Menú
7 cosas que debes enseñar a tus hijos antes de la adolescencia
7 cosas que debes enseñar a tus hijos antes de la adolescencia

EDUCACIÓN

7 cosas que debes enseñar a tus hijos antes de la adolescencia

La educación de los hijos es un trabajo a tiempo completo, desde que nacen hasta que se convierten en adultos.

La educación y crianza de los hijos es un trabajo a tiempo completo, desde que nacen hasta que se convierten en adultos independientes. Cuando son muy pequeños, los padres y las madres invierten todos sus esfuerzos en enseñarles todo tipo de aprendizajes, cómo atarse los zapatos, cómo vestirse ellos solos, cómo coger bien el tenedor para comer correctamente etc. Sin embargo, a medida que los hijos van creciendo y ganando autonomía, olvidamos enseñarles algunas cosas que serán fundamentales en su futuro.

Cosas esenciales que necesitarán aprender para manejarse en cualquier entorno, incluso cuando tú no estés cerca para encargarte de todo. De forma que, tus hijos crezcan como adultos preparados, autónomos e independientes y sean capaces de solucionar cualquier problema ellos mismos.

Cosas básicas que deben saber los niños antes de la adolescencia

Además de aprender valores fundamentales desde que son pequeños, los chicos tienen que aprender otras cosas que les ayudarán a crecer y desarrollar todas sus capacidades.

Saber cocinar es una habilidad esencial y muchos padres lo pasan por altoSaber cocinar es una habilidad esencial y muchos padres lo pasan por alto

  1. Cocinar: Saber cocinar es una habilidad esencial y muchos padres lo pasan por alto. Hoy en día los chicos salen antes de casa, estudian en otras ciudades o países, viajan con sus compañeros y se desenvuelven de forma muy diferente a la de hace algunas décadas. Para que los chicos puedan alimentarse bien, de forma saludable y sean capaces de hacerlo por ellos mismos. Asegúrate de enseñarles algunas técnicas básicas, cómo limpiar y preparar ciertos alimentos, las normas de limpieza para evitar intoxicaciones alimentarias etc. Todo lo que creas que puede ayudar a tu hijo a manejarse por sí mismo en la cocina al llegar a la adolescencia.
  2. Ser organizados: Quizá tú mismo tengas problemas de organización y quizá sea esa la razón principal por la cual debes enseñarle a tu hijo a ser organizado antes de llegar a la adolescencia. Ser organizado es una gran habilidad que le ayudará en sus estudios, en su vida laboral, en la planificación de su hogar, su economía y en cualquiera de los aspectos de su vida.
  3. Higiene: Parece una obviedad, pero la realidad es que muchos chicos llegan a la adolescencia sin saber muy bien cómo deben cuidar su higiene. Y no se trata de que sean más o menos limpios, es que simplemente no saben cómo hacerlo. El cuerpo de los chicos va cambiando y al llegar a la adolescencia, sufren una serie de cambios hormonales que no siempre saben gestionar. Al llegar a la adolescencia, los chicos y chicas deben saber cómo lavarse bien el pelo, como cepillar correctamente sus dientes y por supuesto, tener el hábito de hacerlo cada día.
  4. Los niños no saben de dónde viene el dineroLos niños no saben de dónde viene el dinero

  5. Economía doméstica: Los niños no saben de dónde viene el dinero, ni a dónde va cada mes. No son conscientes del valor del dinero y es algo que deben aprender antes de la adolescencia. Conceptos como el ahorro, el gasto, salario etc, son imprescindibles para que los chicos sean capaces de valorar el dinero, hacer un consumo responsable y ser conscientes de lo que cuesta ganar cada céntimo.
  6. Responsabilidad: Ser responsables de sus actos y ser conscientes de que cualquier acto conlleva una consecuencia. Responsabilidad también consiste en respetar las normas, en aceptar que las cosas no son siempre como uno desea. Asumir sus obligaciones porque esa es su responsabilidad, ya sea al cuidado de sus cosas, su formación académica o su futuro trabajo. Para todo ello, es esencial ser responsable.
  7.  La empatía es la capacidad de ponerse en la piel del otroPie de foto

  8. Sexualidad: Hoy en día los chicos obtienen todo tipo de información a través de Internet, y por ello muchas veces los padres pasan por alto lecciones tan importantes como la educación sexual. Sin embargo, esta es una tarea de los padres como muchas otras que forman parte de la educación. No hay nadie mejor que tú para enseñarle a tu hijo lo que es el sexo responsable, consentido y seguro. Nadie podrá explicarle como tú, que son las enfermedades de transmisión sexual y cuáles son sus riesgos y consecuencias, qué es un embarazo no planificado y lo que cambia la vida cuando tienes hijos sin estar preparado. En la educación sexual también debes incluir el respeto por la otra persona. Que siempre, SIEMPRE, el sexo debe ser consentido y deseado por las personas que participen en el acto. Y que, ante cualquier duda, siempre podrán contar contigo para resolver con naturalidad todas sus preocupaciones.
  9. Empatía: La empatía es la capacidad de ponerse en la piel del otro, un valor fundamental para poder relacionarse con otras personas, en cualquier entorno social. Pero la empatía no se aprende si nadie te la enseña. Los niños deben aprender a reconocer las emociones, en sí mismos y en los demás. Desarrollar la empatía evitará que sean egocéntricos, porque así serán capaces de valorar a todos los seres vivos, a los que son como ellos, a los que son diferentes, a los que andan a cuatro patas o los que nacen de la tierra.

Educar a los hijos es un trabajo que no termina cuando dejan de ser bebés, es una labor para toda la vida.

Te puede interesar