Menú
Mala crianza vs padres irresponsables
Mala crianza vs padres irresponsables

MALA CRIANZA

Mala crianza vs padres irresponsables

¿Es lo mismo una mala crianza que tener unos padres irresponsables? Te lo contamos a continuación.

No existe el padre o la madre que sepa qué hacer todo el tiempo para disciplinar correctamente a sus hijos. No existe la crianza perfecta, pero lo que sí existen son padres y madres que quieren lo mejor para sus hijos y que se esfuerzan para conseguir que se desarrollen de la mejor manera posible. La capacidad de respuesta y la exigencia de los padres ayudan a clasificar a los padres y sus estilos de crianza.

Existen 4 grupos de crianza y es necesario reconocerlos para saber si te encuentras en uno u otro grupo y que si lo consideras necesario, después de aceptar la situación, que seas capaz de encontrar la solución por el buen desarrollo de tus hijos.

Autoritarios son los padres controladores, demasiado estrictos e insensibles, mientras que permisivos son aquellos que permiten que sus hijos hagan lo que quieran, exigiendo poco. Los padres flexibles son aquellos que son firmes, pero al mismo tiempo cálidos. Por último, los padres no involucrados son los padres irresponsables y negligentes. No exigen nada porque no les importan sus hijos... o quizá sí que les importan pero no saben cómo criarles y prefieren centrarse en ellos mismos, siendo una paternidad egoísta.

Autoritarios son los padres controladores, demasiado estrictos e insensiblesAutoritarios son los padres controladores, demasiado estrictos e insensibles

La buena paternidad

En general, la crianza flexible se considera el mejor método de crianza de los hijos. Hasta ahora, este estilo de crianza ha demostrado ser el más exitoso porque se asocia con mayor frecuencia al desarrollo saludable del niño. Los padres flexibles tienden a brindarles a sus hijos opciones y oportunidades, y les brindan la calidez y la estabilidad emocional que necesitan, pero también establecen límites claros y les enseñan a obedecer las reglas.

Cuando las cosas se ponen difíciles no se bloquean ni tampoco usan el castigo, la amenaza o la agresión de ningún tipo. Esta forma tóxica de educar no va con ellos porque saben que no podrá proporcionar buenos resultados ni a corto ni a largo plazo. Abogan por una crianza basada en el respeto y amor hacia sus hijos, pero marcando límites que les ayudará a progresar y crecer de manera segura, responsable y civilizada.

Mala crianza de los hijos

Para ser considerado un buen padre, debes ayudar a tu hijo a mantener su salud, debes criarlo con mucho afecto y consistencia, apoyar la comunicación, establecer límites razonables y predicar con el ejemplo. Cualquier cosa que se aleje de estos principios básicos generalmente se considera mala crianza de los hijos. Los estilos como autoritario, permisivo y no involucrado son comúnmente mal vistos y se sienten como estilos de crianza negativos.

Crianza Irresponsable

Los padres irresponsables son aquellos que se ponen a sí mismos en primer lugar, que a menudo arriesgan el bienestar de sus hijos y que no dan el ejemplo adecuado. Este tipo de crianza cae en la misma categoría que la crianza no involucrada. . Los padres irresponsables tienden a ser egocéntricos y, como resultado, negligentes. 

A menudo no se hacen responsables de la crianza del niño debido a la falta de cuidado e interés. Esto puede ser el resultado de que se vean abrumados por la tarea principal que enfrentan o el resultado de la mera irresponsabilidad e indiferencia.

Los padres irresponsables a menudo están emocionalmente desconectadosLos padres irresponsables a menudo están emocionalmente desconectados

Mala crianza de los hijos vs padres irresponsables

La mala crianza de los hijos puede referirse a un control excesivo, falta de afecto, egoísmo, permisividad extrema, falta de comunicación y otras tácticas incorrectas similares de crianza de los hijos. Los padres irresponsables generalmente se consideran malos padres principalmente debido a su naturaleza despectiva e insensible. 

Los padres irresponsables a menudo están emocionalmente desconectados de tal manera que pueden someter a sus hijos a muchos riesgos, tanto físicos como psicológicos...

Si crees que tu estilo de crianza no es como debería ser, puedes buscar ayuda profesional para que te ayuden, mediante unas pautas a conseguir mejoras.

Te puede interesar