Menú
¿Cuánto tiempo debe pasar un bebé prematuro en el hospital?
¿Cuánto tiempo debe pasar un bebé prematuro en el hospital?
ESPERANDO AL BEBÉ

¿Cuánto tiempo debe pasar un bebé prematuro en el hospital?

Tener un bebé prematuro te genera mucho miedo a si estará bien de salud, pero también la pena de no poder volver a casa con tu recién nacido.

Uno de los momentos más duros para cualquier padre o madre, ya sea primerizo o no, es cuando su bebé es prematuro. Porque, por regla general, esto suele indicar que deberá pasar un tiempo (aproximadamente unas semanas) en el hospital, y los progenitores tendrán poco tiempo para verlo. Habrá unos horarios de visitas muy determinados, habrá que vigilar unas posibles complicaciones teniendo en cuenta que el bebé es prematuro, y todo esto hará que esas semanas sean un auténtico suplicio. Es algo que, por supuesto, pasará y tendrá un final feliz, pero serán unos días que tendrán que vivirse necesariamente.

Tener un bebé prematuro es muy, muy complicado. Sobre todo por la implicación sentimental hará que todo sea más difícil; habrá momentos de miedo, mucho tiempo de duda, y días en los que se verá mucho más fácil tirar la toalla que continuar con la lucha. Pero es necesario que tengas algo presente: pasará. Pasará, y pronto tendrás a tu bebé en casa, contigo, y todo eso no será más que un recuerdo que olvidar. El tiempo pasa mucho más rápido de lo que puedas imaginar, y aunque una semana te parezca eterna, en nada todo habrá terminado.

Para que el bebé salga de la incubadora se debe esperar a que coja al menos 2 kg de pesoPara que el bebé salga de la incubadora se debe esperar a que coja al menos 2 kg de peso

Una de las grandes dudas de los padres prematuros es... ¿Cuánto tiempo tendrá que estar un bebé en el hospital? Para responder esa pregunta estamos hoy aquí, y, sobre todo, para tranquilizar a esos padres que están viviendo una situación así: la incubadora les ayudará a sobrevivir, pese a que parezca una jaula de tortura.

El hospital será su hogar unas semanas

Lo primero que debes saber es que, en estos últimos veinte años, el índice de superviviencia de los bebés que nacen con menos de un kilo ha subido de forma exponencial. Si antes sobrevivían solo un veinte por ciento de los bebés que nacían con este tiempo, los avances médicos han conseguido que sobrevivan un ochenta por ciento de los bebés prematuros.

Es fundamental la labor del hospital en este sentido, con lo cual hay algo que debes tener claro: este tiempo en la incubadora le ayudará. Pese a que a ti te dé miedo, te llenen de incomodidad todos esos sensores, esa posible ventilación asistida, la alimentación por vía intravenosa... Todo eso hará que tu bebé prematuro viva, y tenga un futuro muy prometedor.

Pero, ¿cuándo podrá el bebé salir por fin del hospital? Todo depende de muchas variables: depende de hasta qué punto sepa respirar y alimentarse por sí mismo, y de si sabe controlar la temperatura. Normalmente, se suele tener en cuenta también el peso del bebé: hasta que no alcanza los dos kilogramos, el hospital suele ser el mejor sitio para ese pequeño prematuro. Es al alcanzar los dos kilogramos que se considera que el bebé será capaz de sobrevivir fuera de ese entorno controlado, y que se les da a los padres la posibilidad de llevarse al bebé a casa.

No perderás el vínculo con tu bebé aunque tenga que estar ingresadoNo perderás el vínculo con tu bebé aunque tenga que estar ingresado

Mas hay que tener en cuenta que no todos los bebés prematuros pasan el mismo tiempo en la incubadora, pese a que nazcan más o menos al mismo tiempo. Depende mucho de las características que presente cada bebé, y no es lo mismo un bebé prematuro que en el octavo mes de embarazo ya pese dos kilos y medio a que, en ese mismo momento, otro bebé nazca con un kilo y medio. Además, depende mucho de la madurez que hayan alcanzado sus funciones esenciales.

La incubadora no es el fin de tu vínculo con el bebé

El hecho de que un bebé pasé sus primeras semanas en el hospital no implica, necesariamente, que tu vínculo con él vaya a perderse. Podrás visitarle siempre que sea posible, podrás acompañarle en su proceso de sanación, y cuanto más colabores con los médicos, más fácil será todo.

Esas semanas pueden acabar siendo muy largas, o pueden pasar muy rápido, dependiendo de tu actitud. Por supuesto que no es una situación fácil, pero es algo que, como ya hemos indicado anteriormente, pasará, y todo acabará. Pronto, tu bebé estará en casa, contigo, ¡y todo esto habrá pasado!

Te puede interesar