Menú
Cuáles son los reflejos en los bebés
Cuáles son los reflejos en los bebés

SALUD INFANTIL

Cuáles son los reflejos en los bebés

Los reflejos cuando nacen, lo hacen con ciertos reflejos necesarios para su supervivencia, ¿sabes cuáles son?

Podemos definir un reflejo infantil como una respuesta involuntaria o una reacción automática del organismo ante un estimulo proveniente del exterior. Es gracias a los reflejos de los bebés, que estos se adapten a su entorno y adquieran en menor o mayor medida, un control sobre su cuerpo.

Es importante que durante el crecimiento del bebe se siga con detalle una observación de dichos reflejos, ya que gracias a ellos se pueden detectar problemas, anomalías o retrasos en el desarrollo del niño, así como en su función neurológica.

Para poder analizarlo mejor, es recomendable conocer todos y cada uno de los reflejos que tienen los bebés durante su infancia, ya que cada uno se origina gracias a cierta estimulación y aparece y desaparece en una etapa del desarrollo y del crecimiento concreta. A continuación, desde Bekia, os dejamos una lista de todos los reflejos primarios que tienen los bebes durante su infancia:

Podemos definir un reflejo infantil como una respuesta involuntariaPodemos definir un reflejo infantil como una respuesta involuntaria
  • Reflejo de marcha automática: Podemos observar este reflejo en un niño, desde su nacimiento hasta los 3 meses, que es cuando desaparece. Si mantenemos al pequeño agarrado por las axilas, de manera vertical, haciendo que sus pies apoyen en el suelo y le damos un pequeño impulso, podemos ver como sus pies van moviéndose alterna mente, simulando la marcha.
  • Reflejo de apoyo: Este reflejo va a la par que el anterior, y por lo tanto tiene el mismo periodo de duración en la vida de los recién nacidos. A diferencia del de marcha, este no quiere un impulso, simplemente mantenerlo sujeto de manera vertical, de esta manera, el niño al notar en sus pies el suelo, se estirará y enderezará.
  • Reflejo de gateo: Este reflejo empieza a ser visible en los primeros días de vida del bebé, y desaparece en torno a los 3 meses. Cuando el pequeño se encuentra boca abajo, con la barriga apoyada en el suelo, podemos observar como sus extremidades tienden a moverme, simulando el gateo.
  • Reflejo tónico del cuello: Podemos observar este reflejo en los niños desde su nacimiento hasta aproximadamente los 3 meses de vida. Para generar la respuesta, debemos colocar al recién nacido tumbado y girar su cabeza hacia un lado, de esta manera, él, inconscientemente estirará el brazo y la pierna que se encuentran en el lado al que hemos girado su cabeza, y encogerá las extremidades del lado contrario. Se piensa que este reflejo les ayuda a fijar más su visión.
  • Reflejo del Moro: Este reflejo empieza en los primeros días de vida y acaba aproximadamente a los 4 meses. Se trata de una respuesta del cuerpo para protegerse, cuando el bebé se sobresalta por un sonido o movimiento brusco, responde echando la cabeza hacia atrás, abriendo los brazos y las piernas y en ocasiones llorando. Es la forma que tiene el cuerpo de responder ante una situación peligrosa, respondiendo a un instinto de protección.
  • Reflejo de prensión palmar o de agarre: Su duración es algo más larga que el resto de reflejos dichos anteriormente, empieza desde que nace el bebé y se mantiene hasta los 5-6 meses de edad. La respuesta viene dada cuando se acaricia o se presiona la palma de la mano, de esta manera el bebé agarra con fuerza lo que ha provocado la estimulación.

  • Reflejo de presión plantar: Este reflejo es igual que el anterior, pero realizando el estimulo en los pies, de esta manera la respuesta de agarrar lo que esta originando la presión, es realizada con los dedos del pie. A pesar de ser por así decirlo el mismo reflejo, la duración no es la misma, durando en los pies aproximadamente hasta los 9 meses de edad.
  • Reflejo de succión: Este reflejo infantil lo tienen los bebés desde su nacimiento, aproximadamente a los 3-4 meses se intensifica y desaparece en torno a los 6 meses de edad. Consiste en una respuesta de succión involuntaria cuando se introduce algún elemento en la boca, de esta manera el cuerpo se asegura de que el recién nacido realice la acción para alimentarse.
  • Reflejo de búsqueda: Su duración es igual que la del reflejo de succión, ya que este reflejo está muy ligado a él. Cuando se estimula al recién nacido la zona de la boca o las mejillas, este vuelve su cabeza y abre la boca para buscar en dirección de dicha estimulación. Se trata de un un reflejo de supervivencia, haciendo que con la estimulación busque el pezón para alimentarse.
  • Reflejo de Babinski: Este es el reflejo infantil con la duración más larga, desapareciendo por completo alrededor del año de edad. Es originado cuando se le acaricia la planta del pie, de arriba a bajo, de esta manera el bebé involuntariamente responde doblando el dedo gordo y abriendo el resto en abanico.
  • Reflejo de buceo o inmersión: estamos ante otro reflejo de supervivencia, el cual aparece desde el nacimiento y desaparece aproximadamente a los 6 meses. Cuando el bebé es sumergido en agua deja de respirar de manera automática y cierra la boca, evitando de esta manera que el agua entre en sus pulmones y se ahogue.
  • Reflejo de paracaídas: este reflejo aparece a los 3 meses aproximadamente y dura hasta los 6. Cuando al bebé se le mantiene boca abajo, como si estuviera suspendido en el aire, y se hace el amago de incinarlo hacia delante, abre los brazos y las piernas, extendiéndolas, de modo que parece un paracaídas.
No todos los reflejos desaparecen con la edadNo todos los reflejos desaparecen con la edad

¿Todos los reflejos infantiles desaparecen con la edad?

No, no todos los reflejos desaparecen con la edad, es más alguno de los nombrados anteriormente, desaparecen para en un futuro convertirse en movimientos voluntarios. No obstante hay una pequeña lista de reflejos que no hemos incluido antes, ya que no solo los tienen los bebés, si no que duran de por vida y podemos encontrarlo en todos los adultos. Estos reflejos serian:

  • Reflejo de parpadeo: la persona mueve los parpados de los ojos al contacto con algún estimulo o si encuentra ante una luz muy potente.
  • Reflejo de tos: la persona tose cuando se estimula la vía respiratoria.
  • Reflejo de vómito: la persona tiene ganas de vomitar, siente nauseas y le dan arcadas cuando se estimula la garganta o la parte interior de la boca.
  • Reflejo de estornudo: la persona estornuda cuando las vías nasales se irritan o algo entra en contacto provocando la estimulación de estas.
  • Reflejo de bostezo: la persona bosteza cuando el cuerpo necesita más oxígeno en el cerebro.
  • Reflejo de deglución: La persona traga los líquidos y alimentos que ingiere, deglutiendolos en su interior.
Te puede interesar