Menú
Cómo perder peso después de una cesárea
Cómo perder peso después de una cesárea

CESÁREA

Cómo perder peso después de una cesárea

Después de una cesárea debes cuidarte y cuando te sientas preparada, puedes comenzar a pensar en perder peso, ¡solo si te hace falta!

Si has tenido una cesárea para traer al bebé a tu mundo, lo primero que debes pensar es en tu recuperación y no en si debes o no perder peso. Te acabas de someter a una operación quirúrgica, tu cuerpo se debe recomponer después de los 9 meses de cambios durante el embarazo, duermes poco y mal porque tienes un bebé que come a cada dos horas tanto durante el día como durante la noche y además debes sacar fuerzas de donde no las tienes para cuidar a tu precioso bebé... ¡Perder peso puede ser secundario ahora mismo!

Aunque una vez que hayan pasado algunas semanas y te sientas con más fuerza, es probable que pienses que perder peso es una buena idea, sobre todo si cogiste peso de más durante los 9 meses de embarazo. Quizá sientas cierta ansiedad por volver a tener tu cuerpo de antes de estar embarazada, y quieras hacer los ejercicios lo antes posible, ¡pero más vale tarde que nunca!

La mayoría de los obstetras recomiendan un período de recuperación de seis a ocho semanas antes de realizar un ejercicio vigoroso. Ten en cuenta que te estás recuperando de una cirugía invasiva y de nueve meses de embarazo. Una vez que hayas recibido la autorización médica, hacer ejercicio con regularidad puede ayudarte a perder peso durante el embarazo.

La mayoría de los obstetras recomiendan un período de recuperación de seis a ocho semanasLa mayoría de los obstetras recomiendan un período de recuperación de seis a ocho semanas

Ejercicios aeróbico

El ejercicio aeróbico quema calorías y te ayuda a recuperar la fuerza muscular y la resistencia. Comienza lentamente con ejercicios de bajo impacto para quemar calorías, como nadar, montar en bicicleta, caminar y la máquina elíptica. 

Lo ideal es que hagas al menos 30 minutos de actividad física cinco o más días a la semana. Aquellas madres que buscan perder peso pueden necesitar hacer ejercicio durante 60 a 90 minutos para ver los resultados. Puedes llevar a tu bebé a una caminata rápida en el cochecito, hacer ejercicio en casa o asistir a una clase de gimnasia en grupo para un entrenamiento aeróbico efectivo. Añade la duración e intensidad a tu entrenamiento a medida que mejore tu fuerza y resistencia.

Ejercicios de fuerza

Aunque el ejercicio aeróbico quema más calorías, el entrenamiento de fuerza construye masa muscular magra. Los músculos continúan acumulando calorías incluso cuando tu cuerpo está en reposo. Aumentar tu masa muscular magra aumenta la capacidad de tu cuerpo para quemar calorías durante y después de tu entrenamiento. 

Incluye ejercicios dirigidos tanto a la parte superior e inferior del cuerpo. Elige un peso que te permita realizar una serie de 10 a 15 repeticiones de cada ejercicio. Tren de fuerza dos o más veces por semana. Aumenta el número de sets a medida que tu fuerza mejora.

Tus músculos abdominales se estiran y se debilitan durante el embarazo Tus músculos abdominales se estiran y se debilitan durante el embarazo

Ejercicios abdominales

Tus músculos abdominales se estiran y se debilitan durante el embarazo para adaptarse a tu bebé en crecimiento. Una cesárea daña aún más los músculos de tu estómago a través de la cirugía. Los ejercicios abdominales simples, como la respiración abdominal y las inclinaciones pélvicas, se pueden realizar unos días después de la cirugía. 

Después de recibir la autorización médica, los ejercicios más avanzados, como ejercicios regulares, reversos y en bicicleta, pueden ayudar a reconstruir y fortalecer los músculos abdominales. Incluye ejercicios abdominales como parte de tu entrenamiento de fuerza o rutina de ejercicios aeróbicos.

Qué más debes saber

Habla con tu médico antes de comenzar una rutina de ejercicios para evitar lesiones en el sitio de la incisión. Comienza lentamente y escucha a tu cuerpo mientras haces ejercicio. Ten en cuenta que perder peso después del embarazo requiere tiempo y paciencia. Manténgase hidratado, descanse mucho y coma una dieta equilibrada para obtener los mejores resultados de pérdida de peso. Si experimentas náuseas, mareos, dolor o sangrado vaginal excesivo, deja de hacer ejercicio y habla con tu médico lo antes posible. ¡Tu salud es más importante que perder peso!

Te puede interesar