Menú
El masaje perineal puede prevenir desagarros en el parto
El masaje perineal puede prevenir desagarros en el parto

PARTO

El masaje perineal puede prevenir desagarros en el parto

Durante el parto, el cuerpo de la mujer se somete a un esfuerzo difícil de describir. Incluso se expone a desgarros y lesiones dolorosas y muy incomodas.

El masaje perineal es una técnica que se utiliza desde hace muchos años, con el fin de preparar el canal de parto aumentando su elasticidad. Si se realiza correctamente y durante un tiempo previo a la hora del alumbramiento, el masaje perineal puede ser realmente efectivo para evitar desgarros y posibles episiotomías con sus correspondientes puntos de sutura. Algo que complica la recuperación tras el parto y ralentiza el periodo de adaptación a la nueva situación.

Gracias al masaje perineal se ablandan los tejidos vaginales y de la zona del periné, se favorece la elasticidad de la piel y se relajan los músculos. Con esta técnica no solo estarás ayudando a tu cuerpo a prepararse para la llegada de tu bebé, sino que además, tu recuperación será más rápida y eficaz.

Por qué es beneficioso el masaje perineal

Durante el parto, los tejidos del periné se tensan por la distensión de la vagina, para dar cabida a la llegada del bebé. Si la zona no es lo suficientemente elástica, puede sufrir un desgarro natural o el médico puede hacer un pequeño corte para que pueda darse la expulsión del bebé.

La diferencia es que si el tejido se desgarra de forma natural, lo normal es que lo haga siguiendo la línea que divide naturalmente las fibras musculares. Por lo que la recuperación es más rápida y con menos riesgo de sufrir después las molestias de la incontinencia urinaria.

Durante el parto, los tejidos del periné se tensan por la distensión de la vaginaDurante el parto, los tejidos del periné se tensan por la distensión de la vagina

Las consecuencias tanto de la episiotomía como del desgarro natural, es que no solo se romperá la piel, a la vez se estarán rompiendo músculos que no se podrán reparar después. De forma que la zona pélvica y la vagina de la mujer quedará debilitada, lo que en el futuro puede acarrear por ejemplo perdidas de orina, entre otras cosas.

Con el masaje perineal, una técnica sencilla que una vez controles realizarás de forma rápida y sencilla cada día, estarás favoreciendo la elasticidad de los tejidos del perineo. Si el músculo es más flexible, menos probabilidad existirá de desgarro natural y a la vez también habrá menos riesgo de tener que realizar episiotomía.

Cuando comenzar con el masaje perineal

Lo recomendable sería que comenzaras con el masaje perineal alrededor de la semana 32. Para que sea realmente eficaz, debes realizarlo por lo menos una vez al día hasta que llegue el momento del parto. Además, deberás utilizar algún aceite que sea especialmente hidratante como el aceite de almendras dulces, la rosa mosqueta o si lo deseas, puedes adquirir algún aceite específico para la zona perineal.

Esta técnica es completamente segura tanto para ti como para tu bebé, por lo que no debes temerlo si lo haces teniendo en cuenta todas las recomendaciones y cuidados. Pero nunca está de más que lo consultes con tú médico por si puedes sufrir alguna circunstancia especial, que contraindique el masaje perineal en tu caso en concreto.

Si has comenzado las clases de preparación al parto, es posible que tu matrona haya dedicado una charla para hablar de la importancia de realizar el masaje perineal. Por lo que debes ser consciente de lo beneficioso que puede ser para ti y para una zona tan delicada como lo es la vaginal.

Algunos consejos para realizar el masaje perineal

El masaje perineal puedes realizarlo tú misma o puede hacerlo tu pareja. De cualquiera de las formas será beneficioso. Si lo realizas tu misma, será una ocasión perfecta para familiarizarte con tu cuerpo si no lo habías hecho nunca. Te dedicarás unos minutos cada día para realizarte tu masaje y podrás aprovechar para realizar los ejercicios de respiración que con seguridad tu matrona te habrá indicado.

Si por el contrario el masaje perineal te lo realiza tu pareja cada día, será una perfecta forma de involucrarle en el parto. Si es posible lo ideal es que lo haga contigo, porque así será consciente de todo el esfuerzo que tu cuerpo va a realizar. Y además estará colaborando, preparando tú cuerpo para evitar lesiones, y tu lo agradecerás durante tu parto y también durante tu recuperación.

Aquí podrás encontrar una completa guía sobre cómo se realiza el masaje perineal, pero si quieres saber algunas consejos previos, a continuación repasamos los más importantes.

- La higiene es fundamental. Antes de comenzar lávate muy bien las manos, asegúrate de tener las uñas bien cortadas y limadas para evitar posibles daños. Si del masaje se encarga tu pareja, explícale la importancia de estos detalles, es tu cuerpo y nadie como tú sabe la necesidad de tener estos cuidados.

- Vacía la vejiga antes de comenzar. Así no tendrás que interrumpir el masaje y podrás completarlo de forma correcta.

- Date una ducha o un lavado con agua caliente. Así también relajarás los músculos de la zona perineal y el masaje será aun más efectivo.

Siempre que el masaje perineal lo vaya a realizar tu pareja, es importante que también tenga toda la información al respectoSiempre que el masaje perineal lo vaya a realizar tu pareja, es importante que también tenga toda la información al respecto

Masaje perineal en pareja

Siempre que el masaje perineal lo vaya a realizar tu pareja, es importante que también tenga toda la información al respecto. Debe ser consciente de lo beneficioso que puede ser para ti, no debe tomarlo como un juego ya que aunque no deja de ser un momento intimo, realmente se trata de un masaje preventivo.

Por lo tanto antes de comenzar habla con tu pareja. Explícale las ventajas y los beneficios de esta técnica. Ver videos juntos, la guía que aquí puedes encontrar para seguir todos los pasos, puede ser de gran ayuda para que encontréis la mejor forma de realizarlo juntos. Buscad un lugar cómodo, relajaos y concentraos en realizar el masaje de forma correcta.

Consejos si vas a realizar tú misma el masaje perineal

Es posible que tengas que realizar tu misma el masaje perineal, ya sea porque no tienes pareja, porque no se encuentre cómoda realizando un masaje en una zona tan intima, o por el motivo que sea. No tengas miedo, puedes hacerlo tú misma.

Sigue todas las recomendaciones arriba mencionadas, busca un lugar tranquilo de tu hogar y piensa que gracias a realizar ese masaje estarás preparando tu cuerpo para traer a tu hijo al mundo de la forma menos traumática para tu cuerpo. No dudes en practicar esta técnica tan antigua y tan beneficiosa para las mujeres.

Te puede interesar