Menú
Aborto espontáneo: una pérdida dolorosa
Aborto espontáneo: una pérdida dolorosa

PROBLEMAS EN EL EMBARAZO

Aborto espontáneo: una pérdida dolorosa

Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto espontáneo. El tabaco, el sobrepeso y la edad pueden influir en esta pérdida. Descubre aquí todas las claves de los abortos naturales.

Mujer embarazada y médico Acude a tu ginecólogo ante cualquier anomalía en el embarazo

Temas relacionados

¿Estás embarazada o tu pareja y tú habéis decidido tener un hijo? ¿Te preocupa el desarrollo de tu gestación? ¿Has sufrido un aborto y no sabes cómo superarlo? En este artículo intentamos resolver todas tus dudas sobre el aborto espontáneo.

Uno de cada cinco embarazos acaba en aborto espontáneo. Se trata de la pérdida del feto antes de de las 20 semanas de gestación y por causas naturales. Si el aborto se produce antes de la semana 12, se denomina aborto temprano y si tiene lugar entre la 12 y la 19, tardío. A partir de la vigésima semana de gestación, la pérdida del embrión se denomina parto prematuro. Pese al elevado porcentaje de embarazos que concluyen en aborto natural, los riesgos disminuyen tras detectar el latido cardíaco del bebé.

Causas del aborto espontáneo

En la mayoría de los casos en los que se registra un aborto espontáneo no se llega a determinar la causa. No obstante, las estadísticas apuntan a que más de la mitad de los casos que se producen en el primer trimestre de embarazo se deben a anomalías cromosómicas. Vinculado en ocasiones con este motivo se encuentra también el cigoto detenido. Es decir, cuando el saco de embarazo no contiene feto.

El riesgo aumenta en mujeres de mayor edad

Asimismo, la salud de la mujer embarazada tiene una relación directa con el desarrollo del feto. Entre los factores de riesgo del aborto espontáneo se encuentran enfermedades como la diabetes mal controlada e infecciones. Los factores medioambientales también son tomados en consideración para determinar las causas de este tipo de abortos.

 Mujer embarazada guarda reposo Mujer embarazada de reposo

Las posibilidades de perder al bebé aumentan si ya has sufrido abortos espontáneos con anterioridad. También se incrementa el riesgo tras los análisis de vellosidades coriónicas y tras pruebas como la amniocentesis. En los abortos naturales tardíos, por su parte, las causas más comunes son problemas en el útero o la dilatación prematura del cuello uterino.

Síntomas del aborto espontáneo

Pese a que existen casos en los que la pérdida se produce sin ninguna manifestación evidente, en la mayoría de los casos la embarazada presenta una serie de síntomas que indican que está sufriendo un aborto natural.

El sangrado vaginal es el síntoma más habitual cuando se produce un aborto. Pero que no cunda el pánico. Sangrar no es un signo claro de pérdida del bebé, es habitual manchar en las primeras semanas de embarazo.

El sangrado es un síntoma habitual

Prevención y tratamiento tras un aborto natural

La atención médica debe ser tu primera parada tras observar cualquiera de los signos de aborto antes mencionados. Entre las recomendaciones más comunes realizadas por los médicos para casos de riesgo se encuentra la disminución de actividades por parte de la madre y el reposo absoluto. En algunos casos incluso se recomienda la abstinencia sexual.

Si el aborto se produce, tu ginecólogo deberá examinar el tejido eliminado a través de la vagina. Además, deberá comprobar si se ha expulsado todo el tejido fetal. Si no existe riesgo para la salud se puede esperar dos semanas a que se produzca una eliminación completa del tejido. En caso contrario, se recurrirá a medicamentos o cirugía ?mediante legrado y dilatación-. La mujer recupera el ciclo menstrual normal entre cuatro y seis semanas después del aborto.

 Pareja en el médico tras un aborto naturalAcude a tu pareja o grupos de apoyo para superar el aborto

Respecto a la prevención del aborto, cabe destacar cuidados especiales por parte de la madre y una vigilancia médica intensa pueden reducir considerablemente los riesgos de sufrirlo. Análisis de sangre para comprobar los niveles de la hormona del embarazo hCG y pruebas de ultrasonido forman parte de las pruebas que determinarán el estado de gestación.

¿Cómo superar un aborto?

Sufrir un aborto es una experiencia traumática y dolorosa para cualquier mujer. El temor a perder de nuevo al bebé en futuros embarazos es habitual. No obstante, un aborto espontáneo no indica que la interrupción de la gestación se repita.

El ciclo menstrual se recupera entre cuatro y seis semanas después del aborto. Algunos ginecólogos indican que después de este periodo de tiempo puedes intentar quedar embarazada de nuevo. Otro en cambio apuntan que es mejor esperar a tener un segundo ciclo menstrual completo. De esta forma la mujer puede recuperarse totalmente.

Las heridas emocionales, en cambio, pueden tardar algo más en cicatrizar. Debes tomarte tanto tiempo como necesites. Intenta apoyarte en tu pareja o recurre a alguien de tu plena confianza para abordar tus emociones. Infórmate sobre los grupos de apoyo existentes y pide ayuda a tu médico.

Te puede interesar