Menú
¿Sabemos cuándo nacerá un bebé?
¿Sabemos cuándo nacerá un bebé?

SÍNTOMAS REALES O FALSAS ALARMAS

¿Sabemos cuándo nacerá un bebé?

Todo embarazo tiene una fecha prevista de parto que suele situarse alrededor de la semana número 40 de la gestación. Pero hay que saber diferenciar los síntomas reales de las falsas alarmas.

Embarazada sufriendo contraccionesEmbarazada sufriendo contracciones

Después de nueve meses de embarazo, cuando el momento del parto está cerca, empiezan a aparecer las dudas sobre cómo saber si hay que acudir al hospital o los síntomas que aparecen son falsas alarmas.

Alrededor de la semana 40 de gestación llega el momento del parto

Síntomas reales de parto

Los síntomas típicos que alertan del inicio de los trabajos del parto acostumbran a ser las contracciones y la rotura de la bolsa amniótica.

Días antes del parto, las conocidas como contracciones de Braxton Hicks se hacen más intensas e incluso pueden ser más molestas de lo habitual. Las contracciones de Braxton Hicks son movimientos del útero que aparecen desde el primer mes de embarazo aproximadamente pero que no se notan hasta las semanas próximas al parto. Las contracciones de Braxton Hicks no suelen ser dolorosas aunque al final del embarazo sí que pueden llegar a ser molestas. Pero estas contracciones no aumentan de intensidad y duración de manera progresiva como las verdaderas contracciones previas al parto.

Embarazada haciendo ejercicios de relajaciónEmbarazada haciendo ejercicios de relajación

Las verdaderas contracciones se producen horas antes del nacimiento del bebé y su frecuencia e intensidad va aumentando a medida que llega el momento del parto. Por ello es importante ir apuntando el momento exacto del inicio de cada contracción y el tiempo que dura para decidir si es el momento de trasladarse al hospital.

Las contracciones de Braxton Hicks aparecen desde el primer mes

A parte de estos síntomas generales, existen otras situaciones que a veces las mujeres creen que forman parte de todo el proceso pero que pueden ser indicio de complicaciones. Fuertes dolores de cabeza previos al parto, la expulsión de líquido amniótico oscuro o ensangrentado, dolor abdominal constante o una inactividad repentina del bebé son situaciones anómalas que requieren de la intervención urgente de un médico o una partera.

Mujer sintiendo cómo se mueve su hijo dentro de su vientreMujer sintiendo cómo se mueve su hijo dentro de su vientre

Un bebé, un parto

Aunque todos los embarazos y todos los partos siguen unos procesos naturales similares que es conveniente conocer, también es importante que cada madre analice su propia situación como algo único y personal. Si se es primeriza, si el embarazo ha sido de riesgo, si se han tenido antecedentes clínicos que puedan hacer peligrar la vida del bebé, hacen que cada nacimiento sea distinto.

Todos los embarazos siguen procesos naturales similares

Finalmente, las mujeres a punto de tener un hijo han de tener claro que nadie mejor que ellas sabrá cuándo ha de llegar su bebé. Cualquier duda, intuición o sensación de peligro no ha de silenciarse. Los médicos y parteras están para resolver dudas y atender a las madres en uno de los momentos más trascendentales de su vida.

Te puede interesar