Menú
Consejos de estudio para tus hijos
Consejos de estudio para tus hijos

ESTUDIOS

Consejos de estudio para tus hijos

No importa la época del año en que te encuentres, si tus hijos tienen que estudiar necesitarán estos consejos.

Estudiar no tiene que ser complicado siempre y cuando los niños y adolescentes sepan los puntos claves más importantes. Ellos no nacen sabiendo estudiar y en la escuela solo quieren que estudien pero se les olvida enseñarles a hacerlo... solo se centran en el contenido que deben aprender.

En este sentido los padres deberán ser los guías para que los hijos aprovechen mejor su tiempo y sepan que aprender puede ser más sencillo de lo que se imaginan, siempre y cuando pongan de su parte.

Organizar el espacio

¿Alguna vez escuchaste que una oficina ordenada es igual a mente ordenada? Quizás no, pero es verdad. Cuando tu hijo estudie, tendrá que asegurarse de que tiene suficiente espacio para permitirle trabajar adecuadamente. Un lugar cómodo, un teléfono apagado y todo a mano es necesario para un buen estudio.

Es importante deshacerse de todas las distracciones para que pueda mantenerse lo más concentrado posible. A algunas personas les gusta trabajar en completo silencio, otras pueden encontrar algo de música de fondo tranquila. Tu hijo tendrá que pensar en lo que quiere y tomarse un tiempo para hacerlo bien.

Es importante deshacerse de todas las distraccionesEs importante deshacerse de todas las distracciones

Tener un horario

Los estudiantes que obtienen buenas calificaciones generalmente tienen un rasgo en común: la determinación. Toman su estudio en sus propias manos y no confían en nadie más para presionarlos o motivarlos a tomarse el tiempo para estudiar. Si tu hijo desea obtener buenas calificaciones, pero a menudo se distrae cada vez que va a estudiar, entonces necesita hacer un horario. 

Un horario significa que sabe exactamente lo que debe hacer y cuándo debe hacerlo. Es una herramienta para mantenerlo centrado y motivado, así como para evitar que su carga de trabajo parezca abrumadora. Puede tener tiempos de estudio claros y descansos asignados, lo que ayuda a dividirlo.

Cuanto más detallado sea el horario, más exitosa será la revisión. Si planifica exactamente lo que necesita cubrir en cada espacio de tiempo durante las próximas semanas y meses, sabrá que todo estará cubierto antes de su examen. Esto hará que no se estrese ante los exámenes

Hacer descansos regulares

Si bien estudiar durante la mayor cantidad de horas posible puede parecer una buena idea, en realidad puede ser contraproducente. Sentarse durante horas y horas exactamente en el mismo lugar, sin hacer nada más que estudiar, no será útil para tu hijo. Es importante que su mente tenga tiempo para descansar activamente y pueda dejar de intentar digerir toda la información.

Podría estudiar mejor por la mañana que por la tardePodría estudiar mejor por la mañana que por la tarde

Podría estudiar mejor por la mañana que por la tarde... Si este es el caso, deberá intentar realizar la mayor parte de su revisión por la mañana y reservar un descanso más grande después de la hora de la comida. Cuando esté tomando un descanso, puede sentirse tentado a simplemente sentarse con su teléfono, ponerse al día con lo que se perdió en las redes sociales, pero a veces necesita dar a su cerebro un descanso adecuado de la tecnología. Es mejor que salga, que camine o que respire aire fresco. La vitamina D es importante para un cerebro sano. Además, estar hidratado es crucial para que su cerebro funcione de la mejor manera.

Priorizar la carga de trabajo

A menudo tendrá que realizar los próximos exámenes y tareas al mismo tiempo, por lo que la clave es priorizar su trabajo. Tu hijo tendrá que evitar caer en la trampa de elegir el tema más fácil de revisar primero porque no quiere enfrentar los conceptos más difíciles.

Los que tienen éxito en sus estudios no tienen miedo de los temas que no entienden. Prosperan con el desafío de querer aprender y comprender. Si elige primero los temas que le resultan más desafiantes, esto puede actuar como un buen incentivo para avanzar, sabiendo que después aprenderá un tema que le gustará más o que le resultará más fácil.

Sigue adelante

Si hay días en que no tiene tarea, tu hija tendrá que asegurarse de mantener su mente activa. Es buena idea leer sobre cualquier material próximo para futuras lecciones para adelantarse a la materia. No hay razón para que su aprendizaje se detenga tan pronto como salga del aula. Para aquellos a quienes les va bien, siguen trabajando bien después de pasar por la puerta principal.

Y lo más importante es que no se rinda...

Te puede interesar