Menú
Consecuencias a largo plazo en los niños mimados
Consecuencias a largo plazo en los niños mimados

CRIANZA

Consecuencias a largo plazo en los niños mimados

Los niños mimados y/o malcriados a largo plazo se pueden convertir en niños/adultos tiranos pero también habrán más consecuencias en sus vidas...

Los niños mimados, ¿nacen o se hacen? Se hacen, siempre se hacen. Son consecuencia de la permisividad exagerada de los padres porque una cosa es mimar a los niños en cuanto a amor y ternura y otra muy diferente, darle los caprichos que quieren a todas horas, entonces les estarás malcriando. Los niños mimados se pueden convertir en niños y adultos tiranos...

Como padre o madre, quieres darle a tus hijos todo lo que quieren para verles sonreír y que estén felices todo el tiempo, pero si les das demasiado, con mucha frecuencia, acabarás malcriándoles y esto, será un problema a corto y largo plazo. Malcriar a tus hijos puede ser perjudicial para ellos, tanto socialmente como en el desarrollo. Dado que los niños mimados a menudo no tienen que aprender a resolver sus propios problemas, pueden carecer de las habilidades para la vida necesarias para negociar con éxito las demandas de la edad adulta.

Los niños mimados pueden volverse demasiado dependientes de sus padresLos niños mimados pueden volverse demasiado dependientes de sus padres

Dependencia

Los niños mimados pueden volverse demasiado dependientes de sus padres, lo que puede causarles problemas para hacerse felices como adultos. Los adultos jóvenes en edad universitaria que fueron mimados cuando eran niños tendían a creer que estar solo hace que una persona sea infeliz, y que la fuente de su felicidad son otras personas, en lugar de ellos mismos.

Irresponsabilidad

Cuando los niños están mimados, a menudo tienen que aprender comportamientos responsables. Los niños que fueron mimados no pueden entender el concepto de límites y tampoco lo hacen cuando son adultos. Esto pude hacer que desarrollen problemas como derrochar dinero, juegos de azar, comer y beber en exceso, comportamientos promiscuos, etc.

Estos niños a veces no están motivados y pueden describirse como vagos o enfadados con el mundo. Al carecer de madurez emocional y tener pocas habilidades para resolver problemas, estos adultos pueden tambalearse y sentirse infelices con sus vidas

Falta de respeto y desafío ante los demás

La falta de respeto y el desafío ante los demás son característicos de los niños mimados, que es probable que se quejen, rueguen, ignoren o manipulen para salirse con la suya. A menudo, los niños malcriados están tan complacidos que no pueden expresarse de otra manera que no sea a través de sus comportamientos negativos. La rebelión puede convertirse en una respuesta natural en estos niños, que están sobreindicados y sobreprotegidos.

Los niños malcriados pueden ser insensibles a las necesidades de los demásLos niños malcriados pueden ser insensibles a las necesidades de los demás

Habilidades de mala relación

Debido a que no han aprendido que las relaciones implican tanto dar como recibir, los niños mimados pueden tener problemas para hacer y mantener amistades significativas. Los niños malcriados pueden ser insensibles a las necesidades de los demás, son propensos a tener rabietas y tienen problemas para diferir la gratificación. Debido a que otros niños pueden no querer estar cerca de alguien con estas características, los niños mimados pueden convertirse en infelices solitarios, a quienes ni siquiera les gusta estar solos.

Si no quieres que tus hijos sufran estos efectos a corto y largo plazo (ni que tampoco los sufran las personas que están a su alrededor) deberás saber cómo centrar tu crianza cada día de vuestra vida. Darles un capricho de vez en cuando no les hará convertirse en tiranos ni tampoco sufrirán todo esto que hemos comentado más arriba...

En cambio, no ponerles límites, no darles negativas, darles todo lo que quieren y piden, que sean siempre los reyes de la casa, no ponerles normas solo para que no exista un conflicto en casa... todo esto hará que desgraciadamente, se conviertan en personas tiranas que no empaticen con los demás. No entenderán de derechos más que los suyos propios (y exagerados), pensarán que están por encima de los demás y no les importará hacer daño con tal de salirse con la suya. Todo esto les hará estar solos ante la vida porque nadie querrá compartir su vida con personas infelices y manipuladoras.

Te puede interesar