Menú
Modificación de conducta en el niño desafiante, ¿es posible?
Modificación de conducta en el niño desafiante, ¿es posible?

TRASTORNOS

Modificación de conducta en el niño desafiante, ¿es posible?

Un niño cuando tiene una conducta desafiante, sea un trastorno o no... ¿se puede modificar de alguna manera?

El trastorno de oposición desafiante o simplemente un niño que tiene una personalidad más desafiante de lo normal, puede ser todo un reto educativo para los padres. Hay quienes piensan que no se puede hacer nada para mejorar la conducta de un niño que suele tener este tipo de actitud, pero nada más lejos de la realidad.

Criar a un niño fuerte o desafiante puede ser uno de los trabajos más difíciles que enfrentar como padre. Puedes tener problemas en casa, tener dificultades para controlar a un hijo en público e incluso puede estar lidiando con problemas de comportamiento que el niño tiene en la escuela. Varios programas de modificación del comportamiento pueden ayudar a tu familia, con cambios que se pueden hacer en el hogar y en la escuela... siempre pensando en el bien del niño con este tipo de conducta.

Criar a un niño fuerte o desafiante puede ser uno de los trabajos más difíciles que enfrentar como padreCriar a un niño fuerte o desafiante puede ser uno de los trabajos más difíciles que enfrentar como padre

Antes de nada, merece la pena recalcar que un niño con una conducta desafiante es un niño que en el fondo está sufriendo. Puede parecer manipulador e incluso a veces cruel, pero casi todas las veces es un niño frágil que no sabe controlar sus emociones y que no es capaz de controlar sus acciones. A continuación vamos a entender un poco mejor esto.

Trastorno de oposición desafiante

Los niños extremadamente desafiantes pueden ser diagnosticados con trastorno de oposición desafiante o trastorno de conducta, dependiendo de su edad y síntomas. Los niños con este trastorno muestran un patrón persistente de comportamiento poco cooperativo, desafiante y hostil que interrumpe las actividades diarias tanto en casa como en la escuela.

Otros síntomas pueden incluir un bajo rendimiento académico, impulsividad y comportamiento antisocial. Cuando un niño muestra características del trastorno de oposición desafiante o trastorno de conducta, primero hay que verificar otros trastornos que puedan estar causando los comportamientos desafiantes: estos incluyen el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, trastornos del estado de ánimo o problemas de aprendizaje.

Qué hacer si tu hijo tiene una conducta demasiado desafiante

Si el comportamiento de oposición de un niño no se debe a otro trastorno, el primer paso para el tratamiento es proporcionar a los padres un programa de capacitación para padres. Si es posible, ambos padres visitan las sesiones de terapia juntos para que el terapeuta y los padres puedan colaborar en un plan de comportamiento para ayudar al niño en todos los entornos donde se produce un comportamiento de oposición. C

Como cada persona es un mundo y cada familia un núcleo diferente, las pautas y las estrategias se deben personalizar al caso concreto que compete. Esto implica enseñar técnicas de crianza que se centran en las cualidades positivas de un niño en lugar de prestar atención a los aspectos negativos de los niños.

Nunca puede faltar la crianza positiva

Muchos niños con trastorno de oposición desafiante responden a los padres que proporcionan comentarios positivos y modelan un comportamiento adecuado. Los padres siempre deben aprovechar los comportamientos positivos del niño y elogiarlo por su cooperación y buen comportamiento. 

Además, los padres deben establecer límites y consecuencias apropiados para su edad, y atenerse a esas reglas, sin importar cuántas rabietas haga el niño. Si el niño continúa actuando fuera de las formas correctas, el padre debe permanecer firme con las consecuencias sin entrar en una batalla con el niño... No se trata de ganar una lucha de poderes trata de educar desde el corazón.

Los padres deben establecer límites y consecuencias apropiados para su edadLos padres deben establecer límites y consecuencias apropiados para su edad

Un enfoque multidimensional

El comportamiento opositor temprano puede ser un precursor de futuros comportamientos criminales, delincuencia y abuso de sustancias en la adolescencia y la edad adulta, según un estudio de 1993 publicado en "Clinical Psychology Review" que los expertos en comportamiento infantil todavía citan. 

El estudio metaanalítico, que se unió a 44 estudios similares, concluyó que el comportamiento antisocial de los niños causa interrupciones en las familias, las escuelas y las comunidades, y finalmente involucra al cuerpo de seguridad del Estado. Al principio, los padres deben abordar el trastorno con un enfoque multidimensional en el que reciben capacitación junto con otros elementos que abordan las necesidades del niño en la terapia y la escuela. En la terapia individual, el terapeuta y el niño abordan las habilidades de resolución de problemas del niño y trabajan en el manejo de la ira. 

Te puede interesar