Menú
¿Qué es guarda y custodia de un hijo?
¿Qué es guarda y custodia de un hijo?

HIJOS

¿Qué es guarda y custodia de un hijo?

¿Sabes en qué consiste la guarda y custodia de un hijo? Te lo explicamos en el siguiente artículo.

La separación de una pareja supone una serie de cambios emocionales y sociales que afectan a todas las personas que conforman el hogar. Especialmente cuando existen hijos, la ruptura de la familia supone un grave perjuicio para los pequeños.

Los niños deben adaptarse a una nueva situación, a la convivencia por separado de sus padres, en definitiva, deben aprender a vivir de una forma completamente nueva.

Cuando se trata de hijos menores de edad, existen una serie de derechos y de obligaciones que afectan a ambos padres por igual. En cambio, la ruptura de la convivencia conlleva también algunos cambios en cuanto al cuidado de los hijos.

Los padres tienen una serie de derechos y obligaciones con respecto a los hijos

Tanto si los padres están casados, como si no lo están, existen una serie de derechos y de obligaciones con respecto a los hijos. Hasta que estos cumplen la mayoría de edad, los padres y las madres deben responder ante todo tipo de cuestiones, como el lugar donde el hijo estudiará, si necesita cualquier tipo de atención médica, el permiso para una cirugía, si va a viajar fuera del país etc.

En resumen, los padres y las madres tienen la obligación de tomar todas las decisiones que por el momento el hijo no puede, hasta que cumpla los 18 años y sea mayor de edad.

Cuando se trata de hijos menores de edad, existen una serie de derechos y de obligaciones que afectan a ambos padresCuando se trata de hijos menores de edad, existen una serie de derechos y de obligaciones que afectan a ambos padres

Diferencias entre la guarda y custodia y la patria potestad

Con normalidad se tiende a confundir el significado de estos dos términos, por una parte existe lo que se llama patria potestad y por el otro, guarda y custodia. Para entender en que consiste la guarda y custodia, es importante conocer primero qué es la patria potestad, ya que esta afecta directamente a ambos progenitores.

La patria potestad está asociada ineludiblemente al hecho de ser padre. Tan solo en casos muy extremos la ley puede arrebatar este derecho a un padre o a una madre.

La patria potestad es obligatoria, un padre o madre no puede renunciar a la obligación de responder por su hijo menor de edad. También es individual, por que la tienen tanto el padre como la madre y además es intransferible. Siempre y cuando la ley no actúe y retire la patria potestad a uno o a ambos padres.

Por lo tanto, mientras que el hijo sea menor de edad los padres tienen la obligación de tomar todas las decisiones que afecten al menor. De la misma manera, deberán responder si el hijo realiza actos delictivos o si hace daño a alguien, puesto que el menor no tiene responsabilidad civil ni penal.

Qué es la guarda y custodia

Cuando se rompe la convivencia entre una pareja en la que existen hijos, el cuidado de estos suele recaer en uno de los padres. A esto se le llama guarda y custodia, en referencia al padre que convivirá la mayor parte del tiempo con el hijo.

Existen dos tipos de guarda y custodia:

  1. La guarda y custodia monoparental. En este caso el cuidado de los hijos recae en uno de los dos padres, esto se decide mediante acuerdo en el proceso de separación. En el caso de que los padres no lleguen a un acuerdo, se resolverá mediante un proceso judicial. El padre que no obtenga la guarda y custodia, tendrá derechos de visita a sus hijos que puede ser más o menos prolongado.
  2. La guarda y custodia compartida. Por el contrario, existe la posibilidad de que el cuidado de los hijos se divida de forma igualitaria con ambos padres. De esta forma, se reparte el tiempo de convivencia de forma equitativa, que suele ser de una semana con cada padre.

Asuntos asociados a la guarda y custodia de un hijo

El padre que obtiene la guarda y custodia de los hijos, debe asumir una serie de cuestiones con respecto a estos, como su cuidado diario. De la misma forma, el padre que no cuidará diariamente de sus hijos, tiene que asumir una serie de responsabilidades como son:

  • La pensión por los alimentos: Se entiende que el padre que va a vivir con los hijos va a tener un gasto mayor que el que no los tiene. Por lo tanto, se establecerá una pensión para sufragar los gastos por alimentos de los hijos.
  • El lugar de residencia: La ley establece que los niños deben vivir en el hogar familiar, por lo tanto, se le asigna a la persona que obtiene la guarda y custodia. En el caso de que esta sea de tipo compartida, normalmente se le asocia la vivienda al progenitor que tenga menos posibilidades económicas.

Cuando los padres no llegan a un acuerdo de forma amistosa, la única forma de establecer la custodiaCuando los padres no llegan a un acuerdo de forma amistosa, la única forma de establecer la custodia

¿Cómo se decide quién obtiene la guarda y custodia del hijo?

Cuando los padres no llegan a un acuerdo de forma amistosa, la única forma de establecer la custodia y el cuidado de los hijos es a través de un proceso judicial. Para determinar la custodia, se tendrán en cuenta una serie de cuestiones como:

  • La edad que tengan los hijos en el momento de la separación
  • El lugar donde residan los padres
  • Si hay más de un hijo, "existe el principio de no separar a los hermanos"
  • El tiempo que tendrán los padres para el cuidado de los hijos

En algunos casos el juez puede solicitar estudios psicológicos, tanto para los padres como para los menores. Sobre todo se intentará proteger el "interés superior de los menores". Lo más importante es que el menor se encuentre protegido y en base a esos criterios se establecerá su guarda y custodia.

Los procesos de separación nunca son agradables, exista confrontación o no. Además del sufrimiento lógico de las personas que se separan, hay que tener en cuenta el terrible sufrimiento que se les causa a los hijos. Todo este proceso puede causar graves consecuencias para el desarrollo de los menores, tanto social, como emocional.

Los padres deberían siempre procurar el menor sufrimiento posible a los niños, acordar de forma amistosa la custodia de los pequeños y evitar a toda cosa, que tengan que vivir duros procesos judiciales y psicológicos que les crearán secuelas negativas de por vida.

Te puede interesar