Menú
¿Es posible detectar el autismo en niños menores de 1 año?
¿Es posible detectar el autismo en niños menores de 1 año?

AUTISMO INFANTIL

¿Es posible detectar el autismo en niños menores de 1 año?

Cuando un niño tiene menos de un año, ¿es posible detectarle autismo para comenzar cuanto antes una intervención adecuada?

En realidad antes del año es poco probable que se puedan identificar señales de autismo, ya que será a partir del año cuando se puedan valorar mejor las posibles señales. Las diferencias entre un niño con autismo y un niño sin el trastorno se manifiestan entre los 12 y los 36 meses.

. Cuando el autismo se detecta temprano, el tratamiento intensivo puede revertir algunos de los síntomas o disminuir la gravedad del trastorno.

Sin embargo, dado que las señales de autismo consisten en la ausencia de un comportamiento normal en lugar de la presencia de señales específicas, los padres pueden pasar por alto algunos de los primeros signos de advertencia. Los padres que aprenden más sobre lo que el niño promedio de un año puede hacer pueden comprender mejor cuándo su bebé puede estar en riesgo de tener este trastorno.

En realidad antes del año es poco probable que se puedan identificar señales de autismoEn realidad antes del año es poco probable que se puedan identificar señales de autismo

No hay balbuceo

Los bebés con autismo a menudo no comienzan a balbucear a los 12 meses. Entre las edades de 12 meses a 16 meses, la mayoría de los bebés dicen su primera palabra. Los bebés con autismo, por otro lado, no pueden. Los bebés que comienzan a balbucear o a decir palabras sueltas, pero que se detienen repentinamente también pueden tener autismo y será necesario que sea evaluado por un profesional.

No hace gestos ni imita

Muchos bebés comienzan a usar gestos significativos para cuando llega su primer cumpleaños. Estos gestos significativos pueden incluir agitar o levantar los brazos cuando quieren que alguien los lleve. Pueden traer objetos a sus padres o señalar cosas que les interesen. 

Los bebés con autismo, sin embargo, a menudo no hacen ninguno de estos gestos sociales significativos. Al igual que con el balbuceo, algunos bebés de un año con autismo pueden haber hecho estos gestos anteriormente, pero de repente dejan de hacerlo.

Interacción social limitada o nula

Desde una edad muy temprana, la mayoría de los bebés disfrutan de las sonrisas y de los abrazos de sus padres. Los bebés con autismo generalmente no responden a estas cosas como lo hacen otros bebés. Si bien muchos bebés de un año pueden hacer ruidos para llamar tu atención o imitar las expresiones faciales, la mayoría de los bebés de un año con autismo no lo hacen. 

Las sonrisas y el contacto visual por lo general no ocurren en respuesta a otros. Pueden parecer indiferentes a las expresiones de enfado o afecto. Los bebés con autismo también pueden no responder a su propio nombre como los demás bebés de su edad, y los juegos o canciones para bebés generalmente no tienen el mismo atractivo. Algunos bebés pueden haber respondido a la interacción social desde el principio, pero retrocedieron y dejaron de mostrar esta conciencia social.

Las sonrisas y el contacto visual por lo general no ocurren en respuesta a otrosLas sonrisas y el contacto visual por lo general no ocurren en respuesta a otros

Juego inusual o poco habitual

Es posible que los bebés de un año con autismo no jueguen con juguetes como lo hacen sus compañeros. Mientras que otros niños de un año se deleitan en dar golpes a juguetes o en hacer un lío con cualquier cosa, los niños autistas de un año pueden pasar una cantidad excesiva de tiempo ordenando sus juguetes en un orden particular. Aunque muchos niños de un año tienen un ligero vínculo con un determinado juguete, los niños autistas a menudo pueden desarrollar fascinaciones u obsesiones inusuales sobre un determinado juguete u objeto.

Si crees que tu bebé puede tener autismo, entonces tendrás que acudir al pediatra cuanto antes para explicarle tus inquietudes y decirle cuáles son tus preocupaciones acerca de tu pequeño. Si el médico también valora que es posible que tu hijo pueda tener autismo, se le derivará a un centro específico de atención temprana para poder comenzar cuanto antes el tratamiento que necesite según su caso particular. Con un tratamiento temprano el niño con autismo podrá mejorar notablemente, el tratamiento temprano es esencial.

Te puede interesar