Menú
Qué es un tutor legal y qué representa
Qué es un tutor legal y qué representa

REPRESENTACIÓN OFICIAL

Qué es un tutor legal y qué representa

Existen una serie de puntos que son importantes tener claros para poder conocer en qué consiste esta figura.

En la actualidad hemos oído multitud de veces la palabra tutor legal pero realmente, no todo el mundo llega a tener claro qué implica ser tutor legal y otro tipo de aspectos acerca de este figura. Pues bien, un tutor legal no es más que una persona que está al cargo del cuidado de un menor de edad o una persona que esté incapacitada por distintos aspectos. Además, no sólo se encarga de proteger a este tipo de personas en cuestión sino también los bienes de las mismas.

Es decir, son los que están al mando de la administración de su dinero y otro tipo de bienes y por lo tanto, hasta que en el caso de los menores no se alcance la mayoría de edad, el tutor legal será el que mandará sobre ciertos aspectos de la vida de esa persona al igual que lo haría un padre. Se trata de un representante legal y esa figura se encuentra regulada por el Código Civil.

No obstante, vemos que en muchos casos, hay niños menores de edad cuyos padres no han fallecido y aun así cuentan con un tutor legal. La explicación a estos casos es que por diversas razones, sus padres han perdido la tutela del niño y no están capacitados para su cuidado. De tal forma que los pequeños pasan a estar bajo la tutela de otra persona. Esta situación se puede dar en casos en los que los padres tienen problemas con la justicia, con las adicciones u otro tipo de situaciones que derivan en que un juez estime oportuno quitarles la tutela del menor o la persona incapacitada.

Una vez está claro qué es un tutor legal, es bueno preguntarse si cualquier persona puede ejercer esta figura. La respuesta es no, ya que no todo el mundo esta capacitado para ejercer de tutor legal. Por lo tanto, sí podrán serlo aquellas personas mayores de dieciocho años que puedan ejercer con libertad sus derechos y que no tengan antecedentes penales o incapacidad. De igual forma, tampoco se aceptarán a personas que no tengan una buena relación con la persona en cuestión sobre la cual van a ejercer la tutela y finalmente será determinante el hecho de que es tutor legal nunca haya perdido la custodia, patria potestad o tutela de otra persona ya que en ese caso, no se le considerará capacitado para adquirir una nueva.

En la actualidad hemos oído multitud de veces la palabra tutor legalEn la actualidad hemos oído multitud de veces la palabra tutor legal

Además, es importante comentar que a la hora de ser tutor legal de una persona, se dará cierta prioridad a algunos aspectos como:

  • La voluntad del menor o persona incapacitada que va a ponerse en manos de un tutor legal.
  • En el caso de que hubiera, la persona que los padres del futuro tutelado hubieran elegido y dejado constancia mediante notario.
  • La decisión del juez.

Además de estos puntos, en el Código Civil se presentan de manera mucho más concreta y concisa los requisitos que deben cumplirse o que a su vez, no pueden incumplirse para que cualquier persona se convierta en tutor legal de un menor o incapacitado y le represente legalmente.

De igual forma, otro de los grandes interrogantes que rodean esta figura son los derechos, deberes y obligaciones que el tutor legal tiene de cara a su tutelado y por el hecho de haber adquirido esa figura de representante. Algunos de los más importantes son:

  1. La obligación de proteger y encargarse del cuidado y representación del menor o incapacitado
  2. El abastecimiento del tutelado y la obligación a su educación
  3. La administración de sus bienes
  4. El control por parte del juez sobre el mismo en cuanto a su labor como tutor legal

 La tutela cesaría en caso de que un juez la retirara La tutela cesaría en caso de que un juez la retirara

¿En qué momento finaliza la tutela?

Finalmente, es importante conocer hasta qué momento dura esta situación de representación legal de un menor o incapacitado. En primer lugar, como es obvio la tutela termina cuando el menor alcanza la mayoría de edad y por lo tanto, si no ha sido incapacitado por un juez ya no tiene la obligación de tener un representante legal pues es él mismo el que puede encargarse de todos esos aspectos que antes llevaba esa otra persona.

Otra de las opciones es el hecho de que el menor de edad o incapacitado sea dado en adopción. Esto haría que la representación legal dejara de estar en manos de esa persona y pasara a ser del Estado hasta que finalmente se encontrara otra familia o tutor legal para el adoptado.

De igual forma, la tutela cesaría en caso de que un juez la retirara tras analizar la situación y contar con una serie de motivos por los cuales no vería conveniente que el tutelado estuviera en representación de esa persona en cuestión.

Y finalmente, la muerte del tutor legal sería otro de los motivos por los cuales se acabaría esta representación. En ese caso, de seguir siendo menor o incapacitado el tutelado pasaría a estar en manos de otro representante en un plazo de tiempo que dependería de las circunstancias. De tal manera que mientras se le asigna de manera oficial, contaría con un tutor legal temporal.

Te puede interesar