Menú
Uso del tampón y el síndrome de shock tóxico
Uso del tampón y el síndrome de shock tóxico

ENFERMEDAD

Uso del tampón y el síndrome de shock tóxico

Es una enfermedad muy grave que es causada por una toxina producida por bacteria del tipo estafilococos.

Si eres mujer y conoces el llamado síndrome de shock tóxico es posible que te enterases de esta enfermedad por la modelo Lauren Wasser y es que, lo que le sucedió a esta joven es la pesadilla de cualquier mujer. En 2015 despertó en un hospital y descubrió que tenía programada la amputación de su pierna después de que un tampón le causara el síndrome de shock tóxico. Debido a que si presentas esta enfermedad, puedes volver a desarrollarla con los años, en 2017 la modelo tuvo que volver a someterse a otra operación para amputarse la única pierna que le quedaba.

Esta historia es suficiente para hacer que cualquier mujer no quiera volver a utilizar un tampón en su vida pero, antes de que quemes todos los tampones que tienes en casa debemos informarte que esta enfermedad no solo la causa el uso del tampón, ni tampoco es exclusiva de las mujeres y lo que es más importante, es tan poco frecuente que realmente no deberías preocuparte por ella.

¿Qué es el síndrome de shock tóxico?

Es una enfermedad muy grave que es causada por una toxina producida por bacterias estafilococos que provocan fiebre, diarrea y, si no se trata a tiempo, el cese del funcionamiento de algunos órganos como el hígado o los riñones.

Es una enfermedad muy grave que es causada por una toxina producida por bacterias estafilococosEs una enfermedad muy grave que es causada por una toxina producida por bacterias estafilococos

Los primeros casos de esta enfermedad afectaban a mujeres que estaban utilizando tampones durante sus periodos menstruales, pero también puede ocurrir debido a infecciones cutáneas, quemaduras y por una cirugía.

Los factores de riesgo a la hora de desarrollar esta enfermedad son:

  • Haber dado a luz recientemente.
  • Infección por estafilocócica.
  • Uso de cuerpos extraños en el interior del cuerpo como tampones o copas menstruales.
  • La regla.
  • Haber realizado una cirugía recientemente.
  • Infección por una herida tras una cirugía.

Síntomas del síndrome de shock tóxico

El primer síntoma que se manifiesta es la fiebre sin embargo, el resto de los síntomas aparecen relativamente rápido. Si tienes dudas de que puedas tener el síndrome de shock tóxico deberás acudir cuanto antes al hospital ya que, si se detecta a tiempo, las secuelas serán mucho más leves. A continuación te detallamos los síntomas más característicos de esta enfermedad, recuerda que no tienes por qué presentar todos los síntomas para estar afectado.

  • Confusión.
  • Diarrea.
  • Malestar general.
  • Dolores de cabeza.
  • Fiebre alta, acompañada en algunas ocasiones por escalofríos.
  • Presión arterial baja.
  • Dolores musculares.
  • Náuseas y vómitos.
  • Insuficiencia en órganos (generalmente los riñones y el hígado).
  • Enrojecimiento de ojos, boca y garganta.
  • Convulsiones.
  • Erupción roja y generalizada que se asemeja a una quemadura solar.

Tratamiento

Si una persona es diagnosticada con el síndrome de shock tóxico, debe ser hospitalizada. Una vez allí la tratarán con antibióticos mientras que los médicos buscan el origen de la infección.

Si una persona es diagnosticada con el síndrome de shock tóxico, debe ser hospitalizadaSi una persona es diagnosticada con el síndrome de shock tóxico, debe ser hospitalizada

Recibirá medicamentos para estabilizar la presión arterial si es baja y líquidos para tratar la deshidratación. Hay que tener en cuenta que las toxinas producidas por los estafilococos o estreptococos sumada a la hipotensión que las acompaña, puede provocar insuficiencia renal, si finalmente los riñones fallasen se necesitaría una diálisis. De igual forma, es posible que sea necesario que se practica una cirugía para extirpar el tejido muerto del lugar de la infección o para drenarla.

¿Es realmente peligroso utilizar tampones?

Cualquier mujer que haya escuchado la historia de la modelo Lauren Wasser le ha entrado ganas de quemar todos los tampones de su casa, pero antes de que hagas eso debes saber que el síndrome de shock tóxico es increíblemente raro, afecta a menos de una de cada 10.000 personas en Estados Unidos y si utilizas los tampones de forma adecuada, el riesgo que tienes de desarrollar esta enfermedad no es más alto que el de un hombre que haya utilizado un tampón para frenar una hemorragia nasal.

Asimismo, la tecnología ha avanzado mucho y los médicos se han vuelto muy buenos diagnosticando y tratando el síndrome de shock tóxico por lo que la recuperación se ha vuelto una realidad, no obstante, esto no implica que no sea una enfermedad grave que puede causar hasta la muerte: "Puedes tener una falla orgánica multisistémica y una circulación disminuida en tus extremidades, que puede causar cianosis o muerte de miembros, y generar una amputación. En algunos casos puede ser realmente grave (...) Pero la mayoría de los casos tienen una recuperación total", dijo Gillian Dean directora de servicios médicos de la Federacion Planned Parenthood de Estados Unidos.

La mayoría de los casos tienen una recuperación totalLa mayoría de los casos tienen una recuperación total

También debes saber que el TSS no se origina únicamente como consecuencia del uso de los tampones, de hecho, la mayoría de los casos ocurridos cada año se deben a que las personas son portadores de los estafilococos y llegados a un momento de su vida terminan desarrollando la enfermedad (aunque esto es también muy raro que ocurra).

El uso correcto del tampón

Si temes que esto pueda pasarte a ti, la mejor prevención contra esta enfermedad no es dejar de utilizar tampones para siempre, sino utilizarlo correctamente. Para esto deja de utilizar tampones super absorbentes y comienza a cambiarlos cada cuatro o seis horas alternándolo con compresas para darle un descanso a tu cuerpo. Recuerda que esto también se aplica a las copas menstruales, cuya prevención es la misma que la de los tampones.

Te puede interesar