Menú
Cómo crece tu hijo durante el primer año de vida
Cómo crece tu hijo durante el primer año de vida

CRECIMIENTO

Cómo crece tu hijo durante el primer año de vida

Si tienes un bebé de menos de un año es más que probable que quieras saber cómo será su primer año de vida.

El primer año de vida de un niño es una etapa de crecimiento y cambio constante. Los bebés comienzan a recopilar toda la información del mundo para darle sentido y lo hacen a través de sus 5 sentidos. Un bebé avanza muy rápido y van alcanzando los hitos del desarrollo en poco tiempo. Durante el primer año son muchas las influencias que permiten que el niño avance más rápido. La paternidad, la nutrición, la unión emocional, el juego y la genética son solo algunos de los innumerables factores que ayudarán a formar el primer año de vida de un niño.

El bebé en crecimiento

El seguimiento del crecimiento físico durante el primer año de vida es una forma importante de controlar la salud del niño en desarrollo. Debido a que el crecimiento físico se produce tan rápidamente durante el primer año, la mayoría de los médicos sugieren realizarse seguimientos mensuales. 

Esto permite a los profesionales médicos determinar si el crecimiento de un niño está bien encaminado, así como detectar posibles señales de problemas. Un seguimiento médico mensual estándar generalmente implica pesar y medir al bebé para asegurarse de que está ganando peso y creciendo normalmente. También se recomienda a los padres que estén atentos a los hitos del desarrollo físico para garantizar que sus hijos alcancen ciertas habilidades y capacidades para una edad determinada.

De 3 a 6 meses

Durante los primeros tres meses de la vida de un bebé, crecerá aproximadamente el 20% de su tamaño y aumentará de peso en aproximadamente el 30%. El niño también aprenderá a reconocer el olor del cuidador, a ser más consciente de sus propias manos y responderá a los estímulos que encuentre calmantes. Entre las edades de 3 a 6 meses, el desarrollo físico se pone en marcha. Además de doblar el peso al nacer, la mayoría de los niños aprenden a rodar de atrás hacia adelante, se sientan con apoyo, pasan los juguetes de una mano a la otra, hacen ruidos de balbuceo y siguen un objeto con los ojos.

Durante los primeros tres meses de la vida de un bebé, crecerá aproximadamente el 20% de su tamañoDurante los primeros tres meses de la vida de un bebé, crecerá aproximadamente el 20% de su tamaño

De 6 a 9 meses

Los padres a esta edad comienzan a notar muchos cambios en la vista, audición y movilidad de su pequeño paquete de alegría. Los niños pueden sentarse sin apoyo, buscar juguetes frente a ellos e incluso gatear. 

A medida que mejora su destreza, también lo hace su capacidad para agarrar y jugar con juguetes. En este punto del desarrollo, la visión de un niño es casi tan clara como la de un adulto. Los padres también notarán que sus hijos comienzan a mostrar preferencias definidas de sabor, mostrando su disfrute de ciertos alimentos mientras expresan su descontento con alimentos que no les gustan. 

De 9 a 12 meses

En los últimos tres meses del primer año, los niños pesan aproximadamente tres veces más que cuando nacieron y han crecido bastante. Muchos niños aprenderán a levantarse sin ayuda y comenzarán a dar sus primeros pasos en casa, cogiéndose de varios objetos para sentir el apoyo.

En los últimos tres meses del primer año, los niños pesan aproximadamente tres veces más que cuando nacieronEn los últimos tres meses del primer año, los niños pesan aproximadamente tres veces más que cuando nacieron

Avances en el desarrollo infantil

El crecimiento normal del lactante se da por sentado, pero hace apenas un siglo, hasta el 35% de los recién nacidos morían antes de cumplir los 7 años. Durante ese tiempo, las enfermedades infecciosas como la tos ferina, el sarampión, la viruela y la poliomielitis representaban una amenaza muy real para el niño en desarrollo, lo que les ponía en peligro de complicaciones neurológicas, problemas físicos e incluso la muerte. La mayor conciencia sobre los riesgos de enfermedades, la mejora de la nutrición y el mejor saneamiento han contribuido al aumento de la mortalidad infantil en los últimos 100 años.

Sin embargo, las vacunas son la principal razón para la mejora de la supervivencia infantil actual. Una vacuna implica darle al niño una sustancia que estimula el sistema de defensa del cuerpo nuevamente contra enfermedades infecciosas específicas. Cuando piensas en las vacunas, probablemente pienses en las inyecciones que la mayoría de los niños reciben cuando son bebés y antes de comenzar la escuela. Sin embargo, las inmunizaciones pueden administrarse de varias maneras. Además de las inyecciones, la inhalación (inhalación de la sustancia a través de la nariz) y la ingestión (ingerir una sustancia que contiene una vacuna oral) también son métodos bastante comunes de administración de inmunizaciones. En algunos casos, los niños pueden contraer una enfermedad, como la varicela, que luego los hace inmunes en el futuro.

Te puede interesar