Menú
Mal humor extremo en adolescentes: ¿qué hacer?
Mal humor extremo en adolescentes: ¿qué hacer?

ADOLESCENCIA

Mal humor extremo en adolescentes: ¿qué hacer?

¿Es normal el mal humor extremo en tu hijo adolescente por la etapa que está viviendo? Te contamos lo que es normal y lo que NO lo es.

Los adolescentes son conocidos por frecuentes cambios de humor y episodios de irritabilidad. El mal humor en los adolescentes suele ser una parte normal del desarrollo, aunque no en todos los casos es justificable ni se debe tolerar, sobre todo cuando hacen daño a otros.

Los adolescentes lidian con el cambio constante y rápido, la presión social y los problemas relacionados con la identidad, por lo que no es sorprendente que se sientan malhumorados la mayoría de las veces. El mal humor no siempre es motivo de preocupación y, por lo general, no requiere intervención profesional. Pero como el mal humor extremo puede presentar un problema mayor, es importante que los padres aprendan a notar la diferencia.

Por todo esto, queremos comentarte qué es exactamente el mal humor y qué puede ser otro problema más serio. Aunque los adolescentes están en una etapa de cambio y transición no será justificable en ningún caso un comportamiento irrespetuoso o imprudente hacia uno mismo o hacia los demás.

Los adolescentes son conocidos por frecuentes cambios de humorLos adolescentes son conocidos por frecuentes cambios de humor

Causas de mal humor

Todos luchan con episodios de mal humor de vez en cuando. Pero los adolescentes a menudo experimentan cambios de humor más frecuentes debido a una serie de cambios biológicos, psicológicos y sociales que pueden hacer que sus vidas se sientan como una montaña rusa sin parar. El estado de ánimo puede ser el resultado de cambios hormonales que comienzan durante la pubertad, con el comienzo de la producción de hormonas sexuales. 

Los niños producen testosterona y las niñas producen estrógenos, que causan cambios tanto físicos como emocionales. Además, los adolescentes lidian con la presión de los compañeros para encajar, la presión académica para tener éxito y otros tipos de estrés, como los relacionados con problemas y relaciones familiares. Todos estos factores pueden desempeñar un papel importante tanto en el estado de ánimo "normal" como en el extremo en los adolescentes.

Diferencia de mal humor o el humor 'normal'

El mal humor adolescente puede manifestarse de manera diferente dependiendo del adolescente. Algunos adolescentes pueden experimentar cambios de humor dramáticos que van desde sentimientos de tristeza y llanto frecuente hasta sentimientos de ira o mal genio. Otros pueden no mostrar mucha señales evidentes, pero pueden sentir tristeza interna o irritabilidad y retirarse del contacto con familiares y seres queridos. 

Los padres deben estar atentos a la duración, la gravedad y los tipos de problemas en el funcionamiento al intentar distinguir entre el estado de ánimo normal y el estado de ánimo extremo. Los cambios notables en estos factores pueden indicar un problema más grave como la depresión.

Sobre el mal humor extremo

El mal humor extremo generalmente implica cambios que duran más, parecen más severos y afectan otras áreas de funcionamiento, como lo académico o el comportamiento. La angustia adolescente es un término que se usa con frecuencia para describir el mal humor extremo combinado con sentimientos de ansiedad y depresión. 

La angustia adolescente puede convertirse en una preocupación más seria cuando los adolescentes se involucran en ciertos tipos de comportamientos. Por ejemplo, los adolescentes que muestran señales de mal humor extremo también pueden decidir evitar por completo la socialización, sentirse inútiles o desesperanzados, quejarse con frecuencia del aburrimiento, participar en comportamientos autodestructivos o unirse a pandillas.

Los padres pueden ayudar a los adolescentes con mal humor extremoLos padres pueden ayudar a los adolescentes con mal humor extremo

Lo que los padres pueden hacer

Los padres pueden ayudar a los adolescentes con mal humor extremo si se mantienen alertas e informados sobre las posibles causas y señales de este problema. Pero también es importante consultar a un profesional de salud mental calificado si sientes que las emociones y el comportamiento de tu hijo adolescente se están desviando de la zona de lo que se considera 'normal' para los adolescentes promedio. 

Habla con tu hijo adolescente y muestra tu preocupación. Hazle saber que siempre estarás disponible para hablar. Pero no intentes manejar el problema por tu cuenta ni intentes autodiagnosticarle. Busca la ayuda de un psiquiatra profesional, psicólogo, médico o trabajador social clínico que se especialice en el tratamiento de niños y adolescentes.

Te puede interesar