Menú
Formas saludables para que los niños de 11 años bajen de peso
Formas saludables para que los niños de 11 años bajen de peso

BAJAR DE PESO

Formas saludables para que los niños de 11 años bajen de peso

Si quieres que tu hijo de 11 años baje de peso de forma saludable sigue estos consejos para conseguirlo.

La obesidad está siendo un problema grave para las personas de todas las edades, pero cuando se trata de los niños, la cosa aún empeora porque la salud de su futuro puede verse gravemente comprometida. Los niños de 11 años que son obesos tienen un mayor riesgo de problemas de salud, como padecer hipertensión, diabetes del tipo 2... que normalmente ocurre solo en adultos con sobrepeso.  Los niños con sobrepeso también tienen más probabilidades de tener sobrepeso en la edad adulta.

Pero poner a un niño a hacer dieta es poco saludable porque puede llevar a deficiencias nutricionales y a una relación distorsionada con los alimentos. En cambio, puedes ayudar a un niño de 11 años a aprender a tener mejores opciones de alimentos, dejando las calorías extras a un lado y optando más por comer más verduras, frutas, lácteos bajos en grasa y proteínas magras. También fomenta la actividad física todos los días para ayudarle a quemar calorías y lograr un peso más saludable. Estos pequeños cambios pueden ayudar a que un niño se sienta más saludable y con más energía rápidamente, pero perder peso llevará tiempo.

La obesidad está siendo un problema grave para las personas de todas las edadesLa obesidad está siendo un problema grave para las personas de todas las edades

Haz que se mueva

Los niños de 11 años necesitan hacer por lo menos una hora de ejercicio físico al día. Tener más movimiento ayuda a un niño a usar más calorías y a quemar grasa corporal para tener energía. Esta actividad física puede consistir en cardio de intensidad moderada y vigorosa, así como actividades de fortalecimiento óseo y muscular. 

Pasear al perro o ir en bicicleta a la casa de un amigo se considera de intensidad moderada, mientras que perseguir a un amigo durante un juego físico es de intensidad vigorosa. Un niño de 11 años puede incorporar fácilmente ejercicios de fortalecimiento muscular jugando en el patio de juegos, haciendo gimnasia o trepando a un árbol. Actividades divertidas como saltar la cuerda o jugar baloncesto ayudan a fortalecer los huesos de los niños.

Limitar la vida sedentaria

Limitar el tiempo de pantalla, ya sea televisión, ordenador o videojuegos, a no más de 2 horas por día ayuda a alentar a los niños a moverse. Incluye a tu hijo de 11 años en actividades familiares, como una caminata de fin de semana o un paseo después de cenar. Dale a tu hijo ideas sobre cómo mantenerse activo fuera de la clase de educación física o la práctica deportiva, como bailar música, andar en patinete o montar en bicicleta.

Permite que tenga elecciones de alimentos saludables

Hacer elecciones sabias de alimentos ayuda a los niños y adultos a alcanzar pesos saludables. Las proteínas magras, como la pechuga de pollo a la parrilla, la carne molida magra y el requesón bajo en grasa, deben ocupar un lugar destacado en las comidas. Omite los alimentos fritos o los elementos cubiertos con queso rico en calorías. Opta por frutas y verduras frescas, lácteos bajos en grasa y granos integrales como guarniciones. Evite las salsas y aderezos cremosos y elige salsa, aceite de oliva, hierbas y zumo de limón para darle sabor. Elige productos saludables, como palitos de queso bajos en grasa, fruta fresca o yogur bajo en grasa como bocadillos.

Para perder peso un poco más rápido, limita la ingesta de alimentos que conducen al aumento de peso. La comida rápida, los lácteos enteros, los alimentos fritos, los bocadillos envasados, las golosinas azucaradas, el pan blanco y los refrescos no aportan muchos nutrientes, pero aportan numerosas calorías. Cuando un niño tiene hambre de una segunda ayuda o necesita algo entre comidas, ofrécele fruta, más verduras, como ensalada de verduras o palitos de zanahoria, o una segunda pieza de proteína magra.

Para perder peso un poco más rápido, limita la ingesta de alimentos que conducen al aumento de pesoPara perder peso un poco más rápido, limita la ingesta de alimentos que conducen al aumento de peso

Reduce las tentaciones alimentarias de los niños

Mantén los dulces o comidas poco saludables lejos de casa. Cuando vayas a comprar en familia evita la panadería y los pasillos que contienen los bocadillos procesados y ricos en calorías. Incluya a su hijo de 11 años en el proceso de compra y tome decisiones saludables de acuerdo con sus gustos.

Evita medidas drásticas para perder peso

Las dietas de moda y omitir comidas pueden parecer una forma fácil de perder peso. Pero, estas estrategias hacen que un niño de 11 años pierda nutrientes que son críticos para el crecimiento y el desarrollo, la función cerebral y la energía. Ayuda a un niño a aprender a comer todos los alimentos con moderación. Está bien tener una porción de pastel de cumpleaños de vez en cuando, pero hacer elecciones saludables la mayor parte del tiempo es mucho mejor. Tendrás que ser un buen ejemplo en cuanto a la alimentación.

Te puede interesar