Menú
Límites adecuados para parejas adolescentes
Límites adecuados para parejas adolescentes

PAREJAS ADOLESCENTES

Límites adecuados para parejas adolescentes

Si tu hijo/a adolescente tiene pareja, debes mantener una conversación sobre los límites adecuados en una relación.

En la adolescencia los chicos y chicas comienzan a fijarse de manera romántica en otras personas, tanto es así, que muchas relaciones de pareja comienzan a estas edades. Los chicos y chicas se enamoran o sienten emociones intensas por otras personas y comienzan a salir juntos, creando en ocasiones sin darse cuenta, relaciones de pareja.

Los adolescentes que exploran las primeras relaciones románticas se beneficiarán de la orientación para establecer límites personales. Los límites respetuosos ayudan a aumentar la seguridad, la salud y la felicidad. La base de los límites personales implica un fuerte sistema de valores y confianza en sí mismo. Al enseñarle a tu hijo adolescente estas importantes habilidades para la vida, le permite respetarse a sí mismo y a los demás.

Si no sabes qué tipos de límites son adecuados para estas edades y sobre todo, teniendo en cuenta que quieren imponer su identidad la mayoría de ocasiones, te vamos a comentar cuáles son los límites que debes tener en cuenta. No te pierdas cuáles son y cómo puedes ponerlos en marcha en la vida de tus hijos para que puedan ir por un buen camino todo el tiempo. Tus hijos quizá al principio se opongan, pero a la larga te agradecerán que hayas marcado estos límites claros.

Todos necesitan aprender a establecer límites personalesTodos necesitan aprender a establecer límites personales

Responsabilidad

Cuando tu hijo adolescente se empareja con alguien especial, ten conversaciones tranquilas y claras sobre las expectativas y limitaciones. Tus expectativas probablemente incluirán que tu hijo te diga a dónde va, con quién estará y qué hará. También puedes pedirle que conteste su teléfono si le llamas. La rendición de cuentas también implica mantener el toque de queda que establezcas y evitar comportamientos de riesgo, como tomar drogas y alcohol. 

También puedes establecer limitaciones sobre la cantidad de tiempo sin supervisión que una pareja de adolescentes puede tener sin un adulto presente para hacer un seguimientos de sus actividades. A medida que establezcas estas limitaciones y reglas, incluye consecuencias específicas que ocurrirán si tu hijo adolescente viola los límites. Sigue constantemente con las consecuencias cuando sea necesario.

Límites de tiempo

Es común que los adolescentes en una primera relación avancen hasta el punto en que deseen pasar demasiado tiempo juntos, descuidando otras amistades, familiares y otras actividades. Anima a tu hijo a mantener otras amistades e intereses para asegurarse de que persiga intereses y conexiones fuera de la relación romántica.

Guía de fijación de límites

Todos necesitan aprender a establecer límites personales, y una relación adolescente puede ser una práctica ideal para que los adolescentes desarrollen estas habilidades. Habla con tu hijo adolescente acerca de mantener los valores personales dentro de los límites que establece. 

Mantener límites implica la comunicación firme y respetuosa de las necesidades, deseos e ideas. Explica a tu hijo adolescente que probablemente se sentirá mejor cuando establezca límites y luego los mantenga. Puede sentirse insegura, temerosa, frustrada e incluso violada si no mantiene los límites.

Establecer límites físicos entre los adolescentes románticos será imprescindibleEstablecer límites físicos entre los adolescentes románticos será imprescindible

Límites físicos

Establecer límites físicos entre los adolescentes románticos será imprescindible para una buena seguridad. Tener una conversación franca sobre el sexo, los riesgos y el comportamiento responsable es fundamental. Si bien puedes desalentar fuertemente a tu hijo adolescente de participar en actividades sexuales, al final hay poco que puedas hacer para evitarlo si tu hijo así lo decide. Pregúntale sobre la actividad sexual sin prejuicios. En esta atmósfera no amenazante, tu hijo adolescente puede confiar en ti lo suficiente como para contarte cosas íntimas. Si anticipas una actividad sexual, habla sobre sexo seguro y el derecho de una persona a decir "no" en cualquier momento. Si tienes una hija, programa una cita con un médico para asegurarse de que se mantenga saludable.

Y recuerda que es fundamental que sientan que eres su apoyo y no su enemigo.

Te puede interesar