Menú
Cómo hablar con los adolescentes sobre el perdón
Cómo hablar con los adolescentes sobre el perdón

ADOLESCENCIA

Cómo hablar con los adolescentes sobre el perdón

Es necesario tener una conversación con los adolescentes sobre el perdón, ¡es imprescindible en la vida!

Perdonar no siempre es algo sencillo, cuando alguien no puede perdonar lo que otra persona le ha hecho o le ha dicho, suele ser siempre porque existen sentimientos heridos difíciles de sanar o porque el orgullo ha entrado en juego y no le permite disfrutar de tener la conciencia tranquila a través del perdón. El perdón es indispensable para el bienestar emocional, pero no solo por los demás, si no más bien, por uno mismo.

Si a tu hijo le cuesta perdonar, es necesario que mantengas una conversación con él/ella acerca del perdón. El arte del perdón, llamado arte porque requiere habilidad, determinación y amor, puede ser un desafío para aprender y practicar. Si tu hijo adolescente lucha con el perdón, habla sobre la importancia de dejar marchar el dolor por el bienestar emocional de uno mismo. 

Enséñale que el perdón puede liberarle de la esclavitud de las heridas del pasado y la amargura futura... perdonar no significa liberar al otro de sus malas acciones, si no que significa liberar a la propia alma de las emociones negativas. A continuación vamos a darte las claves para que tu hijo adolescente pueda entender qué es el perdón y sobre todo, por qué es tan importante aplicarlo en la vida diaria.

Perdonar no siempre es algo sencilloPerdonar no siempre es algo sencillo

Reconocer el dolor

Conecta con tu hijo adolescente para reconocer su dolor y darle una empatía significativa. Permite que tu adolescente exprese sus sentimientos si quiere hablar, escuchar sin juzgar. Al aceptar los sentimientos de tu hijo adolescente, los validas y le ayudas a sentirse escuchado y comprendido. Anima a tu adolescente a expresar sus emociones y sentimientos, si se siente atrapado. La expresión puede implicar escribir en un diario, escribir una carta, hacer dibujos o expresar las emociones verbalmente.

El perdón es personal

Aunque parezca que el perdón es un gesto que haces hacia otra persona, en realidad es una acción personal que haces por ti mismo. El perdón te beneficia a ti, no a la persona o personas que estás perdonando. Ayuda a tu hijo adolescente a ver la diferencia entre elegir dejar de lado los errores percibidos y aprobar esos errores. Tu hijo adolescente debe comprender que el perdón no implica la aprobación de las malas acciones, sino que es una decisión personal alejarse del dolor.

El perdón libera al corazón

Ayuda a tu hijo adolescente a ver que una vez que identifica y expresa sus sentimientos, es hora de dejarlos marchar para sentirse mejor. Los sentimientos negativos no resueltos, como el dolor, la traición, la frustración, la culpa y el miedo, pueden debilitar y afectar a cualquiera si no se resuelven. 

El acto consciente del perdón libera los sentimientos negativos y te libera del sufrimiento porque te niegas a permitirte morar en la negatividad. Esto se conoce como "cierre emocional", el punto crucial donde cierra la puerta al dolor después de identificarlo y expresarlo.

Retener el perdón de tu hijo adolescente puede tener serias repercusionesRetener el perdón de tu hijo adolescente puede tener serias repercusiones

Perdonando a tu adolescente

Como padre o madre, puedes encontrarte en una posición de explicarle el perdón a tu hijo adolescente desde el otro lado de la ecuación. Si tu adolescente ha cometido errores que violan tu confianza en él, deberás perdonarle. 

Retener el perdón de tu hijo adolescente puede tener serias repercusiones. Tu hijo adolescente podría seguir tu ejemplo de no perdonar, lo que podría crear una barrera entre vosotros difícil de superar. Si bien las consecuencias por el mal comportamiento y la violación de la confianza son necesarias, centra tu atención en el comportamiento y no en tu hijo adolescente como persona. Continúa con las consecuencias, comunica tus sentimientos de frustración y traición y luego tendrás que estar dispuesto a superarlo y dejar que tu adolescente lo intente nuevamente para demostrarte que quiere conseguir mejorar las cosas entre vosotros.

Te puede interesar