Menú
Problemas que se enfrentan los hijos de padres alcohólicos
Problemas que se enfrentan los hijos de padres alcohólicos

FAMILIA

Problemas que se enfrentan los hijos de padres alcohólicos

Los hijos de padres alcohólicos se deben enfrentar a problemas que otros niños no deben pasar... Causándoles problemas emocionales.

Son millones de niños los que desafortunadamente crecen en hogares donde el alcohol está demasiado presente. Cuando esto ocurre tienen los niños más probabilidades de tener problemas cognitivos, emocionales y de comportamiento. También tendrán riesgos genéticos y ambientales de convertirse ellos mismos en alcohólicos en su vida adulta.

Aunque muchos de estos niños desarrollan problemas serios, muchos de ellos viven la experiencia de crecer en un hogar con un padre o una madre dependientes del alcohol sin desarrollar problemas de psicopatología o abuso de sustancias. Lo más habitual es que presenten algunos problemas, algunos de los cuales comentaremos a continuación.

  • Peor coeficiente intelectual. Un estudio encontró que los puntajes de CI total, rendimiento y verbal eran más bajos entre los niños criados por padres alcohólicos, en comparación con los criados por padres no alcohólicos.

  • Rendimiento dentro de rangos normales. Aunque los niños en familias con padres alcohólicos pueden tener un coeficiente intelectual más bajo, en realidad su inteligencia no tiene que verse afectado por las experiencias vividas.

  • Habilidades subestimadas. Los hijos de padres alcohólicos subestiman su propia competencia. Los padres alcohólicos también subestiman las habilidades de los hijos. Estas percepciones pueden afectar motivación, autoestima y desempleo futuro de sus hijos.

  • Problemas académicos. El rendimiento académico, en lugar de los puntajes de CI, puede ser una mejor medida de los efectos de vivir con un padre alcohólico. Muchos hijos de alcohólicos tienen problemas académicos. Esos problemas incluyen: suspender asignaturas, fracaso escolar, abandono de los estudios. Las dificultades motivacionales y el estrés del entorno familiar pueden contribuir a los problemas académicos, aunque los déficits cognitivos pueden ser parcialmente culpables.

  • Los hijos de padres alcohólicos subestiman su propia competenciaLos hijos de padres alcohólicos subestiman su propia competencia

  • Mayor prevalencia de depresión, ansiedad. El alcoholismo de los padres está vinculado a una serie de trastornos psicológicos en los hijos. El funcionamiento emocional de los hijos de alcohólicos puede verse afectado negativamente por el divorcio, la ansiedad de los padres o los trastornos afectivos, o los cambios indeseables en la familia o en situaciones de la vida. Los niños que crecen en hogares con padres o madres dependientes del alcohol tendrán niveles más altos de depresión, ansiedad y muestran síntomas de estrés generalizado en comparación de las familias donde no hay alcohol.

  • Depresión extrema. Los hijos de padres alcohólicos tienen más síntomas de depresión que los niños que crecen en hogares sin adicciones. Además, los niños que crecen cuando uno de los progenitores es alcohólico pueden ser diagnosticados con trastornos de conducta. Pueden tener conductas más hiperactivas e impulsivas que los niños que crecen en hogares sin que haya alcohol en la vida de sus padres.

  • Problemas de comportamiento. Los problemas de comportamiento de los hijos de padres alcohólicos a menudo incluyen: delincuencia, problemas de comportamiento escolar, rebeldía, mal comportamiento, conductas disruptivas, etc.

  •  Los hijos de padres alcohólicos tienen un mayor riesgo de delincuencia y absentismo escolar Los hijos de padres alcohólicos tienen un mayor riesgo de delincuencia y absentismo escolar

  • Mayor delincuencia, absentismo escolar. Los hijos de padres alcohólicos tienen un mayor riesgo de delincuencia y absentismo escolar. El abuso de alcohol por parte de los padres está vinculado a trastornos de conducta diagnosticados en hijos de alcohólicos. Las familias de alcohólicos tienen niveles más bajos de: cohesión familiar, expresividad, independencia, vínculo emocional, orientación intelectual.

  • Interrupción de la vida familiar. Las familias alcohólicas tienen niveles más altos de conflicto, una capacidad de resolución de problemas dañada y una comunicación hostil, pero esos problemas se encuentran en familias con problemas además del alcohol. Sin embargo, en un hogar alcohólico, la bebida continua de los padres contribuye a la interrupción de la vida familiar.

  • Efectos de la disfunción familiar. Algunos de los problemas que enfrentan los hijos de alcohólicos pueden no estar relacionados principalmente con el alcoholismo en la propia familia, sino con la disfunción social y psicológica que puede producir un hogar alcohólico. Por ejemplo, un estudio encontró que los niños con padres alcohólicos tienen menos probabilidades de convertirse en alcohólicos si sus padres constantemente establecen y siguen planes y mantienen rituales familiares como las comidas con bebida o salir de fiesta.
  • Te puede interesar