Menú
¡Cuidado con los excesos para los hijos!
¡Cuidado con los excesos para los hijos!

CRIANZA

¡Cuidado con los excesos para los hijos!

Si eres de los padres que colman a sus hijos de excesos... ¡ten cuidado! Es más perjudicial de lo que te piensas.

Es posible que te guste dar cosas a tus hijos, comprarles regalos o chucherías... sus sonrisas te encantan. Quizá te guste darles todas esas cosas que no tuviste cuando tú eras niño. Grandes fiestas de cumpleaños, lujosas vacaciones, productos electrónicos, entretenimiento constante sin momentos de aburrimiento... Pero darle a los niños demasiado y excederse en privilegios y oportunidades, puede ser realmente malo para ellos.

De hecho, algunos casos, el exceso para los niños en realidad constituye negligencia y puede tener consecuencias de por vida para muchos de ellos.

Tipos de excesos

Excederse en regalos no solo consiste en comprar muchos regalos para poner bajo el árbol de Navidad. También puede implicar darles a los niños demasiada libertad y muy poca disciplina. Hay tres tipos de excesos demasiado comunes en los hogares:

  • Dar demasiado. Ya sena demasiados juguetes, demasiadas actividades o demasiados aparatos electrónicos, dar a un niño demasiado puede ser perjudicial. Los niños necesitan tiempo de inactividad y también necesitan oportunidades para aprender a entretenerse por sí mismos.

  •  Darle a los niños demasiado y excederse en privilegios y oportunidades, puede ser realmente malo para ellos Darle a los niños demasiado y excederse en privilegios y oportunidades, puede ser realmente malo para ellos

  • Protegerles de emociones negativas. Cuando los padres hacen todo por sus hijos para evitar que éstos experimenten emociones negativas, les estarán privando de que aprendan independencia. Los niños necesitan aprender a lidiar con las emociones incómodas para tener un desarrollo saludable.

  • Poca disciplina. Cuando los niños no tienen una buena disciplina durante su desarrollo o no tienen límites saludables, se convertirán en adultos sin disciplina y con poco autocontrol. Es necesario dar tareas a los niños y no ceder cuando tengan rabietas.

  • Por qué hay padres que se exceden con sus hijos

    Hay razones por las que los padres pueden excederse con sus hijos. La razón más habitual es la culpa. Un padre o una madre que trabaja muchas horas fuera de casa cuando llegue a casa puede que no pueda hacer todo lo que quisiese con sus hijos. También puede ocurrir que un padre o una madre sin custodia puede intentar compensar el no estar cerca de sus hijos comprándoles regalos.

    Otra razón común es que los padres quieren que los niños estén "felices". Entonces, en lugar de decir no y arriesgarse a molestar a sus hijos, se dan por vencidos y les permiten tener lo que quieran. A veces los padres simplemente están mal informados y no están preparados para lidiar con problemas de conducta. Ellos no saben cómo responder a las rabietas y al desafío infantil o adolescente. Entonces, para hacer la vida más fácil a corto plazo, hacen todo lo posible para no disciplinar a sus hijos.... Siendo un gran problema a largo plazo.

    Finalmente, algunos padres quieren compensar sus malas experiencias infantiles. Un padre que creció en la pobreza puede querer asegurarse de que su hijo no se "quede sin". O un padre que creció con padres realmente estrictos puede ir al otro extremo y no darle suficiente estructura al niño.

    Tu hijo necesita aprender a que puede vivir sin la mayoría de las cosas que tieneTu hijo necesita aprender a que puede vivir sin la mayoría de las cosas que tiene

    El exceso nunca será saludable

    Estas son algunas de las razones por las que puede pensar dos veces antes de darle a tu hijo todo lo que quiere:

    • Tu hijo necesita aprender a que puede vivir sin la mayoría de las cosas que tiene
    • Tu hijo puede pensar que la felicidad proviene de los bienes materiales, y esto no es así
    • Enseñas a tu hijo a que la autoestima depende de los bienes que tienes
    • Tu hijo no aprenderá a valorar nada
    • La falta de disciplina enseña a los niños a que no tienen por qué seguir las normas
    • Con estos pensamientos podrían tener problemas emocionales de por vida, siempre estarán infelices

    Poner fin a la indulgencia

    Si tú eres un padre o una madre que excede con sus hijos, es mejor que escojas crear un cambio positivo en tu familia. Tendrás que comprometerte a poner fin a este tipo de comportamientos poco saludables y perjudiciales para tu hijo. Tu hijo necesita convertirse en un adulto responsable a través de tu guía y la disciplina positiva.

    Te puede interesar