Menú
¿Debo preocuparme por lo poco que come mi hijo?
¿Debo preocuparme por lo poco que come mi hijo?

ALIMENTACIÓN

¿Debo preocuparme por lo poco que come mi hijo?

El tema de la comida es bastante relativo ya que hay madres a las que les puedes parecer que su hijo come poco.

Si eres padre o madre sabrás que una de las grandes preocupaciones en los que respecta a los hijos es en lo que se refiere al tema de la comida. Hay niños que desde son pequeños son muy malos a la hora de comer y apenas prueban nada. Los nutrientes son esenciales a la hora de que el niño crezca y se desarrolle perfectamente.

Está por tanto totalmente justificado cuando unos padres se preocupan al ver que su hijo no come apenas nada y solo se alimenta de ciertos productos como pasta, productos lácteos o algo de pan. Acto seguido te hablamos un poco de más de los niños que comen poco y qué hacer para conseguir que coman un poco más.

Cada niño come lo que necesita

El tema de la comida es bastante relativo ya que hay madres a las que les puedes parecer que su hijo come poco cuando en realidad ello no ocurre. En muchos casos el niño puede llegar a comer las calorías que su cuerpo necesita a pesar de lo que puedan pensar los padres. Es por ello que es importante el saber a ciencia cierta lo que un niño debe comer y lo que debe ingerir según la edad que tenga.

El tema de la comida es bastante relativoEl tema de la comida es bastante relativo

Los profesionales en el tema aconsejan en todo momento que los niños deben comer en el 100% de los casos a demanda. Un bebé va a tomar el pecho o la leche según las ganas que tenga y por tanto no hay que forzarlo a que coma más. Lo mismo debe ocurrir con los niños de corta edad y no forzarlos nunca a comer más de lo que deseen. Hay niños que necesitan poca comida para sentirse saciados y por el contrario hay otros que necesitan comer mucho más.

Cuánto necesita comer realmente un niño

Hay una serie de cifras orientativas a la hora de saber realmente lo que necesita comer un niño:

  • Los bebés de 6 meses necesitan de 500 a 800 kilocalorías al día.
  • Los bebés de 9 meses necesitan de 500 a 900 kilocalorías al día.
  • Los bebés de 12 meses necesitan de 500 a 1100 kilocalorías al día.
  • Los bebés de 18 meses de 500 a 1200 kilocalorías al día.
  • Los niños de dos años de edad de 700 a 1300 kilocalorías al día.

En la mayoría de los casos, la culpa en relación a la comida de los hijos la suelen tener los propios padresEn la mayoría de los casos, la culpa en relación a la comida de los hijos la suelen tener los propios padres

Como puedes observar la horquilla es grande y un bebé puede sentirse saciado con unas 600 o 700 kilocalorías, mientras que hay otros que pueden llegar a necesitar el doble. Es por ello que no se puede decir a ciencia cierta lo que tiene que comer un niño cada día. Lo mismo ocurre con los adultos ya que hay algunos que con apenas 1200 o 1500 kilocalorías son capaces de llenarse y otros que necesitan unas 2100 kilocalorías al día para aportar los nutrientes que necesita su organismo para rendir perfectamente.

La culpa suele ser de los padres

En la mayoría de los casos, la culpa en relación a la comida de los hijos la suelen tener los propios padres. No hay que darle tanta importancia a la comida y si comen poco o mucho. Lo importante es ver que el niño o la niña tienen energía y están activos. Ello es una buena señal de que comen lo que cuerpo necesita, ni más ni menos. No debes preocuparte si tu hijo come o no come y menos el compararlo con otros niños. Deja que coma lo que necesite siempre y cuando de salud esté en perfecto estado.

Cuándo hay que preocuparse

Aunque un niño puede comer memos que otros y no por ello hay que preocuparse, hay casos en los que la cantidad es tan mínima que es importante el acudir rápidamente el médico. La clave está en observar la salud del pequeño y ver como no aumenta de peso a pesar de ir creciendo. En tal caso es aconsejable el acudir al médico para que lo examine y ver si de verdad come demasiado poco para la edad que tiene.

Te puede interesar