Menú
Cómo es la vida del bebé en tu útero: mes a mes
Cómo es la vida del bebé en tu útero: mes a mes

BEBÉS

Cómo es la vida del bebé en tu útero: mes a mes

Durante 40 semanas aproximadamente se va a producir la gestación y en ellaeEl feto poco a poco va formarse.

¿Estás embaraza? Durante este periodo de tiempo de 9 meses vas a experimentar grandes cambios, tanto físicos, como mentales o de comportamiento. Tus hábitos van a cambiar para adaptarte a todo lo que supone el embarazo. Sin embargo, no solo vas a experimentar tu este proceso, ya que el bebé que se está gestando en el útero también va a crecer, evolucionar y desarrollarse.

Durante 40 semanas aproximadamente se va a producir la gestación. El feto poco a poco va formándose y adquiriendo el aspecto de un bebé. También se van desarrollando sus órganos y lo podrás comprobar a través de las distintas ecografías que te van a realizar antes del parto. Para que te hagas una idea de cómo es la vida de tu bebé en el útero durante el embarazo, te vamos a contar los principales detalles.

Durante 40 semanas aproximadamente se va a producir la gestaciónDurante 40 semanas aproximadamente se va a producir la gestación

Primer mes de embarazo

Lógicamente, para que se produzca el embarazo primero se ha tenido que producir la fecundación, es decir, ese proceso en el que el espermatozoide y el óvulo se fusionan para crear lo que va a ser una nueva vida.

Lo primero que hay que decir es que normalmente la mujer descubre que está embarazada unas tres semanas después de que se ha producido la concepción. Los síntomas más normales son nauseas por la mañana, pechos hinchados y doloridos, cansancio y, por supuesto, retraso en la menstruación.

En estas primeras semanas de embarazo todavía no podemos hablar de bebe, sino de embrión. Cuando está fecundado el tamaño no llega ni a 1 milímetro, aunque ya está determinado tanto su género como sus rasgos. Sin embargo, el tamaño va creciendo rápidamente, 1 mm al día más o menos. Además, se comienzan a formar el corazón y el cerebro, aunque es de tamaño muy pequeño, y también el sistema nervioso se empieza a crear.

Segundo mes: de la quinta a la octava semana

Al entrar en el segundo mes, más o menos a la quinta o sexta semana, el embrión mide ya unos 2 milímetros. Quizás lo más destacado e importante sea que comienza a latir el corazón del bebé.

También se desarrollan los músculos y los órganos. Las extremidades, es decir, piernas y brazos, todavía son muy cortas, aunque al final del segundo mes se puede diferenciar bien la cabeza y el cuerpo, por lo que empieza a adquirir un aspecto más reconocible. También al final, hacia la octava semana, el bebé mide ya unos 4 cm.

Tercer mes: de embrión a feto

Durante las semanas de este mes se van a seguir definiendo las piernas y brazos, que se van a observar con mucha más claridad. También se producen otros cambios, como que los ojos se sitúan en el centro del rostro o que la cabeza se va redondeando.

Además, comienzan a funcionar las glándulas tiroides y el páncreas del feto. También vas a notar más movimiento en la barriga, ya que comienza a moverse y temblar de forma involuntaria, pues sus pulsaciones son muy altas. Incluso, él mismo puede sentir estímulos en la piel. Al finalizar este periodo, el bebé mide unos 7 u 8 centímetros.

Cuarto mes: 15 centímetros y 100 gramos

Durante este mes vas a notar grandes cambios y diferencias. Lo principal es al forma que adquiere el bebé, ya mucho más proporcionada, es decir, la cabeza ya no ocupa la mayoría del espacio, sino que el resto del cuerpo está creciendo.

También vas a notar muchos movimientos en el vientre, pues las vías nerviosas están unidas y él puede moverse y girarse con totalidad libertad. Además, puedes comenzar a hablar con él, ya que comienza a reaccionar a la luz y sonidos.

Quinto mes: sexo del bebé

Una de las cosas que esperan los padres con más impaciencia, en la mayoría de los casos, es el momento en el que el ginecólogo anuncia el sexo del bebé. Es verdad que hay personas que prefieren no saberlo hasta que nazca, aunque muchas veces la incertidumbre nos supera y acudimos a la radiografía para saber este dato de nuestro futuro hijo. Esto tendrá que ser en la semana 20, aproximadamente, por lo que se corresponde con el final del quinto mes y principios del sexto mes de embarazo.

Por ello, el bebé está experimentando cambios y crecimientos muy rápidos, llegando a medir unos 25 centímetros y pesar unos 300 gramos. Otro aspecto importante es el desarrollo del gusto, por lo que ya se puede saber que le gusta y que no, mostrando agrado y desagrado.

Sexto mes de embarazo: un juguetón

Como hemos señalado, en este mes el sexo del bebé ya es visible al 100%. Además, está en una etapa un poco juguetona, ya que se sigue moviendo mucho, le puedes pillar en una ecografía incluso chupándose el dedo, también jugando con el cordón umbilical, etc.

Por tanto, sentidos casi desarrollados, como el oído y el gusto, pero otros no tanto, como la vista, que tendrá que esperar hasta que nazca para perfeccionarse. En el sexto mes el bebé mide 30 cm y pesa algo más de 600 gramos.

Séptimo mes: empezando el último trimestre

El feto comienza una última etapa, el último trimestre antes de salir del vientre de su madre. Para ello tiene que ganar el peso necesario y posicionarse correctamente para el momento del parto.

En este mes ya escucha cualquier ruido, incluso los procedentes de la calle. Lo más significante de estas semanas es que en cualquier momento abrirá los párpados por primera vez y será sensible a la luz. El bebé también almacena hierro, calcio y fósforo para sus huesos. Ya mide casi 40 cm y supera el kilo de peso.

Durante el octavo y noveno mes, el bebé va a ganar unos 200 gramos por cada semanaDurante el octavo y noveno mes, el bebé va a ganar unos 200 gramos por cada semana

Octavo mes: comienza a ganar mucho peso

Durante el octavo y noveno mes, el bebé va a ganar unos 200 gramos por cada semana, por lo que ya a va a coger la forma adecuada, pero también va a suponer que se vaya quedando con poco espacio en el útero, por lo que los movimientos irán disminuyendo también.

Si el bebé nace durante este mes podrá vivir sin ningún problema, a pesar de que sea un bebé prematuro. Eso sí, tendría que ser medicado para que terminen de madurar sus órganos. Mide unos 45 centímetros y pesa unos 2 kilogramos.

Noveno mes: últimos momentos en el útero

Como hemos señalado, el bebé se va a girar y se va a colocar boca abajo para prepararse para el parto. Tiene muy poco espacio para moverse, pues ha alcanzando los 50 centímetros y también los 3 kilos de peso.

En este mes ya tiene su propio sistema inmunitario, independientemente del de la madre, y está perfectamente desarrollado, con los pulmones listos. A partir de aquí y, una vez que la madre haya dilatado unos 10 cm, el bebé podrá salir al exterior. Comienza una nueva vida para él y la madre.

Te puede interesar