Menú
El vínculo con tu bebé después de una cesárea
El vínculo con tu bebé después de una cesárea

BEBÉS

El vínculo con tu bebé después de una cesárea

Hay personas que ponen en duda el vínculo de una madre con su bebé después de practicar una cesárea.

Hay personas que ponen en duda el vínculo de una madre con su bebé después de que se le haya practicado una cesárea. En realidad una madre está vinculada a su bebé desde mucho antes del momento de la cesárea. En cuanto una madre sabe que está embarazada el vínculo con su bebé se comienza a formar de una manera mágica y casi instantánea. Son dos seres en un solo ser y ese, es el principio del vínculo más fuerte que existe en el universo.

En el caso de un parto por cesárea para dar a luz a un bebé, una nueva madre a menudo tiene desafíos y problemas adicionales que enfrentar durante el período posparto. La recuperación física de una cesárea generalmente toma más tiempo e involucra factores adicionales debido al procedimiento quirúrgico. 

Una nueva madre también puede experimentar problemas emocionales derivados de la cesáreaUna nueva madre también puede experimentar problemas emocionales derivados de la cesárea

Una nueva madre también puede experimentar problemas emocionales derivados de la cesárea, especialmente si fue inesperada y ella esperaba otro tipo de parto, como natural y vaginal. Incluso con estos desafíos, aún puede establecer un fuerte vínculo con su bebé después de una cesárea... Porque como estábamos diciendo al principio de este post, el vínculo con el bebé comienza mucho antes.

Aunque si crees que tienes que potenciar ese vínculo o sientes que es mejor que lo hagas, entonces te vamos a dar algunos consejos para que lo consigas. Recuerda que el sentimiento de amor puro que sientes hacia él no se desvanecerá jamás.

Piel con piel

Inicia el contacto piel con piel con tu recién nacido lo antes posible después del nacimiento. Solicita que el bebé se coloque piel con piel en tu pecho lo antes posible, ya que este contacto es efectivo para crear un vínculo exitoso entre la madre y el bebé. Coloca una manta sobre el bebé para ayudar a calentarlo mientras lo sostienes.

Toma el tiempo que necesites

Toma el tiempo que necesites para conocer a tu nuevo bebé después de dar a luz. Mírale de pies a cabeza, toca y acaricia su piel, huele su olor coporal, háblale con toda la dulzura de tu voz, aliméntale, báñale, duérmele, tenlo en brazos mientras duerme... disfruta de tu bebé y del regalo tan precioso que la vida te ha dado.

Pasa el mayor tiempo posible con tu bebé

Pasa el mayor tiempo posible con el bebé en casa, sal a pasear con tu bebé, cárgalo en el portabebés, etc. Pídele a tu pareja, a otro miembro de la familia o a un amigo que te acompañe también para que le dé asistencia mientras te estabilizas y te recuperas de la cirugía.

Recupérate

Minimiza las distracciones después del parto para que puedas concentrarte en recuperarte de la cirugía y conocer a tu bebé. Debido a que un parto por cesárea puede ser físicamente difícil, es posible que te falte energía y fuerza inicialmente después del parto. Eliminar todas las responsabilidades excepto las más esenciales ayudará a garantizar que te recuperes y te concentres en la vinculación con tu bebé.

Entiende tus emociones

Quizá piensas que la cesárea está afectando a tu capacidad para vincularte fácilmente con tu bebé de manera afectiva. Puedes sentirte decepcionada o triste después del parto quirúrgico, especialmente si estabas planeando un parto no quirúrgico. Estos sentimientos son típicos: libera cualquier culpa asociada con los sentimientos que tienes en tu interior.

Minimiza las distracciones después del parto para que puedas concentrarte en recuperarte de la cirugíaMinimiza las distracciones después del parto para que puedas concentrarte en recuperarte de la cirugía

Las cosas salieron de esa manera y no pudiste hacer nada para remediarlo. Piensa que si los médicos decidieron que era mejor hacer la intervención quirúrgica era un mal menor por un buen mayor. Confía en su criterio y acepta lo ocurrido... lo que importa es que tanto tú como tu bebé estéis sanos.

Habla con tu médico si continúas experimentando sentimientos negativos que están asociados con el nacimiento que afectan a tu capacidad de vincularte con tu bebé. Quizá estés experimentando depresión posparto y en este caso, necesitarás ayuda profesional.

Te puede interesar