Menú
Revisar redes sociales a tus hijos: ¿es buena o mala idea?
Revisar redes sociales a tus hijos: ¿es buena o mala idea?

REDES SOCIALES

Revisar redes sociales a tus hijos: ¿es buena o mala idea?

Las redes sociales forman parte de la vida actual, hoy en día, los chicos se relacionan a través de su teléfono móvil...

Las redes sociales forman parte de la vida actual, hoy en día, los chicos se relacionan a través de su teléfono móvil y cada vez es más difícil conocer a sus amigos y las personas que conforman su círculo social. Esto complica mucho la tarea de los padres y madres, que cada vez están menos familiarizados con la vida de los chicos.

Internet ofrece grandes oportunidades para todos, el mundo globalizado se mueve a través de la Red y es importante que los niños sepan moverse por el mundo cibernético. Sin embargo, también es fundamental que los chicos reciban una correcta educación en cuanto al mundo cibernético. Ya que no están exentos de peligros, aunque estén sentados en el sofá de casa mirando su teléfono móvil o cualquier dispositivo con el que puedan usar Internet.

Las redes sociales se mueven a un ritmo vertiginoso, cada día nacen nuevas formas de relacionarse a través de la Red y los chicos se mueven en ese mundo como pez en el agua. Para ellos, es fácil manejar las redes sin control, sin ser realmente conscientes de los peligros que se esconden detrás de la pantalla.

Revisar las redes sociales de los hijos es una decisión de cada familiaRevisar las redes sociales de los hijos es una decisión de cada familia

¿Debes revisar las redes sociales de tus hijos?

Como madre o padre, puedes sentir un gran conflicto en cuanto a lo que son los derechos a la intimidad de tus hijos. Muchos padres confían en sus hijos y no sienten la necesidad de controlar y vigilar lo que hacen en Internet. Sin embargo, muchas veces esa confianza se torna en descontrol.

Revisar las redes sociales de los hijos es una decisión de cada familia, sin embargo, debes tener en cuenta ciertos aspectos legales y familiares. Por una parte, la ley protege la intimidad de los niños desde el mismo momento de nacer. Ellos en su desconocimiento, pueden hacer uso de estos derechos para protegerse de la curiosidad de los padres.

Pero por otra parte, en tus obligaciones como padre existe la protección de la patria potestad. Esta indica que siempre debes obrar en favor de tus hijos, respetando su personalidad y su integridad física y psicológica.

Ahora bien, una cosa es asegurarte de que tus hijos hacen un uso saludable de las redes sociales y otra cosa es "cotillear" lo que hacen y dicen. En la primera parte, entra el cuidado de los hijos, vigilar que no realizan actos peligrosos y que no están expuestos a diversos peligros.

Puedes revisar el historial de búsqueda para conocer el uso de Internet de tus hijos. Lo que no debes hacer es instalar programas espía, revisar sus conversaciones de WhatsApp o leer su correo electrónico. Esto puede considerarse una intromisión en su derecho a la libertad, y como padre, no debes romper la confianza de tus hijos.

Los chicos en general, no son conscientes de los peligros que esconde InternetPie de foto

Educación por un uso saludable de Internet

Los chicos en general, no son conscientes de los peligros que esconde Internet y las redes sociales. Ellos creen que hablan con personas de confianza, piensan que hablan con chavales como ellos, buenos, saludables y con ganas de divertirse y conocer gente. Pero por desgracia, las redes se han convertido en una nueva fuente de acoso, un lugar perfecto para los depredadores que se esconden en busca de una nueva presa.

Por ello, es esencial que eduques a tus hijos para que sean capaces de realizar un uso saludable de las redes sociales.

  • Cuidado con las fotos que suben a Internet: Es muy importante que los chicos sean conscientes de que todo lo que suben a Internet, se queda guardado en la red para siempre. Nunca lo podrán eliminar por completo, borrar el historial de búsqueda o eliminar una foto nunca es suficiente, porque siempre existe un rastro en la red. Además, deben tener cuidado de no mostrar datos que sean fácilmente reconocibles, uniformes del colegio, la fachada de la vivienda o del instituto o cualquier dato que sirva para localizar al chico.
  • Nunca deben dar datos personales por Internet: Aunque hablen con amigos por los chats de las redes sociales, nunca deben facilitar datos como número de teléfono, apellidos, la dirección donde viven o el colegio al que asisten cada día. Personas malintencionadas pueden hacerse con la cuenta de cualquier persona, y esos datos están ahí expuestos para ellos.
  • Bajo ningún concepto deben quedar con un extraño: Quizá piensen que van a verse con chicos de su edad, pero no saben con quién se relacionan en realidad. Es muy peligroso acudir a este tipo de citas, puesto que los depredadores se esconden en perfiles de adolescentes.

Sin exagerar y sin obsesionarte con este tema, conocer la vida de tus hijos nunca está de más. De la misma forma que conoces a sus amigos y a sus compañeros de colegio, sabes donde se mueven y donde suelen pasar su tiempo de ocio, debes saber qué es lo que hacen en Internet. Siempre respetando su intimidad y sin rebasar los límites de la confianza.

Educa a tus hijos para que realicen un uso saludable de las redes sociales, de forma que no necesites vigilar constantemente sus movimientos.

Te puede interesar