Menú
Cómo tratar la dispraxia en los niños
Cómo tratar la dispraxia en los niños

TRASTORNOS

Cómo tratar la dispraxia en los niños

El tratamiento es clave para que el niño pueda ser lo más normal posible con respecto a los demás.

Muchos padres desconocen en qué consiste la dispraxia. Se trata de un problema en el desarrollo que suele afectar a algunos niños. El problema de la dispraxia es que en ocasiones y a pesar de mostrar una serie de síntomas claros, tal trastorno del desarrollo suele pasarse por alto tanto en el caso de los padres como de los propios maestros.

Si piensas que tu hijo puede padecer dispraxia, no pierdas detalle del siguiente artículo en el que te hablamos de ello.

En qué consiste la dispraxia

La dispraxia es un trastorno que sufren algunos niños en el desarrollo y que afecta a la coordinación de movimientos. La falta de precisión en las manos hace que el niño que la padece tenga serias dificultades a la hora de escribir o de poder ponerse la ropa.

La dispraxia es un trastorno que sufren algunos niños en el desarrolloLa dispraxia es un trastorno que sufren algunos niños en el desarrollo

Por desgracia la dispraxia no se cura y tu hijo tendrá que lidiar con tal problema durante toda la vida. Sin embargo con un tratamiento a tiempo y adecuado, el pequeño puede llegar a superar tales problemas de coordinación y el llevar una vida de adulto lo más normal posible dentro de sus posibilidades.

En muchos casos, la dispraxia va unida a otros problemas del desarrollo como son ciertas dificultades en el aprendizaje del pequeño.

Cómo identificar la dispraxia en los niños

Hay una serie de signos que pueden indicar que tu hijo sufre dispraxia:

  • Cierta dificultad a la hora de pronunciar de una manera correcta ciertas palabras.
  • Al niño que padece dispraxia le cuesta el poder formar oraciones largas.
  • Dificultad en relación con la motricidad como es el caso de montar en bicicleta o coger una pelota.
  • En la escuela tiene problemas a la hora de escribir correctamente o poder colorear un dibujo.
  • Al no poder coordinar bien los movimientos, se pueden llegar a tropezar de manera habitual.
  • No suelen prestar atención cuando se les habla.

Cómo actuar ante la dispraxia

  • Si tu hijo padece dispraxia es importante el conseguir apoyo de un profesional que le ayude a mejorar sus movimientos y la motricidad.
  • Los padres deben de estar en todo momento apoyando a su hijo. El pequeño debe sentir en todo momento que no está solo y puede contar con sus padres para superar tal trastorno.

  • Es importante el hacer un diagnóstico lo más pronto posible para que un profesional pueda ayudarle a superar la citada dispraxia. Si pasan los años y el menor no recibe nada de ayuda, se irá desanimando y su autoestima se irá perdiendo poco a poco.
  • Los padres deben tener paciencia con su hijoLos padres deben tener paciencia con su hijo

  • En el caso de la casa y posibles tareas, es importante el evitar que el niño haga algo que no pueda o le cueste como es el caso de poner la mesa o hacer la cama. En muchos casos el pequeño puede llegar a frustrarse y afectar negativamente a su persona.
  • Los padres deben tener paciencia con su hijo. La disprexia es un problema que afecta a los movimientos por lo que es normal que haya cosas que les cueste o hagan mal. No hay que ponerse nervioso en ningún momento y mantener la calma, ya que el tratamiento de la dispraxia requiere su tiempo.
  • Tu hijo sufre un trastorno que afecta a su desarrollo por lo que no debes compararlo con otros niños.
  • Cuando haga las cosas bien y cumpla objetivos, es muy importante que lo felicites por ello. Ello le ayudará a fortalecer su autoestima, algo que es clave a la hora de tratar la disprexia.
  • Hay que resaltar en todo momento las virtudes del niño. De nada sirve el recordarle sus defectos. Para mejorar en el tema de la coordinación y del desarrollo el niño tiene que sentir en todo momento que cuenta con el apoyo de sus padres.

La disprexia resulta complicada para un niño ya que sufre diversas alteraciones en su aparato motor, lo que le hace diferente a los demás. El tratamiento es clave para que el niño pueda ser lo más normal posible con respecto a los demás.

Te puede interesar