Menú
Qué comportamientos NO son normales en los recién nacidos
Qué comportamientos NO son normales en los recién nacidos

SALUD INFANTIL

Qué comportamientos NO son normales en los recién nacidos

Existen algunos comportamientos que NO son normales en el recién nacido y que es necesario acudir al médico rápido.

A menudo es difícil para los padres primerizos sabe con precisión si el comportamiento de su bebé recién nacido se encuentra dentro del rango la normalidad. Los movimientos, los sonidos, el comportamiento del recién nacido que son totalmente normales pueden parecer extraños y preocupantes para unos padres que son primerizos y tienen cierto nivel de ansiedad activado.

El comportamiento anormal en un recién nacido puede indicar daño neurológico, algún tipo de enfermedad, enfermedades genéticas o trastornos como la parálisis cerebral. Tendrás que hablar con el pediatra para que evalúe cualquier comportamiento en tu recién nacido que no te parezca normal.

Un llanto inusual

Para un nuevo padre o una nueva madre, incluso el llanto normal de un recién nacido puede sonar anormal. Los recién nacidos a menudo tienen un gemido fuerte y penetrante que atraviesa a un nuevo padre como un cuchillo en el cerebro. 

Pero el llanto normal está diseñado para llamar tu atención, y lo hace... es el objetivo de la naturaleza. Por otro lado, un grito agudo y penetrante puede indicar un problema neurológico, como un aumento de la presión en el cerebro debido a trastornos como la hidrocefalia o infecciones como la meningitis. La ictericia grave también puede causar un grito agudo. Un llanto débil, o un llanto que suena como un gatito, puede indicar un problema genético llamado síndrome de cri du chat o el síndrome del maullido de gato. Si tienes cualquier preocupación en cuanto al llanto de tu bebé, acude a tu pediatra lo antes posible.

Los recién nacidos normalmente tienen una cierta cantidad de tono muscularLos recién nacidos normalmente tienen una cierta cantidad de tono muscular

Un tono muscular bajo

Los recién nacidos normalmente tienen una cierta cantidad de tono muscular. A menos que sean prematuros, sus brazos y piernas no solo se caen hacia un lado; el bebé es capaz de sostenerle cerca del cuerpo. Tanto el tono muscular bajo (floppiness inusual, una succión débil o la mano abierta en lugar de tenerla en posición de puños) y el tono muscular demasiado apretado pueden indicar problemas en un recién nacido. 

Los trastornos genéticos como el síndrome de Down, las enfermedades musculares y el daño cerebral pueden causar un tono muscular bajo. La parálisis cerebral a menudo causa hipertonía o aumento del tono muscular. Una infección en un recién nacido puede causar un aumento del tono muscular. Si notas cualquier cambio en el tono muscular de tu recién nacido, acude a tu pediatra rápidamente.

La forma en que respira tu bebé también es muy importanteLa forma en que respira tu bebé también es muy importante

Alimentación anormal

Los recién nacidos a término nacen con reflejos que les permiten respirar, chupar y tragar de manera coordinada. Un bebé que no puede hacer esto no podrá ingerir suficiente nutrición para crecer bien. Un recién nacido normal tiene un reflejo para amamantar, de modo que gira la cabeza y la boca hacia cualquier cosa que toque su mejilla. 

Esto le permite encontrar el pecho y comenzar la succión. Tu recién nacido debe despertarse cada dos o tres horas para alimentarse sin que lo despierten y debe poder aspirar durante 20 minutos o más sin cansarse. También debe comer sin arcadas o asfixia. Si tu bebé no parece estar comiendo normalmente, tendrás que informar al pediatra.

Cambios respiratorios

La forma en que respira tu bebé también es muy importante. Si tu bebé respira de forma intermitente puede ser muy alarmante. Un recién nacido respira irregularmente a veces. También puede respirar más rápido que los adultos, alrededor de 40 respiraciones por minuto y hasta 60 respiraciones por minuto cuando se queja. Los recién nacidos también puede parecer que dejan de respirar por períodos cortos de tiempo, hasta 10 segundos, que es una condición conocida como apnea. Un gruñido ocasional, un chillido o periodos de respiración ruidosa también son comunes en los recién nacidos.

Sin embargo, si tu bebé se pone azul durante los períodos apneicos o si los períodos duran más de unos pocos segundos, busque atención médica inmediata. La tos con frecuencia o el gruñido con cada respiración, especialmente si se acompaña de estertores nasales o una succión del tórax o área alrededor de las clavículas, es anormal y necesita una evaluación médica inmediata. Los estornudos y el hipo, por otro lado, son comunes y generalmente inofensivos.

Te puede interesar