Menú
Ligadura de trompas: En qué consiste y qué efectividad tiene
Ligadura de trompas: En qué consiste y qué efectividad tiene

MÉTODO ANTICONCEPTIVO DEFINITIVO

Ligadura de trompas: En qué consiste y qué efectividad tiene

Independientemente de la situación que vivan, hay mujeres que no desean aumentar su familia. Para todas ellas, la ligadura de trompas puede ser la solución. ¿Quieres saber en qué consiste?

Si no deseas ampliar la familia, la ligadura de trompas puede ser tu soluciónSi no deseas ampliar la familia, la ligadura de trompas puede ser tu solución

En muchas ocasiones hemos oído de la ligadura de trompas como opción para evitar tener más hijos. Suele ser realizada por mujeres que, teniendo una edad avanzada de su etapa fértil y habiendo tenido hijos, no desean aumentar la familia.

También en casos donde el embarazo supone un riesgo grande para el bebé o la madre , o los abortos naturales han sido repetidos en los intentos por tener familia. Pero, en realidad, ¿qué es la ligadura de trompas? ¿Cuáles son sus ventajas y riesgos? En Bekia te os lo explicamos al detalle, pero recordad que si os estáis planteando esta posibilidad, vuestro médico y/o ginecólogo son los expertos que mejor os pueden aconsejar.

En qué consiste la ligadura trompas

La ligadura de trompas es un proceso quirúrgico de esterilización femenina. Se realiza para evitar futuros embarazos, y la zona donde se realiza la cirugía son las trompas de Falopio o uterinas, que son los conductos que conectan los ovarios, donde se fabrican y liberan los óvulos, con el útero. Por lo tanto, el objetivo de realizar una operación de ligadura de trompas es evitar que útero y ovarios estén conectados y, por tanto, que ni los espermatozoides puedan llegar hasta los óvulos, ni éstos puedan alcanzar el útero.

Con esta operación, evitamos que los óvulos sean fecundados, lo que ocurre con ellos es que son reabsorbidos por el cuerpo, ya que quedan "atrapados" entre los ovarios y el segmento sellado de las trompas de Falopio. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que este proceso de esterilización no protege contra Enfermedades de Transmisión Sexual, incluido del VIH/SIDA, así que en caso de tener relaciones sexuales con una persona que las sufra o si la mujer no está segura de ello, deberá utilizar preservativo.

Si corres un embarazo de riesgo puedes recurrir a esta intervenciónSi corres un embarazo de riesgo puedes recurrir a esta intervención

Cuándo se recurre a esta operación

Clásicamente, la ligadura de trompas se ha llevado a cabo en mujeres que, por recomendación médica, no deberían tener más familia. Esto sería en casos donde la madre puede transmitir a sus hijos una enfermedad hereditaria grave, o cuando el embarazo puede afectar a su propia salud. Sin embargo, con los años, recurrir a este tipo de operación se ha extendido entre mujeres que toman la firme decisión de no tener hijos, o más de los que ya tienen en la familia.

Si no quieres ampliar la familia, puede ser tu solución definitiva
Hoy en día cualquier mujer mayor de 18 años puede someterse a una ligadura de trompas bajo su decisión personal. Sin embargo, la mujer en cuestión, o el matrimonio en su caso, deben de estas totalmente seguros de la decisión que van a tomar, porque se trata de un proceso de esterilización que no garantiza la reversibilidad del proceso, aunque hay un buen porcentaje de casos en los que se puede volver a ser madre después de realizarse la operación.

Generalmente, cuando más jóvenes seamos y si no tenemos hijos, no se recomienda realizarse la ligadura de trompas porque hay muchas posibilidades de que nos arrepintamos de esta decisión. Se trata de una decisión que hay que tomar siempre consultando con nuestro médico, él nos dirá las posibilidades de reversibilidad del procedimiento y los riesgos y ventajas d la intervención, además de valorar si, según nuestras circunstancias y nuestro historial médico, podemos someternos a la operación o no.

Recurre a tu médico para recibir la información adicionalRecurre a tu médico para recibir la información adicional

Cómo se practica la ligadura de trompas

Hay varias técnicas para realizar la ligadura de trompas, siendo las más utilizadas la minilaparotomía y la laparoscopía. La diferencia entre ellas radica en la forma de acceder a las trompas, y el procedimiento que se sigue después es cortar la zona, cauterizarla, o bloquearla con anillos, bandas o grapas. Se realiza sobre el segmento más estrecho de las trompas.

Tu cuerpo no sufrirá cambios
La operación dura alrededor de 30 minutos, y puede utilizarse tanto anestesia local como general, dependiendo del tipo de cirugía que se lleve a cabo. Generalmente, la mujer no pasa mucho tiempo en el hospital después de la intervención. A veces, la ligadura de trompas se puede realizar tras una cesárea, aprovechando que la operación permite el acceso a la zona. El proceso tiene un porcentaje de éxito del 99.5%, por lo que la mujer que la ha realizado puede estar segura de que no tendrá un embarazo posterior.

Ventajas y riesgos

La ligadura de trompas tiene la ventaja de que no afecta a la producción de hormonas en nuestro cuerpo, ya que los ovarios, que producen hormonas, siguen funcionando con normalidad. Así este tipo de esterilización no provocará cambios físicos en nuestro cuerpo ni tampoco emocionales. La recuperación es rápida, y no nos incapacita para ningún otro tipo de actividad en nuestra vida.

Por otro lado, los riesgos de someterse a una operación de ligadura de trompas son similares a los de cualquier otro tipo de operación similar: hemorragias, infecciones, posible daño a órganos adyacentes, o problemas derivados de la anestesia. Sin embargo, esto no quiere decir que tenga que ocurrir en nuestro caso, pues son riesgos generales propios de la intervenciones quirúrgicas, pero que el médico suele mantener controlados.

Ventajas y riesgos de realizarse la ligadura de trompasVentajas y riesgos de realizarse la ligadura de trompas

Existe un pequeño riesgo de que, incluso habiéndose realizado la ligadura de trompas, haya un embarazo normal, y también aumenta la posibilidad de tener un embarazo ectópico, es decir, fuera del útero. Este último ocurriría si la oclusión de las trompas no ha tenido éxito, o si la operación se ha realizado cuando la mujer ya tenía un embarazo y el método de detección del mismo (que se realiza siempre antes de la operación) ha fallado. Sin embargo, esto ocurre en un número pequeño de casos y no tiene que ser un factor que nos asuste.

El mayor riesgo que conlleva la ligadura de trompas es el posterior arrepentimiento. Cuando la mujer ya ha sido madre varias veces y sabe que no quiere aumentar la familia (por ejemplo, si tiene 3 hijos o más), y tiene una edad cercana a los 40, disminuye la posibilidad de que se arrepienta. Sin embargo, las mujeres jóvenes, que tienen 1 ó 2 hijos, e incluso ninguno, es más probable que quieran en un futuro revertir el proceso. Es por ello que se recomienda que previamente consulten con su ginecólogo y prueben otros métodos anticonceptivos.

Te puede interesar