de respiración para calmarse y centrarse durante el parto.

Se duerme mejor

Dormir mal es una de las principales quejas entre las mujeres embarazadas. Son millones de mujeres embarazadas que experimentan insomnio que puede incluir problemas para conciliar el sueño, despertarse con frecuencia durante la noche, dificultad para volver a dormirse y no sentirse bien al despertar, teniendo aún sensación de cansancio. La falta de sueño puede ser perjudicial para el embarazo y el parto, ya que tiene efectos adversos tales como una mayor duración del parto y una mayor probabilidad de parto por cesárea.

Es necesario tener una buena higiene del sueño y para ello, una práctica regular de yoga puede ayudar a que se obtenga el sueño que se necesita. El yoga te ayuda aa relajarte. Y respirar profundamente para ayudarte cuando estás despierta y preocupada por cualquier motivo.

Mayor concentración

El embarazo puede hacer que te sientas caótica. Las hormonas están fuera de control y se tienen nervios por la salud del bebé, cómo será el parto o cómo serás tú como madre. Una práctica regular de yoga puede ayudarte a mantenerte más tranquila. Los aspectos meditativos del yoga son en parte responsables de este beneficio, pero el yoga también tiene efectos tangibles en los sistemas corporales involucrados en el estrés.

Cualquier práctica de la mente y el cuerpo tiene impactos fisiológicos como bajar la presión arterial , aumentar el consumo de oxígeno y activar la respuesta de relajación en los neurotransmisores

Conoces a otras futuras mamás

Tener una comunidad puede ser tan importante para tu bienestar durante el embarazo como las visitas regulares a tu obstetra / ginecólogo. Aunque es posible que tengas mucho apoyo de amigos y familiares, es posible que no sientas que alguien realmente entiende por lo que estás pasando. Una clase de yoga prenatal es una sala llena de mujeres como tú, también conocido como un grupo de apoyo inmediato.

Esta es una oportunidad para compartir tus preocupaciones, dar y recibir consejos de otras mujeres que están experimentando los mismos síntomas físicos, ansiedades y preocupaciones que tú también tienes.

Mejora la relación en pareja

Las presiones del embarazo y la futura paternidad pueden estresar la relación con tu pareja. Si tu relación se ha tensado antes de quedar embarazada o los problemas se desarrollaron después de la concepción, los efectos en tu embarazo pueden ser grandes. La ansiedad y la depresión en el embarazo son factores de riesgo para el parto prematuro, bajo peso al nacer y otras complicaciones . Además, la depresión prenatal puede tener un efecto en los resultados negativos durante la escolarización temprana de un niño. La insatisfacción en las relaciones es la causa más común de angustia emocional en las futuras mamás.

Las parejas que practican yoga juntos pueden mejorar la unión y la intimidad. Pero practicar solo puede ayudarte a sentirse conectado a tierra y más conectado contigo missma, ser menos emocional y reactiva, y ser compasiva con las tensiones a las que tu pareja también puede enfrentarse durante este difícil momento.

Menor riesgo de complicaciones del embarazo

La mayoría de los embarazos se desarrollan sin problemas, pero cualquier cosa que pueda hacer para salvaguardar el tuyo vale la pena. Una práctica de yoga prenatal puede proteger contra las complicaciones mejor que otras formas de ejercicio. La diabetes gestacional, la preeclampsia y la restricción del crecimiento intrauterino ocurren con menos frecuencia en las madres embarazadas que practican yoga, aunque se debería estudiar más para poder verificar este dato.

No importa si es tu primero o tu tercer bebéNo importa si es tu primero o tu tercer bebé

El parto será más fácil

No importa si es tu primero o tu tercer bebé, es probable que sepas que el parto duele y en muchas ocasiones puede ser largo y con complicaciones. Lo que muchas mujeres no se dan cuenta es que lo que hacen durante los 9 meses de embarazo puede facilitar el trabajo del parto.

Las clases de yoga les ayuda a tener más fuerza en sus músculos y a conocer mejor el cuerpo, por lo que a la hora del parto les resulta más sencillo poder controlar los movimientos que se requieren. También puede estar relacionado con las prácticas de relajación y respiración y con la mayor flexibilidad, resistencia y fuerza en la práctica de yoga.

Reduce la ansiedad y la depresión que pueda haber

Si antes de estar embarazada sentías ansiedad y depresión, las hormonas del embarazo podrían hacer que te sientas peor. Además, es posible que tengas que dejar de tomar medicamentos antidepresivos y contra la ansiedad durante el embarazo. Las mujeres que están deprimidas durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer.

El yoga es una herramienta poderosa para reducir los síntomas de depresión y ansiedad sin medicamentos. El yoga prenatal con un fuerte componente de atención plena es especialmente efectivo. Una práctica regular de meditación que implica devolver tu atención al presente puede ayudarte a ser más consciente de ti misma y estar más preparada para manejar las emociones más complicadas.

Te puede interesar